El Intérprete 52: Vox, Yunque, Zamarripa& y la Casa de Papel

La visita de los fascistas de Vox, que fueron recibidos por senadores panistas, fue el tema de la semana, vale la pena un repaso de lo que ocurrió y de quiénes fueron los protagonistas de este enredo. 

domingo, 5 de septiembre de 2021 · 00:00

El desliz de "La Wera"

Resulta difícil imaginar una pifia más grave que la cometida esta semana por los senadores panistas que recibieron al presidente del partido fascista español Vox, Santiago Abascal, que promueve una documento de rancio aroma anticomunista y el fortalecimiento de la "iberosfera"... en la capital de un País que comerció en el primer semestre de 2021 más de 320 mil millones de dólares con Estados Unidos.

Cuando muchos mexicanos inconformes con el rumbo de la administración actual observamos con interés los movimientos que pudieran llevar a una alianza rival con posibilidades de triunfar en 2024, casi parece una traición que un grupo de importantes políticos del principal partido de oposición pose entre sonrisas con representantes de uno de los grupos políticos más cuestionados de Europa.

Así que convendría bien a los radicales anti AMLO que lamentan cómo gobierna y atacan a los 30 millones que votaron por él hace tres años, repasar qué es lo que nos ofrecen PAN, PRI y PRD para explicarse la causa por la cual los votantes optaron por otra posibilidad, por mucho que les pese a algunos. Capaz que vuelven a hacerlo.

El escándalo tuvo una repercusión particular en Guanajuato, pues en el centro de la foto de la famosa reunión aparece la senadora panista leonesa Alejandra Reynoso. También la vimos, toda sonriente, con Santiago Abascal y la famosa carta, en otra foto que subió Vox a sus redes sociales. Conocidos los antecedentes de afinidad de la senadora con El Yunque, el grupo ultraconservador que tanto arraigo tiene en Guanajuato, es difícil imaginar que no tuviera una idea clara de con quién se reunía.

En la incisiva entrevista que le hizo nuestra compañera Catalina Reyes, Reynoso contesta con vaguedades, lo mismo al hablar de sus afinidades con la carta que al referirse a los elementos más cuestionables del programa de Vox: su repudio visceral a los migrantes, su desprecio por los pueblos que conquistó  España y, sobre todo en su caso, el papel subordinado que pretenden para las mujeres, que por lo visto no solo en Afganistán hay talibanes.

Envalentonados, los "voxes" arremetieron contra quienes, como Alejandra Reynoso y Lily Téllez, alegaron que su reunión con Abascal y sus seguidores había sido una "decisión personal". Foto: Twitter

"Su Majestad"

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador todo este revuelo ha sido un regalo político, como señala divertido el periódico español El País en una nota en la que ubica a México en Centroamérica. Era biológicamente imposible que AMLO dejara pasar una oportunidad de vapulear a sus opositores, pero además mostró estar mucho mejor enterado del fondo del asunto que algunos de los panistas involucrados. Podría pensarse que exagera un poco al llamar fascista al PAN, aunque la reunión con Abascal valida la licencia, pero fue exacto al señalar que Vox es la herencia del franquismo y también su identificación con El Yunque, donde siempre se admiró el nacional catolicismo de los sublevados que sometieron a la República Española, bien lo saben sus seguidores locales.

Como era de esperarse también, Abascal tronó contra nuestro Presidente, al que acusó de "abrazar a tiranos y proteger a narcos". Respetable su postura, ya dijo López Obrador que no es partidario de aplicar el nefasto artículo 33 a los extranjeros que opinen (se inmiscuyan, decíamos antes) sobre nuestra política.

Lo que me preocupa es que Abascal distraiga sus energías ocupándose de lo mucho que es necesario arreglar en México cuando la monarquía española, de la que es un aguerrido defensor, está a punto de caer en un agujero negro por las crecientes posibilidades de que el ex rey Juan Carlos I sea llevado ante la justicia por el escandaloso donativo de ¡100 millones de dólares! que recibió de parte de Arabia Saudita, al parecer por comisiones relacionadas con la construcción de un tren rápido a La Meca, un asunto en el que por cierto figura la constructora OHL, de sobra conocida por los mexicanos.

El monarca, que por muchos años simbolizó a la democracia española tras la maniobra que evitó que los franquistas nostálgicos volvieran al poder en España en 1981, se enredó luego por lo visto en tramas de corrupción complicadas además por el hecho de haber asociado a las transas a su amante, que luego se peleó con él y disputa el jugoso botín obtenido, en un proceso paralelo que ha tenido episodios de veras vergonzosos: juzgue usted

Así que vaya Abascal, a quien le da por posar con un casco de conquistador, a luchar por resolver los problemas de España y nos deje en paz por aquí.

Santiago Abascal, en 2019, ataviado con un casco, como parte de su delirio de que es necesario "reconquistar" España, "invadida" por los migrantes.Por cierto, posó con un casco de una época equivocada. Foto: Twitter Vox

Las confesiones del Fiscal

Quedará para siempre la duda de cómo fue que el fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirrea, decidió "confesarse" en la reunión que mantuvo el 31 de agosto con los Rotarios, que nuestro compañero Cutberto Jiménez Mayagotia relató para los lectores de AM.

Más allá de su reconocimiento de cómo le afectan las presiones del Gobierno de la República, un tema que trató ya en entrevista, cuando iba de salida de la tradicional sede rotaria de la Arbide, llamó la atención la claridad con la que se refirió al papel de Pemex en la crisis de seguridad que sufre Guanajuato.

"La peor desgracia que tenemos como estado es la refinería", soltó el Fiscal, quien sostuvo que desde 2016 se había denunciado la situación a las autoridades federales, que no hicieron nada.

Añadió también que "en 2018 empezó nuestro infierno", una aseveración que resulta discutible, pues fue el 22 de enero de aquel año cuando AM denunció que las cifras oficiales proporcionadas por Guanajuato a las autoridades federales durante 2017, "escondían"" al menos 669 homicidios dolosos: AM/Al Día registraron 2,104, nuestra entonces Procuraduría reportó 1,435... que ya de cualquier forma eran un infierno.

Zamarripa denunció además que Pemex no hizo ni ha hecho nada por controlar este problema y que el robo de combustible, más allá de las proclamas oficiales, sigue adelante. 

Cabe preguntar también qué más hubiera podido hacer el Gobierno de Guanajuato y por qué no lo hizo.

Carlos Zamarripa, en su reunión con los rotarios Foto: Omar Ramírez/AM

El infierno

Quienes entren aquí, abandonen toda esperanza, advertía Dante sobre el infierno en la Divina Comedia.

Algo similar ocurre en Twitter, donde el debate se ha exacerbado hasta un punto que sería para reírse si no resultara tan dramático.

Pero en realidad, las redes reflejan de manera creciente las relaciones reales entre las distintas figuras públicas y sus respectivos seguidores.

Y vale la pregunta: ¿es indispensable que el trato sea tan áspero? Sobre la eventual conveniencia de  verse las caras, abandonar los improperios y encauzar una conversación más productiva ha escrito este domingo en El País el filósofo Bernat Castany Prado. Vale la pena leerlo: donde dice nazi y estalinista, considerar por favor fachos y chairos. 

El profesor Bernat Castany.
Foto: https://www.macleinyparker.com/

¿Qué ver, qué leer?

Aquel que esté libre de culpa, que tire la primera piedra y confiese que nunca ha visto "La casa de papel", la serie española convertida en una de las más exitosas jamás producidas en nuestro idioma. Con motivo de la presentación de la primera parte de la última temporada (bueno, de la segunda vez que es la última temporada), la revista Icon, de El País, ha publicado este perfil de la producción y de Jaime Llorente y MIguel Herrán, de indudable interés para todos los seguidores del programa.

Los personajes de la triunfal serie española. Foto: Netflix

MCMH