Noticias

Tendrá una semana crítica el proceso de destitución de Donald Trump

Demócratas y republicanos entran a una fase importante de la batalla por la destitución del presidente Trump.

Avatar del

Por: Redacción

El presidente Donald Trump podría ser destituido de su cargo si el proceso en su contra se lleva hasta sus últimas consecuencias. FOTO: APEl presidente Donald Trump podría ser destituido de su cargo si el proceso en su contra se lleva hasta sus últimas consecuencias. FOTO: AP

El presidente Donald Trump podría ser destituido de su cargo si el proceso en su contra se lleva hasta sus últimas consecuencias. FOTO: APEl presidente Donald Trump podría ser destituido de su cargo si el proceso en su contra se lleva hasta sus últimas consecuencias. FOTO: AP

Estados Unidos.- Tras meses de investigaciones, rumores y calumnias, esta semana comenzaron las audiencias formales en el Comité Judicial de la Cámara de los Representantes, donde se determinará si procede el "impeachment", o la destitución de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.

De acuerdo al reporte de la Deutsche Welle en español, esta semana comenzarán las audiencias en las que tanto demócratas como republicanos expresarán sus conclusiones ante la investigación que argumenta que el presidente Trump buscó la intervención de Ucrania para que lo ayudara a perjudicar a Joe Biden, uno de los candidatos demócratas que se perfilan a enfrentarlo en las elecciones de 2020.

Esto significaría que el presidente habría buscado deliberadamente intervención extranjera para influir en las elecciones estadounidenses, lo que sería suficiente para destituirlo de su cargo inmediatamente, si es que el caso llega a los tribunales.

Sin embargo, se trata de un proceso largo y complicado. De entrada, se presentará el caso ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, por lo que se espera que en la votación oficial (que se llevaría a cabo antes de navidad) decidan llevar el caso a los juzgados.

Tras la aprobación de la Cámara de los Representantes, el caso pasará al Senado, donde la mayoría le pertenece a los republicanos, quienes, a no ser que haya una sorpresa, desecharían las acusaciones y detendrían el proceso contra Trump.

Los demócratas esperan que la investigación que llevaron a cabo desde septiembre, cuando se publicaron las transcripciones de las llamadas entre Trump y el presidente ucraniano, convenzan a sus rivales políticos, y que estos se atrevan a enjuiciar a Trump por cargos que van desde abuso de poder y corrupción hasta obstaculizar el trabajo del Congreso y de la justicia.

Por su parte, el presidente señala que se trata de una simple estafa, y que los demócratas intentan destituirlo a toda costa debido a que saben que no tienen un candidato fuerte que compita contra él en las elecciones del próximo año.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?