El pretexto 

Ese rollo de que los médicos que nos manda el Gobierno cubano vienen a atender necesidades en comunidades a donde los médicos mexicanos no quieren ir son puras patrañas.

sábado, 21 de mayo de 2022 · 00:00

Parece que le gusta, lo disfruta, saliva cuando se le presenta al señor López la oportunidad de armar una polémica, porque distrae la atención de la opinión pública sobre los problemas reales y graves que aquejan a México y que no acierta a resolver este Gobierno de viejas ideas y nulos resultados.

Esto realiza el señor con el tema de la contratación de QUINIENTOS médicos cubanos, siendo que hay innumerables médicos mexicanos, graduados con especialidades, que ni el IMSS, ni el ISSSTE, ni el INSABI ni ninguna de las sopas de letras creadas por este Gobierno, CONTRATA.

Esto representa un insulto para los médicos mexicanos: equivale a que NOSOTROS contratáramos a unos 500 servidores públicos de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos para operar el Gobierno y dar resultados, ya que nuestros funcionarios son "muy flojos" y ni quieren ni saben trabajar.

Este plan de contratación del Presidente, vía un acuerdo con el Gobierno de Cuba, ha sido abordado por gente sapiente desde el punto de vista médico y de las deficiencias de nuestro sistema público de salud, que nunca fue bueno, pero que ahora bajo los "iluminados de las 4T" (Tercos, Tercos, Tercos y Torpes) ha EMPEORADO. Muy marcadamente en el abastecimiento de medicinas, pues NO HAY.

Para este su h. servidor, y siendo que el arreglo es con el Gobierno cubano, y que el "pago" será de Gobierno a Gobierno, la idea es un PRETEXTO para meter esquiroles revolucionarios a México: es decir, los 500 médicos serán empleados del GOBIERNO CUBANO, uno tiránico y déspota. Ninguna previsión se ha tomado para que sean CERTIFICADOS en México; son médicos porque los gobernantes cubanos dirán que lo son, pero no nos consta que TODOS lo sean.

Cabe entonces la posibilidad de que en este contingente que viene a México -a las comunidades rurales- se cuelen pocos o muchos AGITADORES para envenenar la mente de los campesinos en las comunidades más pobres del País, y a sembrar en ellas el odio, indoctrinarlos en el MARXISMO y fomentar la insatisfacción para formar brigadas que se levanten contra Gobiernos, a la Lucio Cabañas en Guerrero.

Ese rollo de que los médicos que nos manda el Gobierno cubano vienen a atender necesidades en comunidades a donde los médicos mexicanos no quieren ir son puras patrañas. Si los médicos mexicanos no están en las comunidades rurales es porque el IMSS NO LOS CONTRATA, no les paga, y no los apoya para atender ahí.

Bien puede ser este rollo sólo un pretexto para ENCUBRIR el incrustamiento en comunidades con pobreza extrema de las semillas del "guevarismo", esto es, la violenta versión de la Revolución cubana que practicaba el ídolo de los cuatroteístas, Ernesto "El Che" Guevara, guerrillero deseoso de exportar su versión del marxismo/comunismo a toda Latinoamérica y a África, pues peleó en el Congo y asesoró a los rebeldes de Mozambique.

Y quien fue fusilado en Bolivia, en octubre de 1967 cuando intentaba detonar un levantamiento campesino contra el Gobierno boliviano. ¡Y, oh paradoja!, ya que Guevara era el encargado del escuadrón de fusilamiento que mató a cientos porque le estorbaban a la "revolución" (y al dictador Fidel). Es la descrita la misma "revolución" que hace días en La Habana el Presidente López declaró que deseaba que siga triunfante... lo que no dijo fue en dónde.

Entonces pudiera ser -y enfatizamos el pudiera- que los médicos cubanos que vienen no vendrán a curar, sino a IMPORTAR la "ideología" cubana, a sembrar las semillas del comunismo, a azuzarlos a desplazar a las autoridades locales para que formen COMUNAS rebeldes. ¿O para qué otra cosa puede servir un médico proveniente -y esclavo de- un Gobierno tiránico como el de Cuba?

Si la idea era la de ayudar médicamente a la gente de zonas rurales, pudo nuestro Gobierno haber hecho un trato con la OMS, con Médicos sin Fronteras o recibido brigadas médicas de infinidad de ONGs que ayudan a los más necesitados. Mucho tememos que éste es un (u otro) plan maquiavélico para armar un movimiento regresivo -y represivo- en México.


 

 


 

Más de