Con los ojos

Con los ojos cuadrados se quedaron varios senadores cuando su compañero, el morenista Armando Guadiana, acusó a investigadores mexicanos de hacer "turismo académico" con recursos públicos.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

Con los ojos cuadrados se quedaron varios senadores cuando su compañero, el morenista Armando Guadiana, acusó a investigadores mexicanos de hacer "turismo académico" con recursos públicos.

Y es que muchos consideran que el viaje que hizo el coahuilense a Madrid en diciembre del 2019 para asistir a la COP25, en la que se discutió el calentamiento global, fue puro "turismo parlamentario".

Primero, porque con todo y que entonces era el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara alta, nomás no se entiende que representara a México quien es conocido como "El rey del carbón", pues ha hecho su fortuna con minas de ese combustible, uno de los más sucios del planeta.

Y más aún porque hay quienes cuentan que, lejos de verlo concentrado en su misión legislativa, andaba muy contento en un lujoso restaurante de la calle Jorge Juan del barrio de Salamanca departiendo con su amigazo el empresario Alonso Ancira, quien fue detenido ese mismo año en España y, en esas fechas, enfrentaba en libertad un proceso de extradición.



 

***

Seriamente comprometida quedó la autonomía de la Fiscalía de San Luis Potosí con la renuncia de Federico Arturo Garza Herrera, quien asumió como fiscal en 2017 y debió permanecer en el cargo hasta 2024.

Alegando razones personales, quien fuera colaborador de gobernadores del PRI como Gonzalo Martínez Corbalá y Fausto Zapata dejó el campo libre para que Ricardo "El Pollo" Gallardo, el polémico pevemista y muy cercano a Morena que asumirá mañana la gubernatura, pueda colocar en su sitio a un "fiscal carnal".

¿Pues no se suponía que el nombramiento de fiscales transexenales tenía como principal objetivo evitar el sometimiento a la voluntad del gobernador en turno? Es pregunta sin compadrazgos.

***

Qué bueno que la alcaldía Cuauhtémoc les otorgó el "perdón" a los dos ciudadanos que bañaron el miércoles con pintura blanca las estatuas de Fidel Castro y Ernesto "Che" Guevara, por lo que ya quedaron en libertad.

Qué malo que tuvieron que pagar 42 mil pesos quesque para reparar las efigies que ya habían sido lavadas el mismo día en el que ocurrió eso que la autoridad calificó como un acto vandálico, pero varios vecinos ven como una protesta legítima.

Qué pena que, además del pago, los dos responsables tuvieran que pasar dos noches en una celda, lo que contrasta con otros casos de vandalismo en la CDMX en los que el daño a monumentos ha sido muuucho más grave y ni siquiera hubo detenidos en aras de la "libre manifestación". Meterse con Hidalgo y Morelos, como sea... pero con Fidel y El Che, ¡jamás!

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?