Opinión

Apagar Cien fuegos

Podríamos citar cien dificultades en la relación de México y Estados Unidos. La más importante podría ser el tráfico de drogas. Antes era la migración. 

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

Podríamos citar cien dificultades en la relación de México y Estados Unidos. La más importante podría ser el tráfico de drogas. Antes era la migración. El muro de Trump dejará de ser el tema ofensivo y degradante cuando se vaya. Con el renovado tratado de libre comercio quedan muchos temas particulares como el tomate, el azúcar, el acero y otros productos en los que México es muy competitivo.

El arribo de los demócratas anuncia presiones para disminuir la distancia de los salarios en las plantas automotrices. En México son las más productivas del mundo. Será una exigencia benéfica para los obreros. El cambio climático y la lucha por detenerlo subirá en la lista de prioridades de Joe Biden. Hurgando en las noticias recientes, los conflictos se pudieron resolver porque siempre hay un bien mayor para los vecinos: el crecimiento y la paz.

La filosofía del pragmatismo dio tan buen resultado a Estados Unidos que sigue marcando su norte de grandeza como nación. Hay una confusión sobre lo que es el pragmatismo como filosofía y lo que es no tener ética; perseguir los fines sin valorar los medios es falta de ética. Buscar lo bueno y lo útil es la plataforma del buen pragmático.Cuando Estados Unidos acepta el reclamo de México por la captura -sin consulta- del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, es porque hay tratados, además de buenos modales diplomáticos que no se cumplieron con su detención.

Estados Unidos gana mucho más con el regreso del general a México que con el circo de juzgarlo en Nueva York bajo sus leyes. El gobierno de Trump pudo enviar al presidente López Obrador las indagatorias que lo incriminan y no lo hizo. Era una apuesta de confianza necesaria para el mandatario mexicano. Prefirieron “cazarlo” ya que estaba en suelo norteamericano, como hicieron con Genaro García Luna.

Otra ventaja de regresarlo a México es probar hasta dónde está dispuesto nuestro país a llevar un juicio limpio con las pruebas que aporte Estados Unidos. Cienfuegos se declaró inocente de los cargos. Muchos funcionarios públicos que lo conocen meten la mano al fuego por él. No podemos descartar que los cargos sean falsos y tengan su origen en alguna vendetta de uno de los cárteles. Cuando un acusado se declara culpable bajo las leyes norteamericanas, el juicio puede extenderse por años. Así será el de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón. Desde Palacio Nacional celebraron su detención aunque en México no sabemos si hay cargos contra él.

Para el Presidente, el regreso de Cienfuegos alivia la presión y las posibles fricciones con sus subordinados en el Ejército y compromete más a México en la lucha contra el narcotráfico. En todas las áreas de Gobierno de la nueva administración, la más destacada es la cancillería. Marcelo Ebrard resultó un colaborador eficaz y prudente. La oposición temía el renacimiento de relaciones hostiles, como en la época de Luis Echeverría y José López Portillo. Salvo el error de no felicitar a Biden (un fuego menor), todo marcha con el profesionalismo tradicional del cuerpo diplomático del país. Y eso que tratar con Trump es algo que vomitan todos los líderes extranjeros. En sus rostros se notó la felicidad por el triunfo de Biden. 

Pronto comenzaremos una nueva etapa de trabajo intenso para mejorar nuestra relación con Estados Unidos, principal vecino, cliente y empleador de millones de paisanos que ayudan con sus envíos a la economía nacional. 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?