Creación de materia a partir de luz

Explicar la creación del mundo o del universo es un tema que ha obsesionado al hombre desde siempre. En todas las culturas del mundo encontramos mitos que narran este proceso de creación.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

Explicar la creación del mundo o del universo es un tema que ha obsesionado al hombre desde siempre. En todas las culturas del mundo encontramos mitos que narran este proceso de creación.

Algunos ejemplos interesantes son los siguientes: Para la etnia Zulú de África, la divinidad Unkulunkulu emergió del vacío y creó el primer hombre a partir de dos rocas y les pidió a sus compañeros semidioses y a los dioses que, con ayuda de las hierbas, crearan a dos seres humanos: un hombre y una mujer.

El mito Maya de la creación está bellamente descrito en su libro sagrado “Popol Vuh”, al principio solo existían los dioses en un estado latente sobre un mar inmóvil, entonces hubo palabras y decidieron crear el mundo para que existiera el ser humano.

La Teogonía de Hesíodo describe la creación como fue entendida por los antiguos griegos, esta empieza con el Caos, un profundo vacío del cual emergió Gea (la Tierra) y algunos otros seres divinos primordiales. Gea dio a luz a Urano que la fertilizó y de esta unión nacieron, los Titanes, los Cíclopes y los Hecatónquiros o Centimanos. Cronos castró a su padre y se convirtió en el gobernante de los titanes con su hermana y esposa Rea como consorte y los otros Titanes como su corte. Cronos se enfrentó con su hijo, Zeus, que persuadido por su madre le desafió a una guerra por el trono de los dioses. Al final, con la ayuda de los Cíclopes, Zeus y sus hermanos lograron la victoria, condenando a Cronos y los Titanes a prisión en el tártaro. La mitología judeo-cristiana describe la creación en el libro “Génesis”.

Los primeros tres versículos de este libro dicen: 1) En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2) Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3) Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. En el resto del libro se relata cómo Dios, creó el mundo en 6 días y al primer hombre Adán en el huerto del Edén; luego creó a Eva a partir de un «hueso» de Adán. En seguida se describe la caída en desgracia de Adán y Eva por comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal y la historia de sus dos primeros hijos: Caín y Abel; la aparición de tribus y razas y el desarrollo de los pueblos; la historia de la Torre de Babel; cómo el dios Yahveh castiga a la humanidad por sus pecados con un diluvio universal (salvando a Noé y a una pareja de cada especie animal).

Por su parte, en la mitología hindú la leyenda más antigua sobre la creación está contenida en el himno “Púrusha sukta” (del Rig-veda, el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio A.E.) en donde se describe la creación del universo a partir de los remanentes de un gigantesco dios primigenio llamado Púrusha en una época muy antigua en que se realizaban sacrificios llamados “púrusha medha”.

Omitiendo mitologías egipcias, chinas y del medio oriente, entre muchas otras, finalmente hay también casos extremadamente interesantes como el budismo en el cual el universo o concepto de mundo nunca tuvo origen, pero tampoco tiene fin, los budistas creen que el mundo siempre ha existido. De hecho, el budismo en sí mismo ignora lo referido al origen de la vida. Buda, al referirse al origen de la vida, dijo; “Pensar acerca del origen del mundo, oh monjes, es un impensable que no debería ser pensado; pensando en esto, uno experimentaría aflicción y locura”.

Como podemos ver, algunas de las narraciones anteriores coinciden en creer que primeramente hubo un vacío a partir del cual uno o varios entes divinos, crean la materia del universo y del mundo. A diferencia de las mitologías anteriores que tienen como sustento la tradición, la fe o la revelación sobrenatural, la imagen científica que tenemos de la creación del universo está basada en observaciones macroscópicas y microscópicas del universo, así como en modelos y teorías que se ajustan bastante bien a estas observaciones.

En el trabajo científico no importan nuestros dogmas o creencias sino solamente la confirmación o refutación que nuestras teorías presentan con las observaciones y experimentos. Como el premio Nóbel de física Richard Feynman dijo: “el experimento es el único juez de la verdad científica”.

Acaban de ser publicados dos interesantes artículos científicos, el primero por el Dr. T. Wang y sus colaboradores; “Power Scaling for Collimated γ Ray Beams Generated by Structured Laser-Irradiated Targets and Its Application to Two-Photon Pair Production”, en la prestigiada revista Physical Review Applied, y el segundo por el numeroso “Grupo de Colaboración Atlas” del Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) titulado; “Observation of photon-induced W+W− production in p p collisions at √s = 13 TeV using the ATLAS detector”, publicado en la nota Atlas-Conf-2020-038. De modo fascinante ambos trabajos coinciden en reportar la creación de materia a partir de luz.

El primer trabajo describe como el pulso de un rayo láser de muy alta potencia enfocado en un blanco puede generar enormes campos magnéticos semejantes a los que se encuentran en estrellas de neutrones. Estos inmensos campos generan emisión de rayos gama cuyos fotones al colisionar producen, por un brevísimo instante, la creación de pares de partículas de materia y antimateria.

En el segundo experimento utilizando el Gran Colisionador de Hadrones del CERN, que es un anillo de veintisiete kilómetros de circunferencia localizado en la frontera franco-suiza, se provoca el choque de protones que viajan a velocidades cercanas a las de la velocidad de la luz para obtener otras partículas aún más pequeñas como quarks, leptones y bosones. Encontraron que el choque de fotones, las partículas sin masa que constituyen la luz, produce bosones W, que son partículas con masa. En ambos trabajos se reporta la creación de partículas con masa a partir de fotones que son partículas carentes de masa. 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?