Noticias

Se 'brinca' leyes fraccionamiento de diputado Sergio Fernando Ascencio

Diputado panista Sergio Ascencio inicia proyecto con permisos municipales y estatales, pero sin los federales.

Avatar del

Por: Jesús García López

La semana pasada fue clausurado el proyecto de La Cucursola. Foto: Jesús García López

La semana pasada fue clausurado el proyecto de La Cucursola. Foto: Jesús García López

Guanajuato.- El diputado federal panista, Sergio Fernando Ascencio Barba, con un permiso para derribar dos encinos y cambiar el uso de suelo de 800 metros de la Sierra de Santa Rosa, taló casi 6.8 hectáreas de una de las zonas boscosas. Su proyecto inicial era construir un hotel.

Pero, el legislador del PAN se brincó leyes federales y obtuvo del municipio de Guanajuato, un permiso para fraccionar 6.8 hectáreas de una zona ecológica considerada patrimonio nacional.

AM intentó entrevistar a Ascencio Barba, habló con su asistente en varias ocasiones, pero la respuesta fue que estaba ocupado.

La “licencia” para cambiar de hotel a fraccionamiento fue otorgada por otro panista, Juan Carlos Delgado Zárate, actual director de Medio Ambiente y Territorial del municipio de Guanajuato, el 11 de abril de 2019. El documento no es válido porque no cuenta con los permisos federales.

Otro funcionario panista, el entonces director general del Instituto Estatal de Ecología del Estado, Juan Ángel Mejía Gómez, ya le había autorizado la construcción de los accesos de la carretera a La Cucursola. Los encinos caían y entraba la retroexcavadora.

La Cucursola tiene una vista envidiable. Está muy cerca de la cima de una montaña que envuelve al pintoresco pueblo de Santa Rosa de Lima.

Blanca Cabrera Martínez, delegada de Santa Rosa de Lima. Foto: Jesús García López

El desarrollo lo realiza la empresa Loma de Irapuato, S.A. de C.V., propiedad del diputado Ascencio Barba. Ya cuenta con calles pavimentadas, jardineras, caseta de vigilancia, casa club, señalamientos viales y energía eléctrica. Sólo le falta agua potable. Tiene una superficie de 67 mil 680 metros cuadrados (6.7 hectáreas).

Los lotes que salieron a la venta son de 900 metros con costo de  tres mil pesos el metro cuadrado, es decir, 2 millones 700 mil pesos cada terreno.

El tráfico de influencias del diputado panista quien por cierto, no aparece en el padrón estatal de Acción Nacional, quedó al descubierto al crecer las protestas de los habitantes, unos 2,500 de Santa Rosa de Lima y comunidades vecinas.

Vista de La Cucursola desde el camino a la presa El Peralillo. Foto: Jesús García López

Hace más de un año exigieron al presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro, que detuviera el desarrollo porque temían quedarse sin agua. Actualmente reciben agua de la presa de Peralillo, cada tercer día y a determinadas horas. El agua no alcanzaría para los habitantes de un fraccionamiento residencial.

Navarro no atendió las demandas sino hasta ahora que se revisa el expediente. Ante Profepa no hizo algún trámite para fraccionar las 6.8 hectáreas. El único permiso con que cuenta es para tirar dos árboles y cambio de uso de suelo de 800 metros.

Esto fue ratificado con el documento oficial mostrado por un ex funcionario de la Semarnat quien mostró la copia firmada por el actual diputado local del partido Verde, doctor Israel Cabrera Barrón quien estuvo al frente de la delegación Guanajuato de febrero de 2013 a marzo de 2018.

Otros hechos que obligaron a las autoridades municipales a investigar los permisos de  La Cucursola son la intervención de dos grupos ambientalistas quienes pidieron una investigación  que culminó en la clausura de La Cucursola la semana pasada.

La protesta 

Con el cambio de hotel a fraccionamiento, el diputado Ascencio Barba obtuvo un permiso del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado para extraer de la presa El Peralillo. Pasaba de 700 metros cúbicos mensuales a mil 800 metros cúbicos.  

La decisión provocó mayor enojo de los habitantes de Santa Rosa de Lima que en un principio habían aceptado compartir el agua para el hotel y comenzó un movimiento de rechazo porque el Municipio consintió el cambio de proyecto.

En una investigación realizada por el portal de noticias POPLAB se reveló que el permiso para extraer más agua fue otorgado por José Lara Lona, sin consultar el cambio del proyecto a los habitantes de Santa Rosa.

Apoyan priistas 

Aunque La Cucursola no obtuvo los permisos ambientales del Gobierno Federal para su construcción, sí logró que también el apoyo de la administración priísta de Édgar Castro Cerrillo.

Entre el 2015 y el 2019 se aprobaron el Uso de Suelo, la Constancia de Factibilidad, la Traza en Régimen en Condominio Horizontal y la Constancia de Alineamiento y Número Oficial.

AM solicitó por Acceso a la Información copia de todos estos documentos, los cuales inicialmente fueron negados.

...Le sugerimos que sea más específico con los datos que requiere, ya que resultan insuficientes y obscuros dificultando la ubicación de los mismos”, respondieron.

Posteriormente se vieron obligados a entregar copia de los documentos en los que se demuestra que la administración del priísta Edgar Castro había aprobado desde el inicio, la construcción del fraccionamiento, sin tener facultades por tratarse de una área federal. 

Lotes en venta

En agosto del 2019 comenzó la promoción de la venta de lotes en perfiles de redes sociales, “La Cucursola Eco Residencial” en tres mil pesos el metro cuadrado con posibilidades de financiamiento.

La publicación fue bajada días después de que saliera una investigación sobre el desarrollo habitacional en una zona de preservación ecológica.

AM acudió para solicitar información sobre la venta de terrenos el pasado 28 de enero, antes de que fuera clausurado el fraccionamiento por la Profepa.

Una mujer que atendió en el área de estacionamiento, aseguró que la segunda semana de febrero comenzaría la venta de terrenos.

En el lugar, empleados de la urbanizadora realizaban obras en el área de la casa club, así como sobre las calles ya trazadas.  

Comunidad rechaza fraccionamiento

La población de Santa Rosa de Lima ha mostrado su rechazo a la construcción del fraccionamiento, por considerar que pone en riesgo el suministro de agua, aseguró la delegada Blanca Cabrera Martínez.

Se que vamos a luchar y que a lo mejor estemos solos, pero no si la gente se une, si voltean a vernos, este grito que estamos dando es realmente para pedir un apoyo, no están dañando solamente estas comunidades, está dañando todo el ecosistema, se supone que somos el pulmón de Guanajuato”, mencionó la mujer.

De lo sucedido aseguró que informó al Alcalde Alejandro Navarro, sin recibir una respuesta hasta el momento.

Le mandé un documento y del cual no he tenido ninguna respuesta, le informé lo que estaba sucediendo en la comunidad, que no estábamos de acuerdo porque se estaba haciendo una obra, que no sabíamos si tenían los permisos que se requieren y que estaba atentando contra el bienestar de mi comunidad”.

Recordó que desde el 2012 llegó Loma de Irapuato al predio La Rosita, para edificar un hotel, el Comité de Agua de Santa Rosa firmó un documento para autorizar el líquido, sin embargo el proyecto cambió a un fraccionamiento.

El documento dice que primero se va ha hacer un hotel y luego dan el giro, para hacerlo un fraccionamiento, entonces se les comenta que no pueden porque son giros diferentes y tiene que tener toda la documentación de los dos giros, no nada más de uno”.

Blanca Cabrera apuntó que por muchas décadas Santa Rosa padeció la escasez de agua, hasta que un benefactor donó parte de sus terrenos para habilitar la presa que ya existía desde 1860.

Luchamos muchísimo por la presa, esta persona (J.Cruz González) vio la necesidad de su pueblo y como sufría por la carencia de agua, entonces por el amor que tenía a Santa Rosa decide darle parte de su terreno a la comunidad para que se hiciera el proyecto de la Presa del Presa del Peralillo”.

Uno de los familiares de J. Cruz González que pidió no dar su nombre, aseguró que el documento de donación existe y es un usufructo vitalicio en favor de los habitantes de Santa Rosa de Lima que se firmó con el Gobierno del Estado durante la administración de Vicente Fox Quesada.

Explicó que en una de las cláusulas se acordó que el agua solo es para beneficio de los habitantes del poblado y no se podrá utilizar para ningún otro fin.

De violarse esta resolución los familiares de J. Cruz González podrían reclamar nuevamente los terrenos de la presa, aunque no lo harían por el momento hasta conocer qué pasará con el desarrollo inmobiliario.

Luego que habitantes de Santa Rosa corrieron al diputado Sergio Ascencio, este subió un video a redes sociales dirigido a ellos. Foto: Captura de video

'No existe ningún ecodicio'

A través de un video dirigido a los habitantes de Santa Rosa, y que comenzó a circular por redes sociales, el diputado Sergio Ascencio aseguró que con el proyecto La Cucursola no se está cometiendo un ecocidio.

El diputado estuvo en la comunidad para tratar de dialogar con los habitantes sobre su desarrollo pero fue corrido con insultos por ellos.

En su video el diputado asegura que La Cucursola es un proyecto que inició “desde el 2014 y en el que hemos seguido todo el proceso legal para poder ponerlo en marcha”.

Es un proyecto que está pensando en cuidar al ecología y el medio ambiente, ese es el valor más importante de La Cucursola, que sólo se contemplan 49 lotes que no tendrán drenaje que contamine el subsuelo y en el caso del agua estaremos buscando su permiso para poder acceder a ella”, indica.

Señala que La Cucursola  generará oportunidades para la comunidad, empleos y un desarrollo sustentable para la región.

No se dejen engañar, no existe ningún ecocidio, es un proyecto amigable con la flora y la fauna de la región, por eso estuve ahí con ustedes de frente para dar la cara, por que no tengo nada que esconder”, afirmó.

Y dijo que ha estado y estará dispuesto a dialogar y platicar con los habitantes de Santa Rosa.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?