Economía moral

Este 21 de mayo el presidente López Obrador descartó ratificar al gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, cuyo mandato vence el 31 de diciembre. En su lugar, dijo, nombrará a "un economista con dimensión social, muy partidario de la economía moral". 

Avatar del

Por: Sergio Sarmiento

Un monopolio moral es la antítesis de un mercado de ideas". -Thomas Sowell

Este 21 de mayo el presidente López Obrador descartó ratificar al gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, cuyo mandato vence el 31 de diciembre. En su lugar, dijo, nombrará a "un economista con dimensión social, muy partidario de la economía moral". 

El término "economía moral" lo usó por primera vez el historiador marxista británico E.P. Thompson para ofrecer una historia económica desde el punto de vista de los trabajadores. James C. Scott, politólogo estadounidense, lo empleó en sus estudios sobre la agricultura de subsistencia en el sureste asiático. El concepto conlleva siempre una crítica a la libertad de mercado y una propuesta para aumentar la intervención del Estado en la economía. 

La ciencia económica siempre ha buscado definir políticas públicas que generen beneficios para la sociedad. Adam Smith, el primer gran economista de la historia, publicó primero su Teoría de los sentimientos morales, en 1759, y después La riqueza de las naciones, en 1776. En la primera explicó la solidaridad humana: "Ninguna sociedad puede, seguramente, ser próspera y feliz si la mayor parte de sus miembros son pobres y miserables". En las dos obras señaló que quienes buscan su beneficio personal son "guiados por una mano invisible., sin saberlo, sin pretenderlo, para promover el interés de la sociedad". En La riqueza de las naciones apuntó: "No es de la benevolencia del carnicero, cervecero o panadero que obtendremos nuestra cena, sino de su preocupación por sus propios intereses". 

Muchos políticos han tratado de reemplazar el mercado con un gobierno interventor, pero al hacerlo han provocado enormes tragedias. En la década de 1930 Stalin dio al gobierno soviético el monopolio de la producción de alimentos y otros productos, en un experimento que costó cuando menos 7.5 millones de muertes por hambre. Mao Zedong hizo lo mismo en China en los cincuenta y provocó el fallecimiento por hambre de entre 15 y 55 millones. Varios gobiernos en Latinoamérica han tratado también de reemplazar al mercado con gobierno, como Juan Domingo Perón en los años cuarenta y los esposos Kirchner en la Argentina del siglo XXI, o Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela; el resultado ha sido siempre un empobrecimiento de la población. 

Es falso que solo las derechas se interesen en construir mercados eficientes. El socialista Felipe González hizo reformas liberales en la España de los ochenta, que había heredado una economía estatizada de la dictadura de Francisco Franco. Ricardo Lagos, presidente socialista de Chile en 2000-2006, explicaba su rechazo al gasto deficitario: "Que no me digan que un presupuesto equilibrado es una posición de derecha o de izquierda: un presupuesto equilibrado es una exigencia de una economía bien administrada". Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil de 2003 a 2010, se enorgullecía de la apertura de la industria petrolera a la inversión privada: "Antes teníamos un monopolio en bancarrota. Hoy Petrobras es un orgullo de los brasileños". 

Con ayuda del Banco de México, el gobierno de López Obrador ha logrado mantener un entorno financiero sano. Hacienda ha controlado el gasto público, Banxico la política monetaria. Por eso no ha habido ni una explosión inflacionaria ni un desplome del peso. Preocupa así el anuncio de que el presidente no ratificará al gobernador Díaz de León y buscará sustituirlo con un "partidario de la economía moral". No hay nada más inmoral que empobrecer a los pobres con el pretexto de imponer una nueva moralidad económica. 

Pobreza extrema

En 2020, año de la pandemia, la población mexicana en pobreza extrema aumentó de 10.6 a 18.3 por ciento; en Brasil bajó de 5.5 a 1.4 por ciento (BBC con datos de Cepal). Es mejor tener políticas económicas eficientes que darse ínfulas de moralismo. 

Twitter: @SergioSarmiento

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?