Noticias

Tras asesinatos de estudiantes, Iglesia católica alerta por violencia

Tras asesinato de dos jóvenes en CDMX, la Conferencia del Episcopado Mexicano alertó por violencia y urgió a autoridades a atender problema.

Avatar del

Por: Agencia Reforma

En el texto se informó que Leonardo fue un laico con trabajo apostólico constante y, tras concluir su maestría, tenía la intención de ingresar al seminario. Foto: Pixabay

En el texto se informó que Leonardo fue un laico con trabajo apostólico constante y, tras concluir su maestría, tenía la intención de ingresar al seminario. Foto: Pixabay

Tras los asesinatos de Leonardo Avendaño Chávez, graduado de la Universidad Intercontinental, y Norberto Ronquillo, de la Universidad del Pedregal, en la Ciudad de México, la Iglesia católica externó su preocupación por la violencia.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) consideró que el País experimenta un ambiente grave de inseguridad y miedo.

Expresamos nuestra cercanía y oración a la familia de Hugo Leonardo, así como a la de Norberto Ronquillo, joven estudiante, quien fue secuestrado y asesinado la semana pasada, y a todas las familias a las que les han sido arrebatados un ser querido", publicó en un comunicado.

En el documento, llamó a las autoridades civiles para que atiendan el problema de inseguridad que crece en territorio nacional.

En estos últimos tiempos hemos vivido situaciones de mucha violencia que han sido un verdadero calvario para ciudadanos y muchas familias en diversas partes del País", difundió en un escrito firmado por Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y vocero de la CEM.

Los obispos de México pidieron a los fieles y a la sociedad no ser indiferentes ante el dolor de los que sufren y seguir construyendo la paz.

Por su parte, la Arquidiócesis Primada de México aseguró que la violencia en el País se ha acrecentado en la Ciudad de México.

Los gobernantes están llamados a un esfuerzo adicional al que vienen realizando, para cumplir con uno de los elementos esenciales de su razón de ser: dar a los gobernados las condiciones necesarias para vivir seguros y en paz", externó en un comunicado firmado por el Cardenal Carlos Aguiar.

La Arquidiócesis opinó que los robos en las calles y el transporte público en la Zona Metropolitana lastiman a toda la jerarquía y laicos de la Iglesia católica, quienes son vulnerables como cualquier ciudadano.

La Arquidiócesis de México se duele profundamente, una vez más, por los crímenes que quitaron la vida a Norberto Ronquillo y a Hugo Leonardo Avendaño, al igual que por los hechos de injusticia y violencia que lastiman a las familias de muchos otros mexicanos, cuyos casos quedan en el anonimato", enfatizó.

En el texto se informó que Leonardo fue un laico con trabajo apostólico constante y, tras concluir su maestría, tenía la intención de ingresar al seminario para continuar su formación y servir al pueblo de Dios.

Se explicó que de 2009 a 2013 cursó el propedéutico y tres años de Filosofía con los Misioneros de San Carlos, popularmente conocidos como Scalabrinianos.

En 2013 pidió un tiempo de discernimiento, tras el cual no regresó a la congregación.

En tanto, se indicó, Norberto fue un joven de 22 años a punto de concluir sus estudios de Mercadotecnia, quien era muy querido por su familia, amigos y comunidad universitaria.

Nos comprometemos a trabajar de cerca, en lo que sea necesario, con las autoridades y organizaciones civiles, así como a generar una pastoral en las zonas de mayor violencia de la ciudad", sostuvo la Arquidiócesis.

La Universidad Pontificia de México (UPM) manifestó su fraternidad y condolencias con familiares, amigos y la Universidad Intercontinental por el asesinato de Leonardo Avendaño Chávez.

¡Basta ya! No queremos más sangre", publicó en un comunicado a nombre de Mario Ángel Flores Ramos, Rector de la UPM, y de toda la comunidad académica.

En esta nota:

Comentarios