Opinión

Enojados al volante

"Ambos partidos están hablándole a personas que están muy enojadas y que piensan que no se les escucha".

Avatar del

Por: Jorge A. Meléndez Ruiz

Ambos partidos están hablándole a personas que están muy enojadas y que piensan que no se les escucha".

Apenas una frase de un interesante intercambio reciente entre el demócrata Rahm Emanuel y el republicano Chris Christie en el programa "This week" de ABC News.

El ex Alcalde de Chicago y ex Jefe de gabinete de Obama tiene toda la razón. Y, tristemente, esto no sólo sucede en Estados Unidos (EU).

La combinación de populismo, redes sociales y fake news provoca que el mundo se radicalice cada vez más. Y así es difícil lograr consensos racionales que contribuyan a resolver problemas estructurales de una forma en que se pueda realmente progresar.

"Es una diferencia fundamental de como estábamos en los 60 años tras el fin de la 2ª guerra mundial, cuando los partidos hablaban más bien con grupos en el centro que creían en EU", explica Emanuel.

En cambio, cuando la política la dirige el enojo, el destino final no será el deseado, tal como lo vimos hace unos días en EU.

Sabiamente concluye el demócrata:

"La energía la conducen personas que sienten que no se les ve, no se les escucha y no se les representa".

Muy peligroso: la sectarización de la política.

Según la Real Academia, una secta es una comunidad cerrada, que promueve o aparenta promover fines de carácter espiritual, en la que los maestros ejercen un poder absoluto sobre los adeptos.

Y eso precisamente es lo que sucede en México y el mundo.

"El conflicto político supera al conflicto sobre políticas, dando paso a una sectarización donde grupos adoptan identidades moralistas para defenderse de sus rivales", advierte un ensayo reciente publicado por connotados politólogos de EU.

Thomas B. Edsall reseña en el New York Times este estudio, que asegura que la sectarización política cuenta de 3 elementos:

1. Distinción. La tendencia de ver a la oposición como esencialmente diferentes a nosotros.

2. Aversión. Desconfianza y antipatía hacia los adversarios.

3. Moralización. Ver al rival como malvado, como inmoral.

La conclusión es matona: "La confluencia de estos 3 elementos es lo que hace tan corrosiva a la sectarización política".

¡Ufff! Los expertos se refieren a nuestro vecino del norte. Pero la verdad, están retratando a la 4T de cuerpo entero.

Son 3 pilares del discurso diario de Andrés Manuel, que se la pasa recordándole a su base que "ellos son distintos", que hay que desconfiar de la técnica y del expertise y que todos los que se oponen a su (dizque) transformación son simplemente inmorales.

Los estudiosos advierten las terribles consecuencias de esta sectarización:

a) Incentiva el uso de tácticas antidemocráticas. Al enmarcarse como una lucha del bien vs. el mal, el fin termina por justificar los medios.

b) "Legitima" daños colaterales. Racionaliza el uso de la violencia que vimos en el Capitolio, por ejemplo. Ah, y OJO: la violencia verbal puede preceder a la física.

c) Se autoalimenta y crece en el tiempo.

En su artículo, Edsall cita a Gary Jacobson, un profesor de la Universidad de California en San Diego, que advierte que muchas de las quejas de los bandos que pelean son justificadas.

Tiene razón. Como bien advierte Emanuel, gran parte de la población no tiene voz y justificadamente se sienten agredidos y olvidados.

La pobreza en México es ineludible. El rechazo al sistema que precede a la destrucción masiva que hoy vivimos es innegable.

Pero también es innegable que los que defendemos al análisis racional como arma para lograr un cambio real tenemos argumentos sólidos.

El camino para salir de este galimatías no será fácil.

Las redes sociales amplifican polarización y peleas.

A riesgo de ser simplista, el intercambio entre Christie y Emanuel nos da una pauta. SÍ es posible discutir a nivel micro temas difíciles, a pesar de tener ideas distintas. El consenso es factible.

El reto es cómo pasar de lo micro a lo macro. Como lograr consenso sin polarizar. Como acordar políticas públicas que realmente transformen a un país para bien.

Cómo evitar que sigan manejando los encabronados.

Un reto que está en chino.

Posdata. Le economía de EU repuntará por los paquetes fiscales de Biden... y esto beneficiará fuertemente a México. ¿Y que hace AMLO? ¡Picarle el buche a EU! Que pentontez...

En pocas palabras...

"No puedo esperar a probar tu sangre".

Póster reciente pro-Trump

benchmark@reforma.com

Twitter: @jorgemelendez

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?