¿Dónde podremos encontrar luz?

“Porque siempre habrá luz si sólo somos suficientemente valientes para ver”. -Amanda Gorman

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

Porque siempre habrá luz si sólo somos suficientemente valientes para ver”. -Amanda Gorman

Amanda Gorman electrizó a un auditorio mundial que esperaba con ansia la palabra convertida en esperanza, transformada en luz. 

El presidente Joe Biden había dado un emotivo discurso, el mejor de cualquier presidente norteamericano en su “inauguración”, según la crítica política. Sí, Biden usó las mejores palabras para aliviar el dolor de su nación, agredida en su democracia por las turbas trumpistas, Gorman elevó la palabra hasta el cenit de la poesía. 

Un bálsamo para una nación dividida y escondida a la verdad, ofendida en sus valores tradicionales de guía democrática para el mundo. Ese faro de ejemplo se había convertido en una ínsula pendenciera en la voz del ex presidente, un lugar donde la razón y la ciencia habían sido desechadas por el prejuicio racial.

Biden centró su discurso en la UNIDAD nacional; Amanda en la luz y el amor. ¿Dónde podemos encontrar luz en esta interminable sombra? Palabras que de inmediato adquirimos como propias por la semejanza divisiva y corrosiva de gobiernos populistas que alientan la pugna, el insulto y el engaño como norma de relación. 

“Aprendimos que la quietud no siempre es la Paz..” 

“Y aún así el amanecer es nuestro desde antes que lo supiéramos, de alguna forma lo hicimos..”.

¿Cuándo veremos la luz desde estas sombras interminables en México?¿Cuándo tendremos un líder que hable de unión, decencia, ejemplo y el cuidado de nuestra frágil democracia?

¿Dónde está el poeta que convierta su palabra en rayo luminoso de futuro, de guía para salir de las tinieblas en las que vivimos?

Gorman, hija de madre soltera, recita la maravilla de un país donde esa niña que era ella podría estar dando un homenaje a otra que puede presidir el país mas poderoso del mundo, en referencia a Kamala Harris, la primera vicepresidente mujer y de color. 

“Y entonces levantamos nuestra mirada no a lo que nos separa, sino a lo que está ante nosotros”. 

Y nosotros los mexicanos estamos separados desde temprano cada día, entre los que siguen a ciegas la llamada transformación, y todos los demás, que no lo hacen. 

“Cerramos la división porque nosotros sabemos poner el futuro primero, nosotros debemos primero poner nuestras diferencias de lado”.

Quien desde el poder divide, envenena a una nación, la convierte en rehén de sus más bajas pasiones, de sus diferencias agrandadas para servirse de ellas en la búsqueda del poder por el poder a través de la cizaña. Oscuras palabras insultantes como fifi, conservador o parásito. 

“Porque nunca más sembraremos división”.

El poder de un Estados Unidos no tiene límites para restaurar la nación después de la pesadilla Trump. Biden actúa de inmediato y para la insultante división del muro fronterizo. Volverá a darles un lugar a nuestros paisanos, los Dreamers o Soñadores, aquellos niños que llegaron a Estados Unidos, crecieron y se educaron sin tener la nacionalidad. 

Gorman a sus 22 años, representa a una generación nueva, Biden a la de años dorados con sus 78 años. Sus edades suman un siglo. Su humanismo se funde para encontrar la luz con valor después del triunfo de la democracia. 

¿Cuándo saldremos los mexicanos en busca de esa luz con valor? ¿Cuándo saldremos al encuentro de nuestro destino de unión y democracia? Muchas preguntas surgieron en este día de inauguración de una nueva era. Tendremos que responderlas pronto. 

Nota.   La traducción es libre, una disculpa anticipada si no es literariamente precisa.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?