Coincido con Bartlett

Esta vez coincido con Manuel Bartlett. El 16 de marzo de 2017 rechazó desde el Senado "la militarización del país" y advirtió que "los problemas de México no se resuelven con la violencia, sino con empleo, educación, combate a la desigualdad y a la pobreza".

Avatar del

Por: Sergio Sarmiento

La seguridad pública es una tarea de los civiles y en época de paz el lugar de las fuerzas armadas son los cuarteles". -Manuel Bartlett

Esta vez coincido con Manuel Bartlett. El 16 de marzo de 2017 rechazó desde el Senado "la militarización del país" y advirtió que "los problemas de México no se resuelven con la violencia, sino con empleo, educación, combate a la desigualdad y a la pobreza". 

Estoy de acuerdo con Mario Delgado, quien el 17 de diciembre de 2017 publicó en Twitter una fotografía en la que aparecía con un cartel que decía: "No a la militarización del país. Desde que el ejército está en las calles la tasa de civiles muertos aumentó 200%. 100 mil muertos. 33 mil 482 desaparecidos". 

Pienso que el presidente Benito Juárez tuvo razón cuando, tras la restauración de la república, mandó a los militares a los cuarteles. Lo explicó Andrés Manuel López Obrador en un video el 26 de abril de 2010: "Lo primero que hace el presidente Juárez al regresar del norte a la ciudad de México es ordenar a los militares que entreguen de nuevo el poder a los civiles. Esto generó muchas molestias de los militares. Sin embargo, el presidente Juárez sabía que no podíamos apostar a una república militar, sino a una república civilista. Esto es una enseñanza mayor. Hay que cuidar a esa institución que es el Ejército, que no se utilice para suplir las incapacidades de los gobiernos civiles". 

Aplaudo la posición que López Obrador expresó en 2011: "No estoy de acuerdo en que el Ejército se utilice para tratar de resolver problemas de origen social; no se debe socavar una institución tan importante en funciones que no le corresponden". 

Coincido con López Obrador como candidato cuando en su Proyecto de Nación 2018-2024 argumentó que la estrategia en materia de seguridad había fracasado: "La prueba es que hoy tenemos una seguridad casi militarizada y una inseguridad creciente". 

Respaldo la posición de Porfirio Muñoz Ledo, quien el 31 de agosto de 2018 declaró: "Tiene que haber un regreso del Ejército a sus funciones normales, porque el país no puede vivir siempre en un estado de excepción". 

Recuerdo la resistencia de las fuerzas armadas a asumir labores de policía. El general Salvador Cienfuegos, cuando era secretario de defensa, en diciembre de 2016, declaró: "Yo sería el primero en levantar no una sino las dos manos para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales. No pedimos estar aquí. No nos sentimos a gusto". 

Uno puede entender que un gobierno busque remediar sus fracasos en seguridad pública recurriendo a las fuerzas armadas de manera temporal y como auxiliar. Esto trató de hacer Felipe Calderón el 11 de diciembre de 2006 cuando lanzó el Operativo Conjunto Michoacán (que no era la primera vez que los militares hacían labores de policía). Aun así, cuando se enmendó el artículo 21 constitucional en su mandato, fue para establecer que "las instituciones de seguridad pública serán de carácter civil". En 2019, cuando se creó la Guardia Nacional, se señaló que esta también tendría esa naturaleza. 

Hoy el Presidente quiere enmendar la Constitución para integrar definitivamente la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa. Así ha operado hasta ahora, pero con la promesa de que en 2024 seria ya civil. Es una declaración de fracaso: no ha sido tan fácil resolver los problemas de seguridad como pensó López Obrador. La solución, sin embargo, es tan peligrosa hoy como cuando Bartlett se pronunció en 2017 contra la militarización. 

Farmacéuticas

La guerra de AMLO contra las farmacéuticas nacionales es cruel e inadmisible: ha provocado una dolorosa escasez de medicamentos, ha llevado al gobierno a buscar medicamentos más caros y no certificados en el extranjero, y ha hecho que el INSABI deje de pagar 3 mil millones de pesos en medicamentos ya adquiridos. Las principales víctimas son los enfermos. 

Twitter: @SergioSarmiento

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?