Ahora sí

AHORA SÍ el presidente Andrés Manuel López Obrador llevó al extremo la realidad alterna en la que vive.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

AHORA SÍ el presidente Andrés Manuel López Obrador llevó al extremo la realidad alterna en la que vive.

Y ES QUE el mandatario se inventó que México aceptó que Pfizer le entregara menos vacunas de las acordadas porque, según él, la ONU las pidió para los países pobres. Una de dos: o a López Obrador lo están engañando sus colaboradores; o de plano ya cree que puede engañar a todo el mundo.

PORQUE contrario a lo que dice el mandatario, Pfizer no está incumpliendo con las entregas por ayudar a países pobres, sino por un tema relacionado con la manufactura. Según informó, está haciendo adecuaciones a la planta en Bélgica para incrementar la producción de vacunas. 

TAN ES ASÍ que España, por ejemplo, recibirá hasta 44% menos de las que había contratado. Sería bueno saber cuántas vacunas no entregará Pfizer en México, pues ése será el número de trabajadores de la salud que quedarán inmunizados a medias, ya que esa vacuna necesita doble dosis. A ver si el Presidente hace cuentas, en lugar de cuentos.

SI LA IDEA de Marcelo Ebrard es ser descalificado como el interlocutor ante Estados Unidos, ¡va muy bien! Porque el canciller no es diplomático de carrera, pero sin duda tiene claro que el gobierno de México está haciendo todo lo que no se debe hacer con la relación bilateral.

NO SE RECUERDA, por ejemplo, una falta tan grave a los acuerdos de cooperación internacional como la que acaba de hacer la SRE, al divulgar información confidencial. Alguien debería explicarle a Ebrard que la airada reacción no es de un gobierno en particular, sino del Departamento de Justicia, cuyos fiscales y operadores ahí seguirán una vez que se vaya Donald Trump.

ES SINTOMÁTICO que la política para Norteamérica esté en manos de un director general y ya no de un subsecretario como corresponde. Para colmo, dentro de la Cancillería hay quienes aseguran que el nombramiento de Esteban Moctezuma se hizo sin correrle al Departamento de Estado la tradicional cortesía de tocar base... para evitarnos la pena de que pudieran negarle el beneplácito. Y de los desplantes contra el tío Joe mejor ya ni hablamos.

AYER el ex presidente Luis Echeverría cumplió ¡99 años! Es curioso que 45 años después de haber dejado la Presidencia, sus ideas estatistas, su economía sometida a la política, su desprecio por las libertades y su fervor por el poder unipersonal gocen de cabal salud. Como quien dice, aquel viejo presidencialismo sigue... ¡arriba y adelante!

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?