Buscar

La Olla

Libia y su equipo

-El hasta hoy alcalde interino, Jorge Jiménez, va con Gobernadora electa -Rosario Corona, toda la confianza; Jorge Espadas a coordinar diputados -Movimiento Ciudadano crece en votación tras su apuesta de ir solos

Escrito en Opinión el
Libia y su equipo
Archivo.

Jorge, Rosario, Espadas y más

 

Es muy temprano todavía para los nombres definitivos que formarán parte del primer gabinete paritario de la historia que ofreció la gobernadora electa, Libia García Muñoz Ledo; lo que sí está claro es quiénes son sus hombres y mujeres de mayor confianza.

Libia está integrando su equipo de transición y el jueves presentó la incorporación del hasta hoy domingo alcalde interino de León, Jorge Jiménez Lona. En la imagen le acompaña quien fue su jefa de campaña, Rosario Corona Amador.

Rosario Corona Amador.

En solo tres meses Jorge dejó una buena impresión en su gestión al frente del tercer municipio más poblado del País. Mostró apertura con todos los grupos sociales, cercanía con la ciudadanía y capacidad de respuesta en la medida de sus posibilidades. 

Antes, como Secretario del Ayuntamiento en esta administración, también mostró un talante de trabajo confiable y conciliación con todas las fuerzas políticas y con la ciudadanía. 

Tiene experiencia en el Poder Legislativo, donde fue coordinador de asesores de la fracción del PAN y Secretario General del Congreso; y en el Poder Judicial fue consejero.

Lleva una amistad con Libia desde estudiantes en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Salle Bajío. Así que no dudó en sumarlo de inmediato al equipo de transición. 

Jorge agradeció públicamente la confianza de la alcaldesa Alejandra Gutiérrez y ella le respondió con un mensaje que dice: “Mi admiración y respeto a tu trabajo, capacidad de diálogo y conciliación en esta etapa del municipio de León”.

Jorge dice que “es un honor formar parte del nuevo comienzo” y desde hoy se apunta como uno de los perfiles a seguir en la siguiente administración estatal, donde no está claro todavía en qué posición lo veremos, pero no hay duda de que tendrá un rol protagónico.

Jorge Jiménez, Mario Enríquez y Alejandra Gutiérrez.

El brazo derecho de Libia desde el inicio de su aventura por obtener la candidatura a la gubernatura es Rosario Corona Amador, su jefa de precampaña y de campaña. 

Rosario fue la secretaria general del PAN Guanajuato, a la que renunció en mayo del 2023 para encabezar el Sistema de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) en la entidad, donde no duró mucho pues en septiembre del mismo año renunció para incorporarse de tiempo completo en el equipo de Libia García.

También es abogada. Ella encabezará el equipo de transición de gobierno y seguramente ocupará un puesto clave del gabinete. Hay quienes dicen que en la Secretaría de Gobierno o en la Jefatura de Gabinete. Eso pronto se sabrá.

Y un tercer nombre importante es el de Jorge Espadas Galván, electo diputado local por el distrito XXI, quien viene de ser dos veces diputado federal y uno de los más aguerridos en el debate parlamentario. Hace una década fue secretario general del Congreso Local.

Por la experiencia legislativa y la confianza que le tiene la Gobernadora electa, todo apunta a que será el próximo coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado en una Legislatura, en la que por primera vez en 24 años, no tienen la mayoría. También está el exgobernador Juan Carlos Romero Hicks, pero las canicas están con Espadas Galván.

Libia García y Jorge Espadas.

 

MC: crecimiento exponencial 

 

En la elección del 2 de junio, Movimiento Ciudadano se convirtió en la tercera fuerza política en el estado, con lo cual desplazó al PRI en todas las elecciones de los seis cargos locales y federales que se disputaron ese día. 

Pero hay más datos que muestran el crecimiento del partido naranja en Guanajuato y que vale la pena conocerlos.

De acuerdo con un análisis realizado por el propio instituto político que coordina Rodrigo González, Movimiento Ciudadano es el que más creció en cuatro de las elecciones federales y locales, de 2018 y 2021, por sobre los demás partidos: Morena, PAN, PVEM, PRI, PT y PRD.

Esto significa que la cantidad de votos que obtuvo fue mayor respecto a la elección de hace seis años, en comparación con los otros partidos. 

En la elección de Gubernatura, en 2018 obtuvo 49 mil 86 votos y ahora aumentó a 153 mil 679, es decir, un crecimiento de 213 %.

En la de diputados locales, en 2021 tuvieron 90 mil 674, y ahora 202 mil 924. Esto significa un incremento de 123 %.

Respecto a las senadurías, hace seis años recibieron 69 mil 994 votos; y ahora lograron 196 mil 448 votos. Esto representa un aumento de 180 %.

Y en la elección de diputados federales, en 2021 registraron 87 mil 839 sufragios; hace dos domingos: 196 mil 131 votos, lo cual significa un crecimiento de 123 %.

 

Mayor presencia en municipios

 

Movimiento Ciudadano también tuvo un gran crecimiento, al pasar de 14 regidurías que tienen hoy en día en 7 municipios, a 29 que tendrán en 20 municipios. 

El triunfo más sonado fue el de León, donde la votación del candidato a presidente municipal Juan Pablo Delgado Miranda les permitió conservar la regiduría que habían ganado en 2021 con Lucía Verdín Limón, y que dentro de cuatro meses ocupará la actual diputada local Dessiré Ángel Rocha

Nuevamente, desplazaron al cuarto lugar al PVEM, con 24 mil votos, y al PRI al quinto lugar, con 21 mil 291. Y el PRI perdió la única regidora que tiene ahora.

Pero hay otros triunfos más discretos que no se escucharon mucho, pero con peso político en su partido y municipios, y que abonaron al crecimiento del partido naranja. 

En Guanajuato capital, Movimiento Ciudadano quedó en cuarto lugar, por debajo del PAN, Morena y PT. Pero los 5 mil 775 votos que obtuvo Liliana Preciado Zárate, candidata a la Presidencia Municipal, y que se ganó a pulso porque todos los días de su campaña anduvo bajo los rayos del sol caminando por las calles de la ciudad, le permitieron reelegirse como regidora. Y nuevamente desplazó al PRI al quinto lugar con apenas 3 mil 340 votos.

Es el caso de Silao, donde el candidato naranja Francisco Chagoya Navarro logró una votación del 20 % del total. De esta forma, fue la tercera más alta para el partido naranja en el estado, después de León y Cortazar. Metió dos regidores al Ayuntamiento: él mismo y María Oliva Vargas Páramo

En Pueblo Nuevo, la candidata naranja Erika Teresita Zavala Sánchez, aunque quedó en segundo lugar, metió tres regidores: Georgina González Elizarraraz, Israel Razo Vela y Adriana García Ramos

Estas cifras confirman que la decisión de Dante Delgado, dueño de Movimiento Ciudadano, -tan criticada en su momento- de ir solos en esta elección, fue la más acertada para su partido.

 

¿Por qué en Irapuato hubo votación dividida?

 

Entre las múltiples sorpresas que se dieron en la elección del 2 de junio, está la votación dividida que se dio en Irapuato, que a pesar de ser un solo municipio, los resultados arrojaron dos caras tanto para diputados federales como para diputados locales. 

En el distrito XI local ganó Víctor Zanella Huerta, postulado por el PAN para la reelección. 

Y en el distrito XII perdió la panista Susana Bermúdez Cano, que también iba para la reelección, y ganó Carlos Abraham Ramos Sotomayor, de Morena-PVEM-PT.

En el distrito 9 ganó Diego Ángel Rodríguez Barroso, de la coalición PAN-PRI-PRD, mientras que en el 15 ganó José Javier Aguirre Gallardo, de la coalición Morena-PVEM-PT.

Es decir, habrá dos diputados de Morena y dos diputados del PAN en el mismo municipio.

Bueno, pues la razón de dicho comportamiento atípico, según los conocedores de estos asuntos electorales, fue que la zona sur de Irapuato, donde se encuentran los distritos XII local y 15 federal, es altamente poblada, de clase media baja y baja, y por lo tanto susceptibles de convencer fácilmente con los programas sociales federales. 

Fue ahí donde ganaron los diputados de Morena: José Aguirre y Carlos Ramos

En la zona norte del municipio, donde se encuentran los distritos XI local y 9 federal, se encuentran clases medias altas y altas, profesionistas independientes, quienes son más proclives al PAN y no necesitan programas sociales, dádivas o regalos para votar por alguien. Ahí se ubica la zona residencial Villas de Irapuato, por ejemplo.

Por eso, sabiendo esta situación, dicen, Víctor Zanella se cambió de distrito. En 2021 ganó compitiendo por el distrito XII. Pero ahora, para la reelección se cambió al distrito XI y también ganó. Sabía que quedándose en el distrito XII tenía posibilidades de perder y no se equivocó.

 

Morena, tejió fino en Celaya

 

Una minuciosa estrategia de operación política de Morena propició su contundente victoria en Celaya y ahora tienen cuatro meses para definir un gabinete que esté a la altura de la confianza que les dio la ciudadanía. 

El alcalde electo, Juan Miguel Ramírez Sánchez, se convirtió en el candidato más votado en la historia, superando por casi 28 mil votos a Javier Mendoza Márquez, pero estos números no se podrían entender sin una sólida operación electoral. 

Hace tres meses, los morenistas veían imposible ganar Celaya. El partido se encontraba dividido por la designación de Gisela Gaytán Gutiérrez y, pese a las críticas y dudas de su gobierno, Javier Mendoza Márquez se enfilaba sin problemas a su reelección. 

El asesinato de Gisela Gaytán lo cambió todo y Morena cerró filas para designar a Juan Miguel Ramírez como su relevo, y a pesar de no tener un grupo que lo respaldaba, supo conciliar con todos. 

Morena vio en Celaya y en la región Laja-Bajío la entrada perfecta para ir ganando terreno en Guanajuato, y desde la Ciudad de México diseñaron una estrategia para ganar de forma contundente las elecciones. 

Para muchos, uno de los grandes artífices de la victoria morenista en Celaya es José Luis Manrique Hernández, el exsubsecretario de Gobierno que renunció a la militancia panista en febrero. 

Con toda la información de la maquinaria panista en la región Laja-Bajío, Manrique supo guiar al inexperto equipo de Juan Miguel Ramírez para arrebatar los principales activos que tenía el partido blanquiazul. 

Los morenistas tenían muy clara la estrategia panista, que consistía históricamente en promover y movilizar el voto durante las primeras horas de las elecciones. 

Morena implementó un plan que se basó en promover el voto por etapas, principalmente después del mediodía, para que familias enteras acudieran a las urnas en comunidades y colonias populares. 

Al mediodía, las encuestas de salida de ambos partidos mostraban una cómoda ventaja de casi 10 puntos de Javier Mendoza, pero esa ventaja se revirtió por completo durante las últimas de votación cuando Morena puso toda la carne al asador.

La contundente victoria de Morena en casi el 70 % de las secciones electorales de Celaya no se podría entender sin los acuerdos y alianzas alcanzadas con uniones de comerciantes, cámaras empresariales y otros organismos. 

El propio Juan Miguel Ramírez ha declarado públicamente que acordó con líderes de comerciantes que tianguis y mercados del municipio que cerraran antes de las 4 de la tarde para que sus agremiados pudieran ir a votar. 

Tras la resaca de las elecciones, ahora viene lo bueno para Morena, y tendrá que responder con creces el cheque en blanco que le extendieron los celayenses. 

Una de las grandes incógnitas es cuál será la estrategia de seguridad para revertir la crisis que sufre la ciudad desde hace varios años. 

Juan Miguel Ramírez se reunirá estos días con el equipo de la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez, para definir el plan, y dicen los que saben que el Secretario de Seguridad de Celaya será recomendado por el senador electo, Omar García Harfuch

A pesar de que los celayenses piden la salida de los casi 400 expolicías federales que integran la Policía Municipal, lo cierto es que Juan Miguel ha mantenido con reservas este tema, ya que su despido masivo significaría la disolución de la corporación.

La alta rotación en la corporación está provocando que no solo exfederales se sumen a las filas policiacas, sino también experimentados elementos de Guardia Nacional, quienes prefieren viajar a Celaya por un mejor salario, lo que se perfila que a dicha estrategia se le de continuidad en la próxima administración. 

Como en toda transición, ahora Juan Miguel Ramírez tendrá que pagar facturas y cumplir las promesas y ofrecimientos que hizo en campaña, e intentar mantener unidos a los grupos morenistas en Celaya.

LALC 

Escrito en Opinión el

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opini�n