Opinión

A seguir

Los industriales del calzado por ahora pueden volver a dormir tranquilos.

Avatar del

Por: Francisco Horta

Ánimo que ya es lunes. Luego de días de tensión, a partir del fin de semana pasado, los industriales del calzado recuperaron el sueño.

¿Por qué? Por la tarde del viernes 7 de junio México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo para detener la imposición de aranceles del 5% a productos mexicanos.

Estados Unidos es el principal comprador del calzado mexicano, anualmente reciben 26 millones de pares desde zapato deportivo hasta calzado de alto valor agregado como es la bota o el zapato de vestir construcción goodyear welt en piel con suela de res, y si también reciben mucho zapato que su materia principal es el hule, y en el que cada vez debe recaer menos el volumen de zapatos que se envían al mercado estadounidense, debido a que sabemos los chinos ofrecen un precio mucho, pero mucho menor al que puede ofrecer un fabricante en México.

En total el sector zapatero produce 260 millones de pares, y la oportunidad para venderle a Estados Unidos es mayor; sin embargo, ante la posibilidad de imponer un arancel del 5% que gradualmente pasaría en los próximos cuatro meses a ser del 25% (como condicionante hasta que se detenga la migración centroamericana con destino a EU) prendió las alarmas en el gremio zapatero.

El panorama se veía tan complicado, basta decirle que los esfuerzos para aprovechar la guerra comercial entre Estados Unidos y China, poco iban a generar resultados, considerando que al menos en calzado los chinos serían beneficiados por el Sr. Donald Trump al establecer un impuesto al que es su competencia para atender el consumo de calzado de los estadounidenses que es de hasta 4 pares en hombres, y 6 pares en el caso de las mujeres al año.

     Con mesura

Por ahora, si solamente por ahora las cosas regresan a la normalidad, una normalidad que tampoco es la más idónea, porque con el presidente estadounidense cualquier cosa puede suceder, incluso una vez que comience a aplicarse el TMEC.

Los zapateros, los textileros, mismo caso que el sector agroalimentos tendrán que seguir trabajando en la diversificación, en disminuir esa dependencia histórica con Estados, que en la actualidad se antoja doblemente complicado ante la ausencia de un organismo como Proméxico, por fortuna en Guanajuato sigue funcionando la figura de la Cofoce.

Como bien lo dice el presidente ejecutivo de la CICEG, necesitamos tomar medidas para anticiparnos a las nuevas amenazas que seguramente volverá a lanzar el presidente Donald Trump.

Detalla en su columna “Nos salvamos, pero Trump volverá a amenazar”, que faltan 17 meses para las elecciones en los Estados Unidos y les puedo asegurar que los problemas para México no se han terminado, escribe:

No duden que en uno o dos meses Trump salga a decir que el acuerdo migratorio con México no sirvió y que ahora si impondrá los aranceles, o bien que salga y diga que la industria automotriz mexicana está acabando con los empleos en Estados Unidos, y que pondrá un arancel especial a todos los autos mexicanos”.

     Los pormenores

Y a todo esto, ¿cuál fue el acuerdo? O cuál es la información que si se sabe del acuerdo?

Una de las acciones que se sabe se acordaron en la negociación con Marcelo Ebrad, secretario de Relaciones Exteriores es que México se comprometió a reforzar sus controles de seguridad en la frontera sur para disminuir la migración irregular para lo cual se considerará el despliegue de elementos de la Guardia Nacional en 11 municipios de la frontera sur de México, a partir de hoy.

Diarios como The Washington Post han hablado de que se ofreció el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala.

Una siguiente medida será “desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales”, señala el comunicado.

El acuerdo también establece que Estados Unidos aplicará la Sección 235- B2C de su ley de migración. Es decir que quienes crucen la frontera sur de Estados Unidos para solicitar asilo serán retornados sin demora a México donde podrán esperar las resoluciones de sus solicitudes.

Mientras el tiempo que se ejecute el proceso las autoridades mexicanas se comprometen a ofrecer a los migrantes oportunidades de empleo, salud y servicios de educación.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?