CUENTAN que una nueva crisis se avecina en las filas de Morena

EL PRESIDENTE Andrés Manuel López Obrador ya empezó a buscar cómo lavarse las manos

jueves, 26 de mayo de 2022 · 00:00

EL PRESIDENTE Andrés Manuel López Obrador ya empezó a buscar cómo lavarse las manos ante el fracaso de su política de seguridad.

SALIÓ con la ocurrencia de que a su administración sólo le pueden reclamar por los delitos del fuero federal, dando a entender que los más de 100 mil asesinatos registrados en su sexenio no son su problema.

SI BIEN los homicidios son delitos del fuero local y les corresponde a los estados investigarlos, la crisis de inseguridad que se vive en México se debe a que la 4T no ha podido resolver la crisis de violencia que heredó de sexenios anteriores.

EN POCAS palabras, el gobierno federal ha claudicado a su responsabilidad de enfrentar a los maleantes y llevarlos a juicio. Con el discurso de "abrazos, no balazos", el país se cae a pedazos.

***

CUENTAN que una nueva crisis se avecina en las filas de Morena en la Ciudad de México. Al parecer la alcaldesa Clara Brugada no está naaada contenta por la falta de piso parejo en la contienda por suceder a Claudia Sheinbaum.

Y ES QUE mientras la titular de Iztapalapa es quien le opera a la jefa de Gobierno acarreos, manifestaciones de apoyo y cualquier tipo de movilizaciones, nomás no la dejan hacer campaña. Cosa muy distinta a la que sucede con Rosa Icela Rodríguez, que anda destapada, perdón, desatada en su autopromoción capitalina.

ES DECIR, mientras Brugada le lleva a Sheinbaum porras, a quien le dan reflectores es a la funcionaria federal, haciendo a un lado a la alcaldesa.

A TODO ESO se suma que alguien anda muy interesado en promover al jefe policiaco, Omar García Harfuch, como el caballo negro de la carrera por la candidatura de Morena en la Ciudad de México. Habrá que ver hasta dónde resiste la disciplina de Clara Brugada.

***

ES SORPRENDENTE la capacidad que tiene este gobierno para meterse en problemas que podría evitar fácilmente. En una sola imagen, el Consejo Nacional de Población y la Secretaría de Gobernación infringieron el derecho de autor, estigmatizaron a una empresa mexicana y culparon a las mujeres de propiciar la violencia en su contra.

SE TRATA de un cartel en el que aparece una mujer joven rechazando una cerveza Corona, con un letrero en el que se lee: "Yo decido ¡evitar riesgos!". Con un visión más bien mojigata, la campaña pretende convertir a la bebida en el vehículo del mal y, de paso, acusa a la mujer de ser ella quien se pone en riesgo, por el simple y sencillo hecho de beber una cerveza.

LO PEOR del asunto es que quienes crearon la campaña y, sobre todo, quienes la aprobaron, no entienden... ¡que no entienden!