Adiós a Antonio Martínez Ojeda, gran pediatra, padre y amigo

A los 85 años, falleció el primer director de la Unidad de Medicina Familiar No. 51 del IMSS. Además, fue catedrático de la facultad de Medicina de la UG.

Por: Dulce Muñoz Barajas

El doctor Antonio Martínez Ojeda siempre se entregó a su profesión, como pediatra de generaciones y como formador de médicos.

El doctor Antonio Martínez Ojeda siempre se entregó a su profesión, como pediatra de generaciones y como formador de médicos.

Como pionero de la pediatría en León, un gran amigo, maestro y ser humano que se entregaba a sus pacientes y familiares, será recordado el doctor Antonio Martínez Ojeda, quien falleció el 13 de octubre a los 85 años.

"Lo recuerdo como un gran padre y ser humano, además de papá era un gran amigo, muy cariñoso y entregado a su familia y su trabajo.

Si necesitabas un consejo él siempre estaba para dártelo, no importaba si llegaba cansado, siempre nos escuchaba", recordó María Esther, una de sus hijas.

Originario del municipio de Cortazar, el doctor Antonio nació el 23 de abril de 1936, fue hijo de Enriqueta Ojeda Jaramillo y Antonio Martínez Novoa.

Estudió Medicina en la Universidad de Guanajuato (UG) y cursó la especialidad de Pediatría en el Hospital Infantil de México; fue el primer pediatra que tuvo el Centro Médico del Bajío, por lo que se le considera pionero de la Pediatría en la ciudad.

Jóvenes médicos en el inicio de sus carreras, a la derecha el doctor Antonio Martínez, quien sería pionero de la Pediatría en León.

Tras concluir la especialidad regresó a León, y en 1967 comenzó a trabajar como pediatra en el área de Urgencias de la T1 del IMSS, posteriormente, en 1973 fue nombrado jefe de consulta externa. 

Ahí permaneció hasta que inició actividades la Unidad de Medicina Familiar No. 51 del IMSS, de la que fue el primer director y permaneció en ese cargo hasta su jubilación, hace 29 años.

Fue maestro de la facultad de Medicina de la UG, por generaciones impartió la cátedra de Pediatría clínica, también fue promotor de la Asociación Leonesa de Pediatría, y formó parte de la primera mesa directiva como secretario. 

El doctor Martínez Ojeda fue un gran aficionado a la lectura, la natación y el Club León. 

María Esther, su  segunda hija, contó que su padre se caracterizaba por ser alegre y  bromista, y se podía tener una charla muy agradable con él.

"Como papá nos hacía competencias, nos preguntaba cosas de la historia porque a él le gustaba mucho leer, fue muy aficionado a la lectura, le gustaba mucho la historia universal... 

El médico, acompañado por su esposa, María Esther Hurtado, y sus nietos Karla Eugenia, Diego Antonio, José Arturo y Patricio Antonio.

Entre los hermanos y primos nos hacía competencias, nos preguntaba quién fue Napoleón, cuál era la historia de México que conocíamos y a quien le respondía le daba un premio: un dulce", narró.

La natación fue otra de las actividades que el doctor Antonio disfrutaba hacer en su tiempo libre, todavía a los 77 años se levantaba a las 6 de la mañana y se iba a nadar, de lunes a viernes, pero años después la colocación de un marcapasos le impidió continuar.

También fue muy aficionado del Club León, no se perdía los partidos, solía ir al estadio, siempre le gustó apoyar al equipo.

Siempre juntos el doctor Martínez Ojeda y su esposa María Esther, quien falleció en octubre de 2018.

"Si me hice aficionada al futbol fue por él, a la natación, igual, porque veía la pasión con que hacía deporte.

Él seguía haciendo ejercicio en la casa, a los 84 años levantaba sus mancuernas y le dedicaba tiempo a la lectura, creo que eso le ayudó a controlar su diabetes porque duró con esa enfermedad casi 50 años", contó.

El doctor Antonio se casó el 19 de noviembre de 1964 con María Esther Hurtado Soto, fallecida el 13 de octubre de 2018; procrearon tres hijos: Jorge Antonio, María Esther y Alicia Edith, y tuvieron 4 nietos: Karla Eugenia, Diego Antonio, José Arturo y Patricio Antonio.

Antonio Martínez Ojeda y María Esther Hurtado se casaron en 1964.

Que en paz descanse el doctor Martínez Ojeda.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?