Opinión

Después

DESPUÉS de lo que se vio ayer, queda claro que para las y los mexicanos no hay imposibles.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

DESPUÉS de lo que se vio ayer, queda claro que para las y los mexicanos no hay imposibles. Si Checo Pérez pudo iniciar en la posición 18 y ganar el Gran Premio de Sakhir los Pumas se repusieron de una goleada 4-0, entonces, ¿por qué Andrés Manuel López Obrador no puede aprender a usar cubrebocas?

SERÍA BUENO que lo intentara, a ver si predicando con el ejemplo la sociedad se anima a protegerse del Covid-19. Porque la realidad es que sus palabras nomás no tuvieron ni tantito efecto en la población de la CDMX. Después de que el Mandatario pidió el viernes quedarse en casa y salir estrictamente para lo necesario, los capitalinos ignoraron el exhorto presidencial y abarrotaron las calles del Centro Histórico, los centros comerciales y uno que otro antro disfrazado de restaurante.

¿SERÁ que la población anda muy entusiasmada con gastarse el aguinaldo o será que la palabra presidencial, a fuerza de escucharla tooodos los días, termina por ser intrascendente? Es pregunta que sí guarda sana distancia.

A PROPÓSITO de remontadas épicas, ahora resulta que Margarita Zavala y Felipe Calderón quieren regresar al PAN por la puerta grande, con alfombra roja y una buena dotación de candidaturas.

SEGÚN lo que se cuenta dentro del PAN, una de las encargadas de negociar la reunificación es Mariana Gómez del Campo, pero dicen que está exigiendo prebendas y posiciones que nomás no corresponden con el peso real de México Libre.

LOS CALDERONISTAS quieren condicionar su respaldo a que les entreguen candidaturas en bastiones albiazules o, al menos con altas posibilidades de triunfo, tanto para alcaldes como para diputados locales. En Coyoacán, por ejemplo, se dice que quieren imponer a Eduardo Seldner, quien fuera hasta la reciente purga subdirector de Conagua.

DENTRO del panismo hay la convicción de que les conviene que Zavala y Calderón regresen al terruño, de lo que no están tan seguros es de que Marko Cortés deba pagar un precio tan alto.

SI CREEN que la del Cruz Azul es maldición, es porque no han visto la de la silla del gobernador de Tamaulipas. Quien se sienta en ella, termina metido en problemas: Tomás Yarrington, detenido en Texas por cargos relacionados con narco; Eugenio Hernández, requerido por la justicia de Estados Unidos acusado de lavado, pero detenido en México por irregularidades en su sexenio; Egidio Torre no enfrenta directamente proceso penal, pero sí tres de sus colaboradores que son acusados por el desvío de más de 2 mil millones de pesos.

Y AHORA se suma a la lista Francisco García Cabeza de Vaca señalado -junto con cinco parientes- por la Unidad de Inteligencia Financiera. Y aunque el panista ya salió a decir que puede aclarar lo que le pregunten, lo que en realidad le urge es... ¡una limpia!

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?