El zorrillo en el picnic

"Alguien debe decir la verdad. Ellos minimizaban los problemas para hablar de lo bien que iba todo. Yo siempre les decía: esto es cosa seria. Entonces inventaron un chiste, decían que yo era como el zorrillo en el picnic".

Avatar del

Por: Jorge A. Meléndez Ruiz

Alguien debe decir la verdad. Ellos minimizaban los problemas para hablar de lo bien que iba todo. Yo siempre les decía: esto es cosa seria. Entonces inventaron un chiste, decían que yo era como el zorrillo en el picnic".

Apenas un parrafito de una entrevista del New York Times con el Doctor Anthony Fauci sobre sus experiencias con la pandemia durante la presidencia de Donaldo J. Trump.

Sabiduría práctica valiosa para tiempos del populismo mágico que privilegia fake news sobre ciencia.

Tiempos donde los deseos del Tlatoani se convierten en realidad y donde muchos expertos prefieren huir a ser zorrillos apestados. Un mundo al revés donde la ineptitud eventualmente cobra la cuenta.

5 lecciones valiosas para los negocios y la política:

1. Anécdotas vs. Datos. Dice Fauci sobre Trump: "Decidía por tratamientos que recomendaban sus amigos. Yo le explicaba que se requería una prueba clínica. Pero no hacía caso: 'No, no, no... esto realmente funciona'. Prefería una anécdota a los datos. Esto me preocupaba mucho". Totalmente. Es una señal de alarma. Por cierto, esto a veces sucede en los negocios. Pero al irse los datos, llega la locura.

2. Enfrentar la irracionalidad. Fauci advertía: "En una pandemia la enfermedad seguirá su curso si no intervenimos. Pero el Presidente aseguraba que se iría, que era mágico. Ahí decidí: no contradeciré proactivamente. Pero si un reportero me preguntaba tras una aseveración falsa, yo me levantaba y decía: perdón, pero eso no es correcto. No quería contradecirlo, pero tengo un gran respeto por mi oficina". Claro. Ante un jefe poderoso irracional, primero inteligencia para elegir tiempos y métodos. Pero segundo, no callar. Respetar el conocimiento.

3. Los ataques de la corte. Cuando Fauci empezó a contradecir a Trump iniciaron los problemas: "Peter Navarro (un economista con cero experiencia médica) escribió un editorial en USA Today afirmando que lo que yo decía estaba mal. La oficina de prensa de la Casa Blanca enlistó cosas que dije y que según ellos estaban mal. Una sonsera, todo terminó siendo verdad". Claro. La corte de lambiscones y radicales de un jefe intolerante no se quedará con los brazos cruzados cuando la verdad quiera salir a la luz.

4. Ignorados por el poder. En una situación técnica, lo natural sería que lo técnico impere. ¡Ja, claro que no! Por ejemplo, Trump nunca le pidió a Fauci consejo médico. Ni cuando tuvo el virus: "'Tony, esto (una dizque cura) me funcionó muy bien'. No quería reventar su burbuja, pero le dije: no Presidente, eso es n=1, un experimento con una sola muestra". Así que prepárate, si eres experto, el populista te ignorará, aislará o quizá te corra.

5. La necesidad de tener un zorrillo en el picnic. La esposa de Fauci le sugirió que renunciara. No quiso: "Muchos me preguntaban, ¿qué diablos haces en medio de tanta estupidez? Pero creo que se entendía que yo representaba lo que era correcto y científicamente válido. Y si renunciaba, el zorrillo ya no estaría en el picnic. Aún si no cambiaba la opinión de muchos, para mí era importante que las cosas sin sentido no tuvieran vía libre. Pensé que era mejor para el país, para la verdad y la razón, que yo estuviera ahí".

Me detengo en esta última, que es quizá la lección más importante.

Uno nunca sabe qué tan importante será ese zorrillo hasta que el tiempo pasa. Porque no hay mal que dure mil años. En el caso de Fauci, él (gracias a Dios) sigue ahí. El apestado terminó siendo otro.

La historia emitirá un juicio severo sobre la Presidencia de Trump. Y quizá uno de sus veredictos más duros será la terrible forma en que manejó la pandemia.

Porque politizar lo técnico en temas de salud termina siendo un acto criminal que cuesta vidas. Una lección que sería bueno que YSQ aprendiera en cabeza naranja.

Lamentablemente, nuestro Presidente es muy cabezón.

Posdata. Presidente: ¿quiere que no haya apagones? Destrabe licitaciones, deje que la IP ayude en exploración de gas y almacenamiento para emergencias. Ustedes NO pueden solos. Ah, y deje de invertir en la refinería y el tren, use mejor los recursos. Urge recapacite.

En pocas palabras...

Si no hablaba, estaba aprobando lo que decía (Trump)". -Anthony Fauci

benchmark@reforma.com

Twitter: @jorgemelendez

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?