En este

EN ESTE momento de incertidumbre, lo que importa es desearle a Andrés Manuel López Obrador una pronta y completa recuperación del Covid-19.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

EN ESTE momento de incertidumbre, lo que importa es desearle a Andrés Manuel López Obrador una pronta y completa recuperación del Covid-19. Ojalá que el tema no se convierta en un arma política de sus adversarios; y ojalá que también ayude a los escépticos a tomar conciencia de que la pandemia sigue ahí y estamos muy lejos de superarla. Fuerza, Presidente.

¿QUÉ SIGUE? De entrada lo lógico sería hacer el rastreo hacia atrás de los contagios que pudo haber provocado el Presidente. Habría que empezar con los pasajeros del vuelo 2535 de Aeroméxico que viajaron con él de San Luis a la Ciudad de México, pues pese a tener síntomas, López Obrador tomó el avión de ruta comercial. ¿Sabía ya que estaba contagiado?

LAS CRÓNICAS de su gira del fin de semana señalan que al Mandatario se le veía cansado, apagado, con poca energía. Por supuesto andaba sin cubrebocas. Así, sin protección alguna, se reunió con los gobernadores Juan Manuel Carreras y Jaime Rodríguez. También expuso a los secretarios Marcelo Ebrard, Luis Cresencio Sandoval, Olga Sánchez Cordero, Javier May, Tatiana Clouthier y Rosa Icela Rodríguez.

A ESA LISTA hay que sumar el encuentro que tuvo con la candidata de Morena al Gobierno de Nuevo León, Clara Luz Flores; y la cena con empresarios regiomontanos en casa de Alfonso Romo. Todos esos encuentros sin cubrebocas y quién sabe si ya con síntomas.

Y QUIENES hayan tomado el vuelo 180 de Volaris en la ruta CDMX-Monterrey, que fue en el que viajó AMLO el viernes, más vale que también se vayan a hacer la prueba.

PARA HOY se tiene programado que López Obrador tenga una llamada con el mismísimo Vladimir Putin, a fin de explorar la posibilidad de traer a México la vacuna rusa Sputnik V.

SIN EMBARGO, pese a la urgente necesidad de ampliar la oferta de vacunas para la población mexicana, lo que se comenta dentro del propio Gobierno federal, es que Hugo López-Gatell no está muy de acuerdo con la idea de abrirle la puerta a los biológicos rusos ni a los chinos.

TAN ES ASÍ que la Cofepris, que ahora depende del polémico subsecretario, le ha estado dando largas a la vacuna de CanSino, traída de China y que se encuentra en la llamada fase 3 de pruebas. Quienes sí saben del asunto relatan que el atorón burocrático está en el llamado Comité de Moléculas Nuevas.

ESTE órgano de la Cofepris es el que debe dar luz verde para la autorización de las vacunas. Sin embargo, su presidente, Gustavo Reyes Terán, al parecer por órdenes de López-Gatell, se está tomando las cosas con caaalma, como si no hubiera ya un millón 763 mil 219 casos confirmados y la cifra de muertos no fuera de 150 mil mexicanas y mexicanos.

SI AMLO convence al mandatario ruso de proveer a México de vacunas, a ver quién es el valiente que le dice a Putin: “Momentito, tovarich”.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?