VIDEO Exhiben maltrato de Guardia Nacional e INM a migrantes en Chiapas

Agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración fueron exhibidos maltratando a migrantes en Chiapas.

Avatar del

Por: Redacción

Los agentes de la Guardia Nacional y del INM sometieron con rodilla en cuello a uno migrante. Foto: Tomada de video.

Los agentes de la Guardia Nacional y del INM sometieron con rodilla en cuello a uno migrante. Foto: Tomada de video.

Agentes de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM) fueron exhibidos maltratando a migrantes en Chiapas.

El martes, las autoridades mexicanas persiguieron a migrantes por calles y edificios de Mapastepec, Chiapas, y los sometieron.

Los agentes migratorios incluso entraron a una iglesia para sacar de ahí a los extranjeros que se refugiaron para evitar ser detenidos.

Mientras elementos de la Guardia Nacional, con equipo antimotines, capturaban a otros que corrían por calles y parques.

ADEMÁS: Oscar Carrillo, el alguacil que con carretilla y bolsas recoge cadáveres de migrantes

'La rodilla, quítale la rodilla', señalan a autoridades por someter a migrante

¡Mi hija! ¡Mi hija!", se escucha gritar a una mujer.

La rodilla, la rodilla, quítale la rodilla del pescuezo", dice un hombre.

La escena fue transmitida en vivo en redes sociales por un medio local, que captó a una mujer en el suelo con una niña en brazos llorando, ambas rodeadas por agentes migratorios y de la Guardia Nacional.

A un lado, su pareja es sometido por varios agentes migratorios, que lo tienen con el rostro en el suelo y los brazos en la espalda.

Estamos cumpliendo nuestro deber", justifica un trabajador del INM.

Los extranjeros dejaron el sábado pasado Tapachula, para continuar su camino hacia el norte del País, desesperados por el retraso en sus trámites migratorios.

La mayoría de ellos son haitianos que buscan llegar a Estados Unidos.

TAMBIÉN: Ana Karen iba por una pizza, pero fue arrastrada por una corriente de agua

(Información de Reforma)

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?