Opinión

El destructor de la economía

Parafraseando a Chávez, el movimiento de la 4T pretende mantener pobres a los pobres, pero con la esperanza de que voten por Morena.

Avatar del

Por: Francisco Martín Moreno

Parafraseando a Chávez, el movimiento de la 4T pretende mantener pobres a los pobres, pero con la esperanza de que voten por Morena. Los pobres les dan el poder y mientras los defienden, no pueden permitir que suban a la clase media porque al dejar de ser pobres, se convertirían en sus enemigos.

He ahí la perversión política escondida atrás de la propuesta: “Primero los Pobres.” AMLO creó millones de marginados al cancelar el aeropuerto de Texcoco, al aterrorizar a la inversión nacional y extranjera, al cancelar ProMéxico, al cancelar el Consejo de Promoción Turística, al cancelar las rondas petroleras, al cancelar los proyectos de energía eólica, la solar, la barata, la limpia, en beneficio de los pobres.

AMLO canceló la planta de Constellation Brands para que el mundo supiera que sus estados de ánimo son la única ley en México. Canceló inversiones públicas en infraestructura, salvo sus proyectos faraónicos que nacerán muertos.

Canceló apoyos financieros a las empresas para propiciar quiebras masivas, estimular el desempleo y provocar la fuga de capitales, en fin, para crear más pobres. Afirmó que si una empresa tiene que quebrar, que quiebre y que no recibirá a los representantes del sector privado ni atenderá su pliego petitorio a favor de las MiPyMEs.

¿Cuáles potentados? Son las micro, pequeñas y medianas empresas que generan el 80% del empleo en México y que carecen del apoyo financiero que reciben las empresas del mundo en las mismas condiciones.

Si se continúa atentando en contra de las empresas nacionales y extranjeras, pequeñas o grandes compañías, se seguirán perdiendo cientos de miles de millones de dólares y, por lo tanto, surgirán millones de pobres, el objetivo central de López Obrador, idéntico al de Castro, al de Chávez y al del criminal de Maduro. 

No nos engañemos: el enfrentamiento con el sector privado de ninguna manera significa un nuevo acto de locura del Presidente, no se trata de un obnubilado ignorante de las consecuencias económicas de su gestión ni nada que se le parezca: AMLO ha adoptado ya, a gran velocidad para que nadie descubra a tiempo sus verdaderas intenciones, el 70% de los acuerdos del Foro de Sao Paulo para instalar el comunismo en México.

Basta leer los acuerdos y compararlo con las decisiones de López Obrador para confirmar lo dicho anteriormente. Todavía escucho voces insensatas que proponen la concesión de más tiempo al Presidente para comprobar lo anterior, cuando la realidad debería quedar a la vista de cualquier estudioso de la materia.

¡AMLO desprecia a los empresarios porque crean empleos, cuando él pretende crear más pobres! Si el PIB cae a menos 6%, según Coneval, el número de pobres se incrementará en 4 millones y en 8 millones si la economía se desploma a menos 14%.

La pandemia y la cancelación de auxilios financieros a las empresas, le cayeron a AMLO como anillo al dedo, porque al salir de México quienes protestan y construyen, se quedarán los pobres fáciles de controlar con promesas populistas. ¡Claro que Primero los pobres! A más fuga de capitales, de cerebros y de empresarios, más pobres, más resignados y más posibilidades de AMLO para eternizarse en el poder. ¿Cuántos de los resignados cubanos se levantarían hoy en armas contra de Castro? Ninguno.

Se trata de construir masas de resignados apáticos y sumisos que se conformen con un plato de moros y cristianos, en tanto los empresarios sacan primero sus capitales para, acto seguido, abandonar México y generar empleos y riqueza en otros países en donde existan las condiciones indispensables para invertir dentro del contexto de un auténtico Estado de Derecho.

Con qué recursos se ha construido Miami, por ejemplo, si no es con el dinero fugado de diversos países latinoamericanos atenazados por una dictador que gobierna de acuerdo a sus estados de ánimo, con independencia de las leyes.

Nunca nadie votó por el comunismo, éste siempre se impuso con la fuerza de las armas. En cada populista hay un tirano, AMLO no podía ser la excepción.

Aunque usted no lo crea, le urge destruir la economía y construir otro México autoritario y totalitario. Basta con contemplar la realidad y los pasos dados para acabar con nuestra democracia. Los hechos son tercos.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?