Noticias

Ven fallo de Corte de EU como 'sentencia de muerte' para migrantes

Organizaciones critican la medida aprobada ayer en la Corte Suprema de EU, que permite al Gobierno negar la mayoría de las solicitudes de asilo.

Avatar del

Por: AP

Los migrantes que soliciten asilo en EU serán rechazados, a menos que hayan solicitado asilo en otros países por los que pasaron. Foto: AP

Los migrantes que soliciten asilo en EU serán rechazados, a menos que hayan solicitado asilo en otros países por los que pasaron. Foto: AP

Ciudad Juárez, Chihuahua.- El fallo de la Corte Suprema que despeja el camino para que el gobierno de Donald Trump niegue casi todos los pedidos de asilo de los centroamericanos fue descrito por activistas como una “sentencia de muerte” para muchos migrantes que le escapan a la pobreza y la violencia de sus países.

La nueva política permite rechazar las solicitudes de asilo de toda persona que pase por otro país camino a Estados Unidos sin pedir primero asilo ahí.

Los migrantes que llegan por tierra a Estados Unidos desde sitios como Honduras, Guatemala y El Salvador ya no podrán pedir asilo, lo mismo que cualquier africano, asiático o sudamericano que trate de ingresar a suelo estadounidense a través de México.

La organización de ayuda a los migrantes Al Otro Lado, expuso su opinión en un comunicado.

Nuestra Corte Suprema está sentenciando a la gente a muerte. Y no hay garantías, no hay instituciones que paren esta crueldad.

Repercusiones para México

El gobierno mexicano dijo que el fallo era “impresionante”.

El impacto de la nueva política se sentirá con fuerza en México, que deberá hacerse cargo de decenas de miles de migrantes pobres y desesperados, que ya no tendrán esperanzas de ser admitidos en Estados Unidos.

El comisionado interino del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza Mark Morgan dijo que la decisión de la Corte Suprema representaba una “gran victoria” del gobierno de Trump en sus esfuerzos por contener la llegada de migrantes.

El caso de un afectado por la medida

Un nicaragüense que ha estado esperando en Ciudad Juárez para solicitar asilo en Estados Unidos podría ser de los afectados por la medida. Dijo que se fue de su país después de participar en varias acciones de desobediencia civil contra el gobierno.

Cruzó Honduras camino al norte, lo que implica que tendría que volver a esa nación sacudida por la violencia para pedir asilo bajo la nueva directiva. Pidió que no se usase su nombre porque declaraciones suyas difundidas por la prensa en el pasado generaron represalias contra su familia, según dijo.

Si vuelvo a Nicaragua, sería procesado por los delitos que se me imputan: terrorismo y alta traición al gobierno de Nicaragua.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?