Opinión

El video de ‘El Marro’ escapando en cuatrimotos

Un video en poder de la Secretaría de Marina muestra cómo se escapó el líder huachicolero del país cuando un operativo buscaba aprehenderlo en Celaya, Guanajuato.

Avatar del

Por: Carlos Loret de Mola

Un video en poder de la Secretaría de Marina muestra cómo se escapó el líder huachicolero del país cuando un operativo buscaba aprehenderlo en Celaya, Guanajuato.

Lo están grabando desde un dron. Cuando comienzan a cercarlo las fuerzas federales y estatales, José Antonio Yépez “El Marro” y los integrantes de su círculo de seguridad más íntimo abordan varias cuatrimotos y comienza la huida.

Desde el aire, el dron graba el inicio de una persecución que dura poco, pues las cuatrimotos del cártel de Santa Rosa de Lima pueden meterse ahí donde los vehículos de la Marina y la Fiscalía guanajuatense no pueden llegar.

Sucedió a inicios del sexenio, en medio de la crisis de desabasto de gasolina que el presidente López Obrador dijo que era para combatir el robo de combustible. Se supo en medios de comunicación que “El Marro” había escapado de la acción de la justicia, pero no se dieron más detalles.

Al video al que hacemos referencia tuvieron acceso los integrantes del gabinete de seguridad del presidente López Obrador y las autoridades de inteligencia tanto federales como del estado de Guanajuato, según fuentes que me expresaron y describieron lo que vieron.

Más de un año después de esa escapatoria en cuatrimotos, Celaya y varios municipios vecinos fueron puestos de cabeza. Antier hubo narcobloqueos y vehículos quemados, por lo que se dijo era otro operativo para detener al considerado por el Gobierno federal como el líder de la principal organización criminal dedicada al huachicol, el cártel de Santa Rosa de Lima, llamado así por la comunidad donde tiene su bastión en Villagrán, Guanajuato.

Las autoridades negaron que los hechos del martes pasado hayan tenido que ver con algún operativo contra “El Marro”. Sobre el de 2019, no pocos de los involucrados sospecharon que la información se había fugado a través de la naciente Guardia Nacional (que ya operaba de facto con militares y policías federales), y que algún elemento corrupto de esta flamante corporación había dado “el pitazo” al presunto criminal para que lograra ponerse a salvo.

Desde hace algunos años, la violencia se ha disparado dramáticamente en Guanajuato, uno de los estados más prósperos del país. Las autoridades de los tres niveles de gobierno culpan al huachicol de esta descomposición de los índices de seguridad que ha contaminado la robusta vida económica, cultural y social de la entidad.

A mediados del año pasado, el Gobierno federal cambió la estrategia para contener la violencia en Guanajuato: retiró a la Marina y mandó al Ejército en su lugar. No funcionó y tras un intenso cabildeo del empresariado del bajío y las autoridades estatales, regresó la Marina.
La violencia en Guanajuato, como en todo el país, sigue siendo un brutal pendiente.
 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?