Noticias

Se eterniza dúo policial... y Guanajuato sufre

Con la llegada de los encargados de la seguridad pública y de la Fiscalía General de Guanajuato, Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa Aguirre, respectivamente, los homicidios comenzaron a crecer en la entidad, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Álvar Cabeza de Vaca Appendini se convirtió en Secretario de Seguridad Pública en Guanajuato en 2012, y Carlos Zaparripa Aguirre llegó a la Procuraduría del estado en 2009, y desde entonces los homicidios aumentaron. Foto: Especial.

Álvar Cabeza de Vaca Appendini se convirtió en Secretario de Seguridad Pública en Guanajuato en 2012, y Carlos Zaparripa Aguirre llegó a la Procuraduría del estado en 2009, y desde entonces los homicidios aumentaron. Foto: Especial.

  • Carlos Zamarripa está al frente de la seguridad de Guanajuato desde 2009, y Álvar Cabeza de Vaca llegó en 2012

  • Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hay un repunte de asesinatos a partir del primer semestre de 2009, con la llegada de Carlos Zamarripa.

  • A pesar de la evidencia, cuentan con el respaldo del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Guanajuato.- A partir de la llegada de los actuales encargados de la Seguridad Pública y de la Fiscalía de Guanajuato, los homicidios comenzaron a crecer en la entidad, revelan estadísticas oficiales.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hay un repunte de ese delito a partir del primer semestre de 2009, coincidente con la llegada de Carlos Zamarripa Aguirre al frente de la entonces Procuraduría de Guanajuato.

El 23 de enero de ese año, en el Gobierno de Juan Manuel Oliva Ramírez, Zamarripa asumió como encargado de despacho, y en marzo fue ratificado como Procurador.

Ahora como Fiscal General, cargo al que llegó con el respaldo del actual Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, permanecerá en el puesto hasta 2028.

Foto: Especial.

Con Álvar no fue la excepción

El siguiente repunte de homicidios se dio hacia finales de 2012, una vez que Álvar Cabeza de Vaca Appendini se convirtió en Secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Miguel Márquez Márquez.

Desde 1998 y hasta antes de esas fechas, en el estado no se registraban más de 31 homicidios mensuales, pero desde 2009 comenzaron a reportarse hasta 60.

De 2012 a 2018, los homicidios rondaban los 100 casos mensuales.

En los últimos dos años, ya con el Fiscal Zamarripa y el secretario Cabeza de Vaca afianzados en sus cargos, el repunte se disparó por arriba de 150 homicidios mensuales, hasta los 308 casos en enero pasado.

Te puede interesar: Fiscal de Guanajuato omite datos de desaparecidos

A pesar de diversos señalamientos de ineficiencia y llamados para destituir a los funcionarios, el Gobernador Rodríguez Vallejo los ratificó en sus puestos.

En lo que va de 2020, ya van más de 2 mil 400 homicidios dolosos en el Estado.

Ayer, cinco policías murieron en una emboscada en la carretera Apaseo el Alto-Jerécuaro, con lo que suman 56 uniformados asesinados sólo este año en la entidad.

Carlos Zamarripa aclara que no renunciará a cargo

Pese a la exigencia de distintos sectores de la sociedad que exigen la renuncia del fiscal General de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre respondió que por responsabilidad no renunciará al cargo que el Congreso del Estado le otorgó por un periodo de 9 años.

No renunciamos porque somos sumamente responsables del cargo que nos fue conferido... “, recalcó.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?