Noticias

Reseña Copa América 2019 Mar de Plata

Avatar del

Por: Redacción AM

Reseña Copa América 2019 Mar de Plata

Reseña Copa América 2019 Mar de Plata

Por fin llegó el día del vuelo: 10 de marzo de 2019. El día de ayer, una vez más el ritual de la preparación de maletas, con la preciosa ayuda de mi esposa María, que no solamente colaboró con este tema, sino que me mandó cacahuates, pistaches, nopales, nueces, manguitos, etc., incluso, para compartir con mis amigos. Gracias princesita.
 
Como cada edición, esta tiene un tinte muy especial, ya que cada año se hace más compleja la labor en todos los sentidos, y me explico:
 
En primer lugar, como bien reza la frase: Dios siempre perdona, el hombre a veces, pero el tiempo nunca; viajo a Argentina con 43 años, recordando que la primera ocasión que participé en este certamen, tenía 30, uffff, qué rápido se va el tiempo caray. En aquel lejano 2006, en Antalya, Turquía, mi vida era otra, todavía no conocía a María y obviamente no habían aparecido en mi vida tres personitas muy importantes: Camila, Toño y María bebé. En este sentido, resulta muy importante la disciplina física, ya que cada año se vuelve más complicado estar a un nivel competitivo (hay que entrenar mucho y comer bien). Pero bueno, es una de las cuestiones que agradezco infinitamente a este torneo, ya que nos obliga a envolvernos en un círculo virtuoso.
 
También ha sido complicado armar el equipo para esta ocasión, pero como siempre, basados en un tema de amistad y complicidad, venimos 13 Mexicanos (probablemente 14 con Alex Olea que está definiendo todavía su arribo) a tierras gauchas a poner el nombre de México una vez más, muy en alto, a dejarlo todo en 5 partidos.
 
Con 5 estrellas en nuestro uniforme (3 mundiales y 2 copas américa), una vez más somos un rival a vencer, status que ya se ha hecho costumbre y lo aceptamos de manera muy cómoda y motivante. Nadie quiere que les toque en el grupo con nosotros.
 
Para el de la letra, es la 13ª edición participando en este torneo, y cada vez implica un reto mayor, por lo apuntado anteriormente. Esto es, volar tantos kilómetros fuera de casa, dejar a la familia, el trabajo, etc., es obvio que implica muchos sacrificios, pero que valen totalmente la pena, porque el futbol no se traduce en un simple juego, se trata de ser mejor persona, compañero, enfrentar tus demonios, reaccionar ante circunstancias que no dependen de ti mismo, estar atento, concentrado, competir contra ti mismo, contra los rivales, etc. Una chulada, lo que nos sigue formando este hermoso deporte.
 
Me parece que es muy importante en esta efímera vida, buscar resquicios de felicidad, si no es así, qué estamos esperando. Tengo la dicha y bendición de ser muy feliz en cada ámbito de mi vida, y sin lugar a dudas, venir a otro país, a jugar, reír, comer y dormir como si fuera mi cumpleaños, me cae de madre que vale la pena.
Hemos venido con estas intenciones, y claro está con el único propósito de ser ganadores y de traernos esta copa de regreso a tierras aztecas.
 
Hemos llegado a Buenos Aires, el martes volaremos a Mar de Plata, para estar presentes en el sorteo, y el miércoles será el silbatazo inicial de esta nueva edición.
 
Los mantendremos informados.
 
¡Vamos México!
 
Toño Aguilar -10-

Comentarios