Noticias

Recorte a la salud es decisión unilateral y preocupa.- Obispo de Irapuato

Monseñor Enrique Díaz señala que preocupa los recortes del sector salud.
 

Avatar del

Por: Fátima Escalante

El Monseñor Enrique Díaz pide no solo proclamarse del pueblo si no sumar esfuerzos y no dividir. Foto: am

El Monseñor Enrique Díaz pide no solo proclamarse del pueblo si no sumar esfuerzos y no dividir. Foto: am

Irapuato.- El Gobierno de la República debe hacer más que solo proclamarse del pueblo y buscar sumar esfuerzos en lugar de dividir, opinó el obispo de la diócesis de Irapuato, Monseñor Enrique Díaz Díaz.


Enfatizó que los recortes al presupuesto del sector salud sí son preocupantes.  

El Obispo destacó que la presencia del gobierno federal con estados y municipios debería ser más notoria y las decisiones deberían ser mejor planeadas, buscando el beneficio de la comunidad. 

La presencia del presidente de la república en nuestro estado debería estar muy en coordinación con las autoridades tanto gubernamentales como locales de los municipios, sí preocupa estos recortes a la salud, estos recortes al personal y estas decisiones que parecen tomadas unilateralmente, y que no se toma en cuenta la necesidad, ni la vivencia, quienes están al frente de estas instituciones”, opinó.
 
Reiteró que confrontar al pueblo no traerá resultados positivos. 

No basta con decir que se está por el pueblo, para de verdad estar por el pueblo, y no basta, ni es bueno manipular, ni confrontar al pueblo, necesitamos sumar, necesitamos unir, necesitamos tenerlo muy en cuenta", manifestó. 

Además llamó a revisar a fondo la situación de la refinería de Salamanca, una fuente de empleo pero también de severa contaminación.  

Día para orar

El próximo 9 de junio como parte de la conmemoración del día de pentecostés, se realizará en las instalaciones del INFORUM Irapuato, un día para orar y reflexionar en favor de la paz. 

El obispo de la diócesis de Irapuato, Monseñor Díaz Díaz señaló que ciudadanos debemos buscar la paz en medio del caos y pedir por la mejora de la situación de violencia actual, tal como Cristo le pidió a sus discípulos antes de la crucifixión. 


 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?