Los asesores

Considero que la contratación de la figura del asesor tiene cierto sustento y sí representa un apoyo para que cada edil pueda hacer mejor su trabajo, pues lo auxilia para hacer y redactar aportaciones sobre iniciativas de modificaciones a reglamentos, análisis e interpretación de datos, elaboración de cuadros comparativos, etc.

jueves, 19 de mayo de 2022 · 00:00

Hasta antes del 13 de octubre de 2016, todos los síndicos y regidores de los distintos Ayuntamientos de la ciudad, no tenían asesores ni asistentes que los ayudaran en sus labores como ediles de nuestro Municipio; les tocaba hacer su trabajo con sus propios recursos y tiempo, a cambio de una remuneración modesta en comparación con otros servidores públicos.

Sin embargo, a partir de la fecha arriba señalada, el Ayuntamiento de León autorizó que todos los miembros del cuerpo edilicio contaran con un asistente y un asesor que les auxiliara en el desempeño de su encargo, aduciendo que el volumen de la información y decisiones que cada edil tiene que tomar, requiere de un análisis e interpretación que en ocasiones debe ser especializada.

Derivado de esto, la Dirección de Desarrollo Institucional del Municipio definió un perfil del puesto para los asesores que sean contratados para los síndicos y regidores, destacando entre sus principales obligaciones, su responsabilidad de "elaborar y entregar al regidor los análisis técnico y/o jurídico de los temas que le requiera, así como asistirlo en sesiones de Ayuntamiento y sesiones de comisiones a las que sea requerido, así como cualquier actividad inherente al puesto", además de atender las solicitudes ciudadanas. Y para poder cumplir el perfil, el asesor debe tener Licenciatura en Administración Pública, Derecho, Ciencias Sociales-Humanidades o afín.

El sueldo bruto que percibe mensualmente un asesor es de 22 mil 427.26 pesos, lo que se traduce anualmente en un costo de más de 300 mil pesos por cada uno, cifra que no es despreciable y que salen del presupuesto municipal, que es dinero de todos los leoneses. 

Considero que la contratación de la figura del asesor tiene cierto sustento y sí representa un apoyo para que cada edil pueda hacer mejor su trabajo, pues lo auxilia para hacer y redactar aportaciones sobre iniciativas de modificaciones a reglamentos, análisis e interpretación de datos, elaboración de cuadros comparativos, etc.

No obstante lo anterior, la semana pasada se suscitó una discusión interesante sobre la función de los asesores en relación con su obligación de apoyo a cada regidor, pues durante el desarrollo de la Comisión de Hacienda y Patrimonio, al discutir la renovación de los planes de previsión social para los integrantes de la administración centralizada y de los cuerpos de seguridad, una de las regidoras de oposición solicitó que los abogados de la Dirección de Apoyo a la Función Edilicia le enviaran un cuadro comparativo entre el plan anterior y el nuevo que estaba a discusión, argumentando que los abogados del Municipio estaban obligados a darle toda la información como ella la solicitara.

En efecto, los servidores públicos tienen que proporcionarnos toda la información necesaria para que los ediles hagamos nuestro trabajo, mas no tienen la obligación de dárnosla en los formatos y análisis que se nos venga en gana, pues precisamente para eso tenemos asesores, para que una vez recibida la información, cada edil haga sus análisis e interpretaciones con su propio asesor, si no entonces, ¿para qué están los asesores? ¿Para cargar el portafolio?

Creo que la figura del asesor no debe desvirtuarse y mucho menos cuando los pagan todos los leoneses. En el caso que aquí menciono, el asesor de esa regidora nunca se ha presentado a ninguna sesión de Ayuntamiento ni mucho menos a las comisiones, solo sabemos que se le paga, pero se desconoce totalmente cuál es su función como asesor y la exigencia de información de la regidora en un formato a contentillo, genera dudas sobre la eficiencia del apoyo que está recibiendo por parte de la persona contratada para este fin.