Coronavirus, tecnología 5G y teorías de conspiración

En la Wikipedia podemos leer que:“El término teoría conspirativa o teoría de conspiración se usa para referirse a ciertas teorías alternativas a las oficiales que explican un acontecimiento o una cadena de acontecimientos...

Avatar del

Por: Vicente Aboites

En la Wikipedia podemos leer que:“El término teoría conspirativa o teoría de conspiración se usa para referirse a ciertas teorías alternativas a las oficiales que explican un acontecimiento o una cadena de acontecimientos ─comúnmente, de importancia política, social, económica, religiosa o histórica─ por medio de la acción secreta de grupos poderosos, extensos y de larga duración. La hipótesis general de una teoría de conspiración es que ciertos sucesos importantes en la Historia han sido causados por conspiraciones ocultas misteriosas”.

De modo paradójico mientras que las tecnologías electrónicas de comunicación modernas son la mejor herramienta para evidenciar la tontería de las teorías de conspiración, estas tecnologías son al mismo tiempo su mejor medio de difusión.

Un ejemplo de teoría de conspiración se tiene con aquellos que afirman que la vacuna del SIDA o del Coronavirus existe pero que son los grandes laboratorios farmacéuticos del mundo los que impiden que esta noticia se conozca.

Quienes afirman esto desconocen uno de los pilares más importantes del método científico que consiste precisamente en la verificación de todo resultado publicado por cualquier científico, por otros científicos del mundo que podrán validar o refutar las afirmaciones hechas.

Si alguien tiene la vacuna del SIDA o del Coronavirus la puede dar a conocer por cualquier medio imaginable (desde medios electrónicos libres y gratuitos hasta revistas especializadas) sin que nadie pueda impedirlo, con la certeza de que sus afirmaciones serán validadas o refutadas por muchos otros investigadores y laboratorios científicos del mundo que trabajan libremente sin estar vinculados a ningún interés particular, excepto investigar los hechos y la verdad científica. Si alguien tiene un resultado importante y verdadero, este resultado no tardará en darse a conocer en el mundo (sin que nadie pueda impedirlo) y muy probablemente, si los resultados son correctos, eventualmente recibirá también el premio Nobel.

Recientemente en las ciudades de Birmingham y Merseyside en Gran Bretaña incendiaron unas torres con antenas y sistemas de comunicación celular 5G.  Al investigar el asunto se encontró que cientos de miles de seguidores de sitios de Facebook, YouTube e Instagram habían difundido información afirmando que la tecnología de comunicación celular 5G era causante del Coronavirus.

Muchos científicos y miembros del Sistema Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés) inmediatamente señalaron que esas afirmaciones eran “absoluta basura” e “increíbles estupideces” pues biológicamente esto era imposible.

El Director Médico del NHS señaló que se trataba del “peor tipo de Fake News conocido”. Las noticias difundidas afirmaban dos cosas: i) Que las señales 5G deprimen el sistema inmunológico, haciendo a la gente más susceptible de ser víctima del virus y, ii) Que el virus se transmite a través de la tecnología 5G. Ambas afirmaciones son totalmente falsas. 

El profesor de Microbiología Celular Simon Clarke señala que pensar que la tecnología 5G transmite el virus es una “absoluta tontería” mientras que afirmar que las señales 5G afectan el sistema inmunológico no tiene ningún sustento científico. Aunque es sabido que ondas electromagnéticas de muy alta frecuencia pueden ionizar y/o modificar células p.ej. ondas electromagnéticas ultravioleta, de rayos X, gama, o cósmicos. Sin embargo, las frecuencias utilizadas en la tecnología 5G están lejos de tener la energía para afectar las células de nuestros cuerpos, por tanto, eso es imposible.

Es más probable que el sistema inmunológico de una persona disminuya debido a que no ha dormido, a que está cansada o a una deficiente dieta alimenticia, entre muchas otras causas que nada tienen que ver con señales de radio 5G.

Pensar que hay una relación entre las ondas electromagnéticas usadas en la telefonía celular como las señales 5G y el coronavirus es una tontería similar a pensar que hay relación alguna entre el yeso y el queso; cosas que no tienen absolutamente nada que ver una con la otra.

Por favor no difunda ni reenvíe información que no esté validada por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) o por la Secretaría de Salud de la República Mexicana.

El coronavirus no se cura ni se evita usando escapularios, amuletos chinos, aztecas o de cualquier clase o cultura, ni tampoco con limpias u otros ritos ceremoniales, o rezando, suplicando o implorando a divinidades, sino solo atendiendo las instrucciones médicas basadas en el mejor conocimiento científico que la humanidad tiene sobre este problema.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?