Basta de pretextos

¡La consulta del domingo evidenció lo que hoy está mal en México!

Avatar del

Por: Jorge Suárez-Vélez

¡La consulta del domingo evidenció lo que hoy está mal en México! La surreal farsa le habría parecido excesiva a Breton o a Dalí. El absurdo empezó por pedir permiso para hacer lo que siempre ha sido prerrogativa del Estado: aplicar la justicia. Sí, la ley no se consulta, se aplica. El gobierno de López Obrador ha tenido casi tres años para armar algún proceso judicial contra quien haya violado la ley en el pasado; quien sea, del partido que sea, de cuando sea.

Dejemos claro que no sólo no necesitaba permiso para hacerlo, sino que tenía la obligación de hacerlo. Quienes no votamos el domingo no condonamos las faltas del pasado, al contrario, creemos que este gobierno no tiene excusa para claudicar en la lucha contra la corrupción que prometió en campaña. Una y otra vez, podría haber sentado valiosos precedentes, dejando claro que la impunidad se acabó. Pero sí nos rehusamos a ser comparsas de un ejercicio fatuo que denigró a nuestra democracia, llevándose a la Suprema Corte de corbata, y que les dio un tiro de gracia a las consultas como herramienta de participación ciudadana. De haber sido vinculante, la interpretación de la respuesta a la barroca pregunta le habría dado carta blanca al Ejecutivo para hacer lo que le venga en gana.

México sigue siendo el país de la injusticia y la impunidad; el país donde la mayoría de los crímenes no se castiga; el país donde quien tiene poder o recursos se sale siempre con la suya, mientras que los más pobres siguen sujetos a la indefensión, a la injusticia y a la aplicación aleatoria de la ley, usualmente en su contra.

Miles de detenidos en las cárceles mexicanas jamás recibieron el beneficio del debido proceso. Miles siguen tras las rejas sin sentencia. Este gobierno ni ha intentado resolver tanta injusticia. En vez de investigar y perseguir a muchos que abusaron en puestos públicos y que hoy viven más allá de lo explicable por sus ingresos, prefiere utilizar las herramientas legales a su alcance para venganzas, para perseguir a sus enemigos políticos en procesos flagrantemente arbitrarios, como el que mantiene a Rosario Robles en la cárcel, acusada de delitos que legalmente no ameritan esa pena, y en arresto preventivo ante el "peligro de fuga", sin permitirle seguir el proceso en arresto domiciliario o en libertad, como es su derecho.

En paralelo, Emilio Lozoya, quien sí se fue del país para evadir el proceso en su contra, lleva rato riéndose de la justicia desde su mansión y "colaborando" como testigo. Claramente, el objetivo no es que provea información que permita armar casos sólidos contra quienes participaron en esquemas de flagrante corrupción en Pemex durante el gobierno de Peña. Lo que se busca es que ayude a construir cargos a modo contra enemigos de la 4T, incluyendo a posibles opositores de Morena en 2024. Emulan a Daniel Ortega en Nicaragua. No hay forma más segura de ganar una elección que encarcelar a la oposición. Sólo así refrendarán el poder tras del desastre que han sido como gobierno.

AMLO nunca creyó en una Fiscalía autónoma y empoderada, o en una justicia ciega e implacable cuyo único objetivo sea aplicar la ley imparcialmente. Para él, Gertz o Santiago Nieto no son más que sicarios que apuntalan su agenda política y que, de paso, tienen el mandato de hacerse de la vista gorda cuando de investigar a Bartlett o a Irma Eréndira Sandoval se trata. "Para los amigos, justicia y gracia; para los enemigos, la ley a secas".

La consulta fue un fracaso rotundo y un imperdonable despilfarro de recursos. Pero, ya sea que su objetivo fuera distraernos o polarizarnos, como tantas veces desde que AMLO se hizo del poder, es grave que ésta se vuelva pretexto para golpear al INE y así sabotear a nuestra incipiente democracia. Es grave que se tenga el descaro de decir que quienes no votamos queremos impunidad. No la queremos. Lo que no queremos son más excusas. No queremos juegos estúpidos ni más consultas absurdas. Queremos Estado de derecho, respeto a la ley, aplicación de la justicia, una Fiscalía autónoma que sirva, un gobierno que dé resultados. Basta ya de pretextos.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?