8 de marzo con Macedonio

Hace un año en este espacio reflexionábamos sobre el Día Internacional de la Mujer y el enfrentamiento de su movimiento con el presidente AMLO.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

Hace un año en este espacio reflexionábamos sobre el Día Internacional de la Mujer y el enfrentamiento de su movimiento con el presidente AMLO. Eran días de la convocatoria enorme que canaliza cada año la legítima ola de protestas de las mujeres contra el status machista. Veníamos en el 2020 de un enero con debates sobre la indolencia de gobierno y la sociedad sobre los feminicidios y que fue coronado con el desdén que hizo el presidente AMLO hacia la protesta de cientos de mujeres en Palacio Nacional el 18 de febrero y que fue en mi opinión, “la gota que derramó el vaso”. Colectivos de mujeres convocaron a la movilización, ésta se viralizó y esto destapó la incomprensión y el desdén del Presidente hacia la causa de las mujeres.

La mecha ya estaba prendida. Nuestro presidente AMLO pudo haber enfocado de otra manera su atención, pero no ignorar el incremento de los feminicidios y menos hacerlo con el argumento de “la rifa que no es rifa del avión que no es avión”. Se trataba de atender el reclamo y reconocer que, como gobierno, debe él atender la problemática junto con la sociedad y las empresas. Ya teníamos al menos dos años con evidencias de la inconformidad social. No solo era un asunto de equidad de mujeres con hombres, sino el sub registro de los feminicidios y en general, la responsabilidad que tenemos como sociedad en la discriminación que hacemos a las mujeres y el incremento impresionante de la violencia en todas sus formas contra ellas.

El lunes será el Día Internacional de la Mujer, el que conmemora la lucha de la mujer por su participación, en igualdad con el hombre, en todas las esferas de la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. El día 8 de marzo es fiesta nacional para las mujeres en algunos países y fue institucionalizado por decisión de las Naciones Unidas en 1975, con el nombre de Día Internacional de la Mujer. En México, aunque no había tenido tanta difusión, podría ser recordado como el día de la gran marcha de las mujeres del 2020, cuando nos movieron a la sociedad a voltear a donde no habíamos querido voltear.

El lunes, en todo el País, mujeres mexicanas, el 52% de la población, se manifestarán, después de una convocatoria en redes sociales para protestar contra todas las formas de discriminación y violencia que tenemos contra ellas. Pero esto se da en medio del enorme escándalo de que Félix Salgado Macedonio, el gran amigo por años del Presidente López Obrador, el tipo de personaje que refleja lo peor que ha producido el sistema político, sea oficialmente el candidato de Morena al gobierno de Guerrero. Será difícil prever el efecto que tenga el que este desagradable personaje sea el candidato, ya respaldado por todo el poder presidencial. Lo mismo, los guerrerenses votan mayoritariamente por él, en tanto que ni siquiera las voces progresistas, pero obedientes, dentro de Morena, pudieron impedir que Macedonio fuese candidato.

La realidad es que todavía, en la mayor parte de las esferas de la vida diaria, en México, en Guanajuato y en León, seguimos siendo también, enormemente inequitativos con ellas. Los presídiums de eventos gubernamentales están formados por hombres. Los directores de escuela son mayoritariamente hombres; los principales empresarios también; los supervisores en la industria también lo son. Los mejores sueldos y posiciones son de los hombres y los puestos de trabajo operativos se encargan a las mujeres, pero con sueldos más bajos. La violencia, de acuerdo a estadísticas como las del Secretariado Nacional de Seguridad Pública, se concentra también en ellas donde el hombre ejerce fuerza y violencia traducida en feminicidios.

Considero estar seguro de que la convocatoria a favor de las mujeres, -como se ha dicho muchas veces por parte de las organizaciones convocantes-, no es contra el gobierno de AMLO, incluso ni siquiera es en contra del varón, aunque el Presidente las siga descalificado y etiquetado como un “movimiento conservador de la derecha”. Es un legítimo reflejo de lo mucho que debemos cambiar.

Pero conmemorar este lunes el 8 de marzo, con un político como Macedonio como probable gobernador, solo refleja que no hemos todavía podido evitar, ni siquiera -como lo esperábamos con un gobierno de izquierda-, que esto cambiara. Este 8 de marzo, tristemente, tendrán las mujeres la conmemoración, con la sonrisa de Macedonio apoyado desde Palacio Nacional.

* Consejero local del INE.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?