Cosechan pelotas de golf

El nuevo Ayuntamiento de León comienza rápido a descubrir irregularidades en la anterior administración.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

El nuevo Ayuntamiento de León comienza rápido a descubrir irregularidades en la anterior administración. El síndico Arturo Sánchez Castellanos, quien conoce bien cómo funcionan las cosas dentro del municipio, pide investigar por qué se consideró al Club Campestre de León, S.A. de C.V. una entidad de producción agrícola. 

La historia de un engaño para reducir el pago del predial quedó escrita en una “constancia” donde el municipio acepta la petición del apoderado del Club, “... bajo el principio de buena fe, que los inmuebles son de los que tienen fin agrícola o ganadero”. 

Según datos proporcionados por Sánchez Castellanos, el Club pagó 4.8 millones de pesos de impuesto predial por las 55 hectáreas del campo de golf. 

En marzo el municipio realizó una inspección que constata el “uso agrícola”  de los 18 hoyos de golf para considerarlo rural y reducir el pago. El reporte es una dulzura de ingenuidad del inspector: encontró cultivadoras, tractores, implementos para fumigar, fertilizar y una lista precisa de todos los implementos para cuidar el campo. 

Jamás vio las decenas de carritos de golf que ahí se guardan y por supuesto que nunca se refirió a ninguna máquina cosechadora porque ahí sólo se levantan pelotas de golf. Podría seguir relatando los disparates del inspector. Incluso recurre a la Real Academia de la Lengua para definir lo que es “agrícola”. Una tomadura de pelo. Basado en esa inspección, el municipio reintegró la mitad del predial pagado. Ahora Héctor López Santillana y su tesorero Enrique Sosa deberán explicar el desfalco al municipio. 

Para la alcaldesa Alejandra Gutiérrez es una oportunidad de revisar la historia reciente del cobro predial de todas las cuentas más importantes. Si no tuvieron empacho en eso que hicieron con una de las más grandes que comprenden 55 hectáreas de la tierra más cara de León, ¿cuántos trucos y transas no habrá en el cobro de prediales? Para el ciudadano es una burla y una ofensa. Para los socios del  Club también es una oportunidad de reintegrar al municipio lo que no les (nos) pertenece. 

León quería ser “una ciudad de primera”, pero sin seguridad, sin claridad en las cuentas y con sospechas de corrupción, quedamos muy por debajo de lo que dice esa frase tan bonita. 

Es cierto que León no es una urbe donde prevalezca la extorsión en permisos, los moches en obras y otras corruptelas comunes a otras ciudades y estados del país, pero hay zonas grises y negras. 

Con mucha transparencia y una mejora regulatoria, la digitalización de los trámites y la publicidad permanente de las cuentas de la comuna, daríamos ejemplo nacional. Con tan solo mejorar la administración del predial se podrían tener muchos recursos para la seguridad. Ale fue tesorera y lo sabe bien. 

Otro pendiente es ya no facilitar la especulación con los terrenos baldíos, que producen riqueza a costa de los servicios públicos. Es tiempo que para el próximo presupuesto de ingresos, el nuevo Ayuntamiento haga comprender al Congreso del Estado la necesidad de gravar de verdad las 4 mil hectáreas baldías a cuyos dueños se les cobran cacahuates. A conocidos que tienen hectáreas sin oficio ni beneficio, les comento que cada que pasamos por su lote le ponemos un centavo, como si fuera un cochinito que engordamos año con año a costa de mantener servicios públicos para ellos.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?