Opinión

24 horas en la vida de un país

La agencia Fitch Ratings redujo el miércoles la calificación de México y colocó al país a un peldaño de perder el grado de inversión. Anunció una recesión severa para México.

Avatar del

Por: Héctor de Mauleón

La agencia Fitch Ratings redujo el miércoles la calificación de México y colocó al país a un peldaño de perder el grado de inversión. Anunció una recesión severa para México, y estimó que una posible recuperación a partir del segundo semestre de este año se verá frenada "por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente".

El Fondo Monetario Internacional, FMI, pronosticó que México estará entre los tres países de América Latina a los que la recesión económica golpeará de manera más profunda (Venezuela y Belice, los otros).

La mezcla mexicana de petróleo cayó ayer 6.9%, y se cotizó en 14.23 dólares por barril, una cifra que no cubre siquiera los costos de extracción.

Las afores perdieron 88 mil millones de pesos en recursos administrados, según reveló la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, Consar.

La Confederación de Cámaras Industriales, Concamín, calculó —también el día de ayer— que en caso de que el paro de actividades no esenciales se prolongue hasta mayo, y el gobierno no presente una estrategia efectiva de recuperación económica, se perderán en el país un millón de empleos, y unas 200 mil empresas, micro, pequeñas y medianas, podrían cerrar sus puertas para siempre.

Científicos de la Universidad de Harvard revelaron ayer que al Covid-19 no va a detenerlo un único periodo de confinamiento: al calcular la trayectoria de la epidemia, los estudiosos determinaron que el coronavirus no se extinguirá tras esta primera ola. Al igual que otras epidemias, esta tendrá rebrotes letales que harán necesarios periodos repetidos de aislamiento.

El Gabinete de Comunicación Estratégica difundió el día de antier una encuesta que señala que a 7 de cada diez mexicanos el Covid-19 ya le afectó la economía. 44% de los encuestados admitieron que el daño económico había sido "mucho".

Desde las primeras horas de la mañana, médicos y enfermeros del Hospital 20 de Noviembre, bloquearon la avenida Félix Cuevas, en la Ciudad de México.

El personal del ISSSTE denunció lo que se ha visto en hospitales repartidos a lo largo y ancho del país: Tijuana, Monclova y Tlalnepantla, por citar solo algunos: la falta de equipos médicos ante el aumento pronunciado de los casos de contagio.

Bloomberg reportó que el fabricante chino de dispositivos médicos al que el gobierno mexicano compró supuestamente 2,500 ventiladores (Beijing Aeonmed Co.), negó estar al tanto de esa operación, cuyo costo ascendió a 5 millones de dólares.

Al mismo tiempo, la asamblea de gobernadores del PAN informó que los insumos enviados por el Gobierno federal para combatir la epidemia en los estados son "insuficientes", "inaceptables", "penosos" e "indignos".

El Presidente de México reveló que su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, le había entregado una lista de tuiteros que lo critican y que esos tuiteros son artistas o deportistas y dijo que hay quien suelta mucho dinero para pagar "la campaña de calumnias, guerra sucia, mentira completas y verdades a medias".

En redes sociales circularon imágenes de médicos llorando de desesperación, y de pequeños empresarios despidiendo a sus empleados.

En la noche, el número de infectados había ascendido a 5,847, y el número de muertos a 449. Se extendía el rumor de que el país estaba a punto de ingresar en la fase tres: un periodo que puede hacer que recordemos los días pasados como un día de campo, como unas extrañas vacaciones.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?