Opinión

10 afirmaciones educativas

Como muchos mexicanos me entero de la muerte de la Reforma Educativa de Peña Nieto.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

Como muchos mexicanos me entero de la muerte de la Reforma Educativa de Peña Nieto. Enfocada a aspectos laborales, es cierto, pues acotaba los privilegios que por décadas tuvieron los sindicatos nacionales sobre la dinámica de la educación pública y que obligaba a la evaluación diagnóstica de profesores, alumnos e instituciones. Esta semana, la mayoría legislativa de Morena aprobó las leyes secundarias de la nueva reforma educativa y con ello, regresamos al pasado, eliminando lo que considero el aspecto fundamental: la evaluación. Así, se mata de raíz la competitividad del maltrecho sistema educativo público; en la historia de la humanidad nada ha progresado si no pasa por la evaluación y la exigencia del usuario.

Leyendo los dictámenes ya aprobados, hago 10 afirmaciones basadas en mi experiencia de vida y de formación de miles de seres humanos de todos los niveles sociales:

1. El enorme y creciente peso político de los sindicatos en México al controlar plazas -y durante décadas permitir que coloquen a familiares y a correligionarios para asegurar un patrimonio laboral-, limita el principal pivote que hay en el resto del mundo: la selección de los mejores profesores. El gobierno ha cedido en aspectos fundamentales, a la rectoría sobre el sistema educativo público. La CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) ha mostrado los beneficios de extorsionar al gobierno federal y durará por más décadas, su estrategia de plantones y cierre del Congreso. Dejar de dar clases y comisionar por miles a profesores sigue afectando la calidad educativa del sur del País.

2. El segundo elemento clave después de los profesores en un sistema educativo, la infraestructura educativa, -ya limitada por los recortes presupuestales y con la desaparición del INIDEF- deja en comités de escuelas la decisión y gestión de los recursos para construcción y esto, aunque loable pues abre espacios de decisión colegiada, reducirá la estandarización y seguridad en las obras.

3. Con un presupuesto que cada vez más dedica recursos a sueldos y prestaciones (80% del total), los chiquillos y los jóvenes mexicanos de las escuelas públicas, sin inversión en tecnología, seguirán en el enorme rezago educativo en pruebas como PISA pues enfrentarán en el mundo académico y laboral a estudiantes de otras latitudes con los mejores estándares como lo tienen los países orientales y nórdicos.

4. Se abrirán más, las brechas entre el sistema público y el privado, pues seguirá la migración de estudiantes del sur al norte de México para escapar de las deficiencias que tiene el sistema educativo en estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán y estados como Puebla, seguirán siendo receptores de miles de jóvenes que buscan ascenso social vía la educación y de allí, hacia el norte. Ciudades como León, en la UNAM e IPN tienen a 20% de matrícula proveniente de los estados del sur.

5. La educación, el principal pivote que tienen los pueblos para prosperar, en México está enfocada a satisfacer al proveedor, al maestro, dejando relegado en sus necesidades al usuario, al alumno. Ni siquiera los contribuyentes podemos ya exigir cuentas sobre el creciente presupuesto para la educación pública.

6. Las asignaciones de plazas para docentes al ser ahora controladas por el magisterio, quitan al Estado (y al ciudadano que paga impuestos) el legítimo derecho a la elección de quienes obtengan los mejores resultados en pruebas de ingreso.

7. La estrategia de pases automáticos que permite la nueva Reforma a plazas de base, siendo egresado de Normales, ha probado en el mundo, que reduce o elimina la posibilidad de seleccionar a los mejores perfiles para que mejore la calidad docente. No basta tener compromiso social y amor al alumno, se requiere tener competencias docentes.

8. Los sistemas educativos en el mundo, los más competitivos y de mejor calidad, se basan en la meritocracia y esto se ha comprobado en los sistemas educativos más avanzados del mundo: los países nórdicos y asiáticos. Los mejores maestros reciben los mejores sueldos; los mejores alumnos, las mejores becas.

9. Los apoyos a los educandos en forma de becas deben otorgarse a los mejores estudiantes y gradualmente a quienes a través del esfuerzo, merecen subsidios generalizados. Regalar sin merecer, ha eliminado en la historia de la humanidad el bienestar de los pueblos.

10. La eliminación de una instancia evaluadora que en forma independiente monitoreaba la calidad educativa, era una condición indispensable para mejorar el sistema educativo. Ahora, funcionarios de la SEP junto con los sindicatos, se evaluarán a ellos mismos y difícilmente tendremos acceso a la verdadera calidad de la educación pública de nuestro querido País.

* Director de la Universidad Meridiano

director@universidadmeridiano.edu.mx

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?