Les da asquito 

Al más puro estilo ruizcortinista, el Presidente jala los hilos de la sucesión, engaña con la verdad, hace movimientos diagonales con su dama y sus alfiles, sabe que el que gane ventaja desde ahora recorta camino al andar

sábado, 21 de mayo de 2022 · 00:00

Los aspirantes de Morena a la presidencia en el 2024, hacen labor de proselitismo a sus anchas, se placean y visitan los estados donde habrá elecciones para gobernador el próximo 5 de junio. Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal brindan apoyo y levantan la mano a los candidatos asumiendo una victoria; y, a la vez, los presidenciables son vitoreados con las guirnaldas de los aplausos y exclamaciones: "¡presidente, presidente&presidente!".

La oposición aún no sale del nocaut que le propinó Morena en las elecciones del 2018. En encuesta reciente del Financiero, el PAN obtiene una intención de voto del 17%; el PRI, el 18% y Morena alcanza un 41%. Ya el PRI sobrepasa al PAN, pero en términos absolutos la oposición no logra crecer, al contrario, se contrae, pese a la feroz crítica sistemática que hacen contra el Presidente y las vicisitudes que ha tenido que sortear el gobierno morenista: pandemia, guerra e inflación&

Dada la apabullante ventaja que saca Morena a la oposición, es condición sine qua non que vayan en alianza el PRI, PAN y PRD, con candidato único, para que puedan ser competitivos. Aunque las declaraciones de su líder presidente, no ayudan ni estimulan los nexos PRI-PAN. Marko Cortés resaltó: "Con ese partido contra el que habíamos luchado toda la vida, nos quitamos los asquitos, nos agarramos de la mano y dijimos: ¡Que Dios nos bendiga!"

Pero no fue todo, también hizo notar que el PAN no ha volteado a ver a los pobres: "Pero ¿cómo vamos a contactar emocionalmente con los pobres? Ahí vamos a tener el gran reto& Solo hemos puesto la atención en la clase media y en los empresarios." Luego pone como ejemplo la cercanía y persistencia de AMLO con los pobres: "Había un hombre que seguía picando piedra, picando y picando piedra, muy perseverante, iba a las plazas y reunía 15, 20 gentes del pueblo; y ahora es presidente de México". Para Marko Cortés, la derrota del PAN se debe a que "les ganó la ambición, les ganó el poder". 

Recordemos que hace poco, en Aguascalientes, hizo la crónica de una derrota anunciada: "Se los digo en casa, está muy complicado, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Quintana Roo y Oaxaca. ¿Qué más les cuento&?" Además, Marko Cortés le adelantó al gobernador de Aguascalientes que "el PAN perdería la presidencia en el 2024", y propuso echar mano y postular al gobernador de Guanajuato, "para ver qué hacen&" Ojalá y mi gobernador no se deje seducir por el canto de las sirenas.

Probablemente Marko es sincero y dice la verdad monda y lironda, pero la política no es así, no todas las verdades pueden decirse, hay que matizarlas, no tiene talante de triunfador ni de líder para guiar al albiazul rumbo a la presidencia de la República.  Le quedó muy grande la dirigencia del PAN. 

Al PAN le faltan pensadores de la talla de Castillo Peraza, el último ideólogo del albiazul; bueno, pero aquellos eran otros tiempos, nada que ver con lo que sucede ahora en el partido. La promiscuidad política campea y Marko sigue la línea que Claudio X. González le traza, y no la mística de los principios fundacionales de su partido. 

El empresario de marras, que nunca se ha empolvado los zapatos, cree que habla desde el Olimpo, se ha constituido en el líder moral de los partidos que integran la coalición variopinta "Va por México", PRI, PAN, PRD. No sería de extrañar que Marko, también ya le haya ofrecido la candidatura presidencial a Claudio X González, o a Gustavo de Hoyos, ex líder de la Coparmex. Con este perfil de candidatos que nunca se han empolvado los zapatos, ¿cómo pensará Marko conectar con los millones de pobres que dice nunca han volteado a ver? Desde luego que harán conexión con el club de industriales o de banqueros, pero no con el pueblo, con los parroquianos de las plazas a los que se refiere Marko, donde AMLO picaba y picaba piedra& y que hoy es Presidente de México.

Mientras, al más puro estilo ruizcortinista, el Presidente jala los hilos de la sucesión, engaña con la verdad, hace movimientos diagonales con su dama y sus alfiles, sabe que el que gane ventaja desde ahora recorta camino al andar: "A Claudia la quiero mucho, Adán es mi paisano y Marcelo hace un trabajo de primera". 

Entonces, la oposición va tarde, y aunque sabe que individualmente no podrían competir contra Morena, no logra encontrar al mesías que los aglutine. Mientras no se quiten los asquitos, le bajen dos rayitas a la soberbia y se desprendan de la ambición de poder y reciban la bendición de los oligarcas empresariales de marras, no podrán tener a un candidato de unidad que aglutine y satisfaga las expectativas del variopinto conglomerado. 

Así las cosas, Marko Cortés pide ayuda a Dios, como Elías Villegas cuando se puso en ayuno, oración y penitencia, cuarenta días y cuarenta noches, para recibir una señal divina que le diera luz y seleccionar así al candidato a la gubernatura de Guanajuato, según platicaba el penitente.  Finalmente, en un rapto místico, vino la revelación y Elías pudo ver con claridad que el bendecido era Juan Manuel Oliva, y de un plumazo descartó a Javier Usabiaga. ¡Qué error celestial! "Dios no juega a los dados".

Humberto Moreira dice que no concibe una alianza entre el PRI y el PAN. "Es una relación promiscua, un matrimonio de conveniencia, para repartirse las ganancias. Esa alianza aún me duele". Seguramente, el priista también siente asquitos con el PAN&

 

P.D. No pierda de vista a Luis Donaldo Colosio, del partido Movimiento Ciudadano: un político joven, con apellido, carismático, que se mantiene arriba en las encuestas y que no tiene cola que le pisen.