Opinión

Andrés Manuel también fue ternurita

Quizá no existía un cartucho más quemado en el 2012 que Andrés Manuel López Obrador, entonces perdía la presidencia por casi seis puntos, más de tres millones de votos, frente a Enrique Peña Nieto.

Avatar del

Por: Redacción AM

No juzguéis, y no seréis juzgados; no condeneis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.
Lucas 6:37

Quizá no existía un cartucho más quemado en el 2012 que Andrés Manuel López Obrador, entonces perdía la presidencia por casi seis puntos, más de tres millones de votos, frente a Enrique Peña Nieto.

Esa no había sido una elección cerrada, aniquiló al PAN, con Josefina Vázquez Mota, diez puntos arriba pero aún estaba muy lejos de arañar un triunfo. Era un escenario muy diferente al de 2006: parecía el fin de su carrera y de su aspiración presidencial.

Fueron años difíciles para López Obrador, dejó el PRD para fundar Morena, lo arriesgó todo y cosechó con creces, ahí están los resultados, ahí está la historia, ahí está la Cuarta.

Si López hubiera dicho que seis años después cambiará el mapa político del país, que sería presidente y que detentaría las mayorías del Congreso, lo hubieran tirado de loco, de radical, de ternurita (con cariño, claro).

Así es la política, así es el sistema y así es la rueda de la fortuna, arriba, muy arriba algunas veces, abajo, muy abajo en otras tantas. Hoy le tocó ganar, mañana es un volado.

El Presidente peca de soberbia, ayer parecía darle un leve giro en su mañanera al reconocer que el spot zalamero y arrastrado que lanzó la Secretaría de Turismo, donde se politiza la “estrategia” de negocio, era una afrenta democrática. ¡Aplauso!

Pero el Presidente insiste en sobajar a la oposición, así su estrategia, maquiavélica, perversa, sí, pero sumamente válida, aniquilar mediante la vejación, la mentira, la bilis, la emoción y el rencor.

Cuidado, el apejejendamiento puede durar una eternidad o esfumarse en un suspiro.

Ayer, en una mesa en MVS con las ternuritas Gustavo Madero, Xóchitl Gálvez y Fernando Belaunzarán, del movimiento #YoSíQuieroContrapesos, se habló mucho del futuro y de los errores que no se perciben en la población por estar “enamorados” del caudillo, vale la pena echarle un ojo: da clic aquí

Perder a la oposición puede resultar peligroso para el mismo movimiento del Presidente, la estrategia de humillación y vilipendio puede terminar convertida en un espejo, treinta millones de votos significan también 60 millones de no votos que pueden reaccionar con la misma virulencia con la que son señalados todos los días.

Vendrán los resultados económicos del primer trimestre, vendrán las reacciones de las calificadoras y vendrá la realidad en el empleo y en el poder adquisitivo.

Serénense, dijo el ganso.

¿Cómo reaccionan los hombres y mujeres de corazones rotos?

Colofón. “Si me da la gana vacacionar en Las Vegas, en Roma, en Mindanao o en Venezuela es muy mi asunto que para eso trabajo. A Las Vegas fui a un foro de migrantes en la Universidad de Las Vegas, en Nevada, eunuco”, dijo Fernández Noroña. 

En esta nota:

Comentarios