Competencia entre China y Estados Unidos en la industria láser y fotónica

El desarrollo de la industria láser y de otras actividades de alta tecnología, es un tema que preocupa a varias naciones y bloques económicos del mundo.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

El desarrollo de la industria láser y de otras actividades de alta tecnología, es un tema que preocupa a varias naciones y bloques económicos del mundo (ver por ejemplo: Bo Gu “Will the U.S. and China decouple?”, Industrial Laser Solutions News, https://www.industrial-lasers.com/home/article/14188562, Enero 28, 2021).

El avance económico de China es considerado como una amenaza, posiblemente existencial, para la industria de alta tecnología de muchos países. Esto debido a que muy pronto China será la primera economía del mundo. Muchas personas, desde un punto de vista económicamente conservador, consideran que la globalización ha favorecido y consolidado el avance de la industria china y proponen un distanciamiento industrial, tecnológico y económico con esta nación. Otros aseguran que esta medida sería desastrosa para todos y propiciaría la creación de dos bloques económicos en el mundo regidos por el dólar y el yuan respectivamente. ¿Qué tanto esto afectaría a la industria láser en el mundo?

Es un hecho que actualmente China representa el más grande mercado del mundo.  Si no hay pactos y diálogo, el desenlace más temido es, de acuerdo a la “trampa de Tucídides” una confrontación militar entre China y Estados Unidos. Brevemente recordemos que Tucídides escribió: “Lo que hizo la guerra inevitable entre Atenas y Esparta, fue el creciente poder Ateniense y el miedo de lo que esto podría causar a Esparta”.  Se refería a que la potencia naciente (Atenas, o China en nuestro caso) entraría en conflicto con la potencia establecida (Esparta, o Estados Unidos en nuestro caso) debido a los intereses opuestos que hacen el conflicto casi inevitable.

Por cierto, la frase “trampa de Tucídides” fue acuñada por Graham T. Allison, profesor de Harvard para describir el fenómeno anteriormente expuesto, de las potencias emergentes que retan a las potencias establecidas. Casi todas estas situaciones a lo largo de la historia terminaron en guerra, excepto en años recientes en donde el riesgo de una confrontación militar nuclear convierte la apuesta para ambos en una situación de perder-perder indeseable para todos (ver: Graham Allison, “Destined for War: Can America and China Escape Thucydides’s Trap?”, Mariner Books, New York, 2017) .

Actualmente las compañías americanas tienen transacciones comerciales con China por cuatrocientos diez mil millones de dólares anuales, mientras que las Chinas con Estados Unidos por ciento treinta y cinco millones de dólares anuales.  China consume el veinticinco por ciento de los productos de alta tecnología láser y fotónica del mundo y es el más grande mercado para láseres industriales del mundo. Romper las relaciones comerciales entre ambos países dañaría más a las compañías americanas y podría causar el cierre de empresas y desempleo. Las empresas norteamericanas de alta tecnología en láseres y fotónica tienen también una enorme dependencia del suministro de elementos chinos, por ejemplo, cristales dopados con tierras raras para amplificadores láser o para óptica no lineal, recordemos que China es el principal país del mundo productor de tierras raras como neodimio, iterbio, erbio, holmio. Y a su vez China es el mayor comprador de láseres industriales del mundo. Debido a este hecho es que las industrias de ambos países están fuertemente entrelazadas y son codependientes.  Sin los insumos chinos la industria láser y fotónica norteamericana y europea se colapsaría, pero sin los láseres industriales norteamericanos y europeos la industria china también se frenaría. En una confrontación todos perderían.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?