Atender lo importante de las vacunas

Mucha información se vierte a diario sobre las vacunas para combatir la COVID-19 estimados lectores, por ello quiero reflexionar con ustedes acerca de lo que, a mi juicio, es importante atender como personas en tanto útil para lo más valioso que es la vida y luego la función.

Avatar del

Por: Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba

Mucha información se vierte a diario sobre las vacunas para combatir la COVID-19 estimados lectores, por ello quiero reflexionar con ustedes acerca de lo que, a mi juicio, es importante atender como personas en tanto útil para lo más valioso que es la vida y luego la función.

Esta semana ha sido rica en señales, una fue la inquietud causada por declaración del presidente del país del norte que no permitirán el ingreso a su país de personas provenientes del extranjero sin vacunarse por un lado, condicionando además, que solo serán válidas, aquellas vacunas autorizadas por la OMS. Luego el ejecutivo de la “cuarta transtornación” López-Obrador, al verse presionado por mexicanos que reclaman ahora el no poder viajar por haber sido vacunados con la vacuna Cansino o Sputnik no autorizadas por la OMS, reclamó que la OMS era ineficiente por su retraso en autorizarlas. 

Al ser cuestionado Tedros Adhanom director de la OMS, de manera puntual le contestó: invitamos al presidente a que envié a sus “expertos” -el imperdonable López-Gatell o el titular de la Cofepris Alejandro Svarch. añadido mío- para que vean y aprendan cómo es el procedimiento de aprobación de las vacunas: usamos datos, evidencia y principios, nada más. 

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Remató el tema la directora general adjunta de la OMS Mariangela Simao que se aprueba el uso de emergencia de las vacunas no por visiones ideológicas sino que utilizan estándares internacionales y que la lista de procedimientos que guían el uso de emergencioa se publican en la página web y los siguen todos los fabricantes, los cuales tienen que hacer primero la solicitud y luego proporcionar toda la información necesaria para la aprobación final de los productos biológicos.

Lo importante entonces es la seguridad, calidad y eficacia basada en la ciencia y la evidencia. La COFEPRIS autorizó su uso de emergencia sin hacer pruebas en México, trajo el imperdonable López-Gatell un expediente de papel de una visita turística a un país sudamericano o aceptó papeles que le trajeron de Rusia a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por supuesto, fuera de los estándares que marcó la OMS. De hecho, ya fueron a visitar otra vez -el titular de la Cofepris y de la paraestatal Birmex- para producir Sputnik en México.

¿Hicieron mal en vacunarse los miles de mexicanos con este tipo de vacunas? Por supuesto que no, es lo que había, y además, no hay a la fecha opciones para que podamos decidir cuál aplicarnos, es la que te toca. Lo importante sin duda era disminuir la probabilidad de enfermar gravemente o morir por la COVID-19, por ello, los expertos como Alejandro Macias, el exSecretario de Salud José Ángel Córdova, el Secretario de Salud Daniel Díaz y este escribidor, recomendábamos que había que vacunarse con la que te tocara aunque fuera la “china o la rusa”, adjetivos calificativos utilizados por la población para referirse a la Cansino o Sputnik.

Meses han pasado desde nuestra recomendación, si nos hicieran esa pregunta ahora ¿responderiamos lo mismo?, me atrevo a decir sin duda, que volveriamos a decir lo mismo: vacúnese, póngase la que que toque -la que haya- pues lo importante es que de enfermarse, no sea de gravedad y disminuya al máximo al probabilidad de morir estimados lectores.

Ahora bien, si el gobierno de México tiene el dinero -y lo ha tenido- para adquirir vacunas que cumplan con las autorizaciones de emergencia de la OMS e incluso con autorizaciones ya para uso ordinario como Pfizer-Biontech, debiera estarlo haciendo – y lo exigiremos-, pues es demasiado riesgoso apostar mas a vacunas que no han cumplido los estándares exigidos a nivel internacional o por agencias prestigiadas como la FDA y la EMEA. Acá la Copefris perdió su autonomía técnica, corrió a los expertos y quedó bajo el mando del imperdonable López-Gatell, que hace las cosas por ideología y no basadas en la ciencia.

La economìa tambiés es un factor importante -después de la vida y la función- por ello como país debemos luchar para que los productos que compremos tengan la calidad que, en el caso de las vacunas, nos permitan viajar al extranjero a sabiendas que no importa que requisito ellos pongan, este se cumplirá con lo hecho en nuestro país.

Por último, en ciencia y teconología, a decir por la fracción de Morena en el Congreso de la Unión hay señales ominosas, pues nos adelantan que están ya en la búsqueda de la “vacuna mexicana” con inversión ridícula del CONACYT, mientras que a nivel mundial, las compañias están desarrollando y probando vacunas capaces de luchar contra las variantes del SARS-CoV-2 con planes de hacerlas en menos de cien días, lo cuál es buena noticia.

Les recomiendo, de marea pragmática, que continue con las medidas de prevención para no contagiarse y vacúnese ya, con la que te toque, aunque haya el efecto indeseable de no poder viajar al país del norte.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar