Noticias

Valorar más las fortalezas

Impulsar lo que funciona en uno mismo y trabajar los problemas y debilidades puede hacer que tu vida sea más feliz.

Por:

El

El

¿Qué hacer para que México sea un País de gente feliz? Claro, trabajar sus problemas y debilidades, pero también impulsar lo que funciona, valorar aquello que sus ciudadanos hacen bien, sostuvo Tal Ben-Shahar.
Ésta es la clave de la felicidad, de acuerdo con investigaciones científicas, aseguró el especialista israelí en psicología positiva (disciplina que se enfoca en las fortalezas del ser humano; analiza la realidad de manera integral, valorando los aspectos positivos de la vida, no sólo los negativos) y quien en la Universidad de Harvard logró que su clase fuera la más solicitada en el 2006.
Ben-Shahar visitó recientemente el país para dictar un par de conferencias. Ahí, ante académicos, filántropos, empresarios y estudiantes se apoyó en hallazgos científicos para enumerar recomendaciones con las que el ser humano puede encaminarse a ese estado de bienestar que desde siempre ha sido motivo de reflexión.
"¿Cómo pueden ayudar a sus comunidades, a sus empresas, a sus familias y a sí mismos para ser más felices? Lo primero es el aprecio. Porque México no es perfecto, como cualquier otro país, no ha sido ni lo será, pero hay tanto por apreciar en este maravilloso, cálido, increíble País", aseguró.
Ben-Shahar recurrió a Gandhi para ilustrar el exhorto.
"Lo más importante que él hizo para la India fue que se sintiera orgullosa de sí misma. ¿India era perfecta en el 47? Claro que no, ¿es perfecta hoy?, tampoco", expresó.
"Ningún país ha sido o será perfecto, pero Gandhi entendió, como gran líder que fue, que para traer un cambio, especialmente en estos tiempos difíciles, debes comenzar a trabajar con lo que funciona, con aquello que te hace sentir orgulloso y eso es lo que ustedes como líderes tienen que hacer".
Para el también autor de varios libros sobre el tema, el éxito no lleva a la felicidad, sino que es ésta la que lleva al éxito.
"La mayoría de la gente cree que ser más exitoso nos hará más felices. Que nos den un aumento salarial, que nos asciendan de puesto, ser más famosos, pero no es así, eso nos lleva a una felicidad a corto plazo.
"Hay mucha investigación en gente que se ha ganado la lotería, y de la noche a la mañana se hicieron ricos y fueron felices, pero por dos, tres meses, después regresan al punto donde estaban. Si estaban infelices antes, serán infelices otra vez", señaló.
Para el también profesor del Centro Interdisciplinario en Herzliya, Israel, el trabajo por el bienestar y la felicidad es a nivel individual y se da en cualquier relación humana, como en la pareja, la familia o la empresa.
"Si mejoro el nivel de bienestar en mi organización, aunque sea un 3 por ciento, encontramos la mejora en trabajo en equipo, encontramos la mejora en productividad, motivación, compromiso y la organización tendrá mayor éxito".
¿Cómo lograrlo? El especialista destacó varios caminos, además de valorar las fortalezas, como ayudar a los demás, hacer ejercicio físico constante, tener modelos de personas que inspiren y dar las gracias, una acción fomentada tradicionalmente por la religión.
Dos recetas para la felicidad
Tal Ben-Shahar afirma que la lectura es una herramienta para alcanzar la felicidad, pero no la de libros de autoayuda, sino de biografías de quienes han dejado huella en la historia y de los cuales se pueden conocer logros y fracasos.
Además, mencionó que el ejercicio físico constante, sin importar la edad, también es una de las estaciones del camino a la felicidad.
"El ejercicio físico regular es equivalente al medicamento psiquiátrico. Tres veces a la semana de ejercicio aeróbico de 30 minutos, trotando, jugando, bailando", recomendó. "Los psicólogos le llaman el 'medicamento maravilla'".

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:
  • Salud