Noticias

Expertos reprueban estudio de Impacto Ambiental de Santa Lucía

Expertos analizaron la Manifestación de Impacto Ambiental que presentó la Sedena ante la Semarnat y fue reprobada.
 

Avatar del

Por: Redacción

Las obras de Santa Lucía no pueden arranca sin la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Foto: Especial

Las obras de Santa Lucía no pueden arranca sin la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Foto: Especial

CDMX.- Santa Lucía está reprobado. La manifestación de impacto ambiental, que requiere para iniciar obras, no alcanza nada aprobatorio, pues de una escala de 0 a 10, expertos le dan apenas 2.

Según Reforma, expertos encontraron al menos 52 errores u omisiones y en caso de que la Semarnat aun así decida aprobarla, sería fácilmente impugnable.

El biólogo Juan Ricardo Juárez, en entrevista para Reforma, dijo que "si hubiera dicho 1.5 (de calificación), estaría mintiendo". El biólogo adelantó que de aprobarse habrá fácilmente impugnaciones.

Reforma señala que expertos de la Academia Mexicana de Impacto Ambiental (AMIA) sostuvieron un encuentro en el que analizaron la MIA regional del Aeropuerto de Santa Lucía que presentó la Sedena ante la Semarnat. 

Los errores

Entre los errores de la MIA es que no presenta estudios que sustenten la viabilidad de abasto de agua para el diseño, operación y funcionamiento del aeropuerto.

No se cuantifica el volumen de residuos ni la estrategia de manejo y disposición final para la demolición de instalaciones de la Sedena. Tampoco los sitios de tiro para el cascajo.

Tampoco se cuantifica los residuos sólidos que generará el Aeropuerto en su operación, solo que serán manejados por los municipios, pero no existe estrategia para ello.

La MIA no describe el trazo ni obra de la vía de interconexión entre el Aeropuerto de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. 

Contraviene seis disposiciones de aviación 

También se evidenció que el proyecto contraviene seis disposiciones de la Organización para la Aviación Civil Internacional (OACI). Entre ellas la presencia del Cerro de Paula, que limita y pone en riesgo la operación de las pistas.

La presencia de un Centro de Confinamiento de Residuos Peligrosos Radioactivos del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, la indefinición de los conos de aproximación y despegue, la ausencia de un programa de manejo del riesgo aviar, así como carencias de lineamientos y programas para enfrentar el cambio climático.

Por consiguiente el Aeropuerto Santa Lucía no podría ser certificado por la OACI.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?