El tiro le salió por la culata al director de Pemex

Ahora son los propios trabajadores de Tula quienes están pidiendo la restitución de Alberto Careaga como su jefe. Una vez más se confirma que en la 4T se castiga más opinar distinto que cometer un delito.

lunes, 9 de mayo de 2022 · 00:00

DA LA IMPRESIÓN de que Adán Augusto López Hernández es el nuevo secretario todoterreno del gabinete. Y es que no sólo tiene que llevar la política interior, sino que también le ha encargado el Presidente apretarle las tuercas a la Suprema Corte, "negociar" con las empresas que tienen contratos de autoabasto eléctrico, limpiar la corrupción en Profeco y ahora hasta "poner orden" en el espacio aéreo metropolitano.

HAY QUIENES dicen que el secretario de Gobernación tendrá de cuidarse mucho para no pasar de multifacético... ¡a milusos!

¿SE ACUERDAN que hace un par de semanas se hizo viral el video en el que el gerente de la refinería de Tula denunciaba que Pemex había llevado a la planta a una crisis de operación? Bueno, pues a Octavio Romero Oropeza le incomodó demasiado la verdad y ordenó destituir al funcionario.

PERO el tiro le salió por la culata al director de Pemex, pues ahora son los propios trabajadores de Tula quienes están pidiendo la restitución de Alberto Careaga como su jefe. Una vez más se confirma que en la 4T se castiga más opinar distinto que cometer un delito.

¡AH, CARAY! Con todo y los problemas legales que enfrenta, por lo cual anda a salto de mata, o mejor dicho, de amparo, el empresario Rafael Zaga Tawil el otro día fue visto en una reunión familiar por los rumbos de Polanco. Sin embargo, la FGR decidió voltear para otro lado pese a contar con la ubicación precisa. La inacción de la Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz comienza a inquietar a quienes siguen de cerca este caso, pues ya se sabe que al funcionario lo mueven muchas cosas, menos el afán de justicia.

EL IMPUESTO director del CIDE, José Romero, le aplica a maestros y alumnos de la institución aquello de que no los ve, ni los oye... ¡ni los pela!

PASANDO por encima del reglamento interno, decidió desaparecer la Licenciatura en Políticas Públicas, una de las carreras insignia del CIDE. La decisión tendría que haber sido avalada por la Junta de Profesores, pero Romero la eliminó por sus purititas pistolas.

EL COLMO es que cuando un grupo de alumnos quiso cuestionarlo sobre el tema, el funcionario fingió demencia y encogiéndose de hombros dijo ¡que no sabía del cierre de la carrera! Obvio esa mentira no se la creyó ni él mismo.

QUÉ BIEN que Andrés Manuel López Obrador denunció que un grupo de malos mexicanos tiene el afán de que le vaya mal a su gobierno. Lo único que le faltó al Presidente fue ponerle nombre a quienes corrompieron Segalmex, ahuyentaron las inversiones eléctricas, desmantelaron el sistema educativo, no dan una en seguridad pública, construyeron un aeropuerto que no se usa... ¿O qué no se refería a los funcionarios de la 4T?