Fiscal en apuros

Aunque se sabe en Guanajuato todopoderoso y con el respaldo total del gobernador Diego Sinhue, de grupos políticos y empresariales, el fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa, enfrenta la presión desde Palacio Nacional.

Avatar del

Por: León Jacobo Robespierre

Violencia y presión de AMLO lo ponen contra la pared 

Aunque se sabe en Guanajuato todopoderoso y con el respaldo total del gobernador Diego Sinhue, de grupos políticos y empresariales, el fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa, enfrenta la presión desde Palacio Nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador empezó en 2020 los cuestionamientos sobre la permanencia del Fiscal de Guanajuato ante la violencia imparable. Lo hizo dos veces hace un año, pero en los últimos dos meses lleva tres y en tono mayor.

Zamarripa no parecía preocuparse y evitaba responder cada dardo lanzado desde la mañanera, pero dejó su búnker, salió a las cámaras y esta semana se confesó en el Club Rotario de León aceptando que no es fácil continuar con un entorno adverso como el flanco favorito de los ataques presidenciales a Guanajuato.

El Fiscal apenas asomó la cabeza para defenderse frente a una realidad de muertos y más muertos en la que ninguna autoridad de seguridad y justicia se salva.

“Me parece que hay intereses perversos de otra naturaleza, incentivados en un ámbito diferente al técnico, al constitucional, al de las responsabilidades. 

“Quizá logre que mañana o pasado acontezca algo con su servidor. No sé qué pudiera pasar porque ha sido mucha la insistencia”, expresó Carlos en los momentos finales de su encuentro con los rotarios el pasado martes por la tarde.

El “quizá logre...” es la primera vez que el Fiscal abre la rendija a dejar el cargo. 

Aunque no hay que irse para nada con la finta, Zamarripa está firme y apuesta por cumplir con su periodo hasta el último momento, que sería en febrero del 2028.

Se sostiene en su argumento: el procura justicia, no previene delitos. La crisis es culpa de la falta de prevención, principalmente en las policías municipales. La refinería de Salamanca es el origen de los males y Pemex no hace nada. Y no se cuenta con la Fiscalía General de la República (FGR) para desarticular al crimen.
 

Morena, principal opositor

Luego de 10 años como Procurador General de Justicia del Estado fue ratificado por la mayoría del Congreso del Estado en la nueva figura de Fiscal General del Estado, para lo cual tomó protesta el 20 de febrero del 2019, en una accidentada sesión en la que se registraron protestas de grupos sociales y otros convocados por Morena.  

Antes y después del nombramiento de Fiscal General, algunas voces han cuestionado también la permanencia del secretario de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca (con ya nueve años en el cargo). Fiscal y Secretario son una dupla que, aunque con responsabilidades diferentes, se entienden al 100.

En lo local,  el jefe estatal de Morena Ernesto Prieto, y la bancada del Congreso en la que tendrán siete legisladores, no quitarán el dedo del renglón en la salida de ambos funcionarios. Pero la preocupación del Fiscal no es esa presión en casa sino la que un día sí y otro también recibe del Presidente.

Hasta hoy la artillería presidencial se ha quedado en las declaraciones, no hay ninguna investigación -que se sepa- con elementos para orillar a la salida del Fiscal. Hace un año el fiscal Alejandro Gertz amagó con hacerlo, pero nada sucedió.

La Constitución Política del Estado establece que el Fiscal General sólo puede ser removido por las causas graves que diga la ley, en este caso la Ley Orgánica de la Fiscalía que en su artículo 18 describe las dos causales: 

-Cuando incumpla de manera reiterada con los fines institucionales previstos en Ley.

-Participar, tolerar, consentir o apoyar violaciones graves a los derechos humanos, o cometer violaciones graves a la Constitución y a las leyes.

Está claro que los legisladores que lo pusieron no pueden simplemente decirle ‘muchas gracias’. Tampoco el Gobernador al convertirse en una Fiscalía autónoma.

La única salida es un acuerdo político para pedirle dar un paso a un lado. La otra es resistir, Zamarripa y Diego con él, como hasta ahora, a los embates presidenciales. 

Mientras tanto Carlos se sinceró y pidió porras a los rotarios.

“Yo digo que las porras sí ayudan, porque hay veces que aparte de tener el difícil trabajo, tenemos porra adversa en casa, a veces por mala información, pero creo que incentiva mucho poder tener la porra. Y sin duda siempre el nivel de exigencia tiene que darse, el ciudadano tiene que exigir, para eso también paga impuestos”.


 

Congreso ¿a modo?

 

Lo que sí pueden hacer, si quisieran en el Poder Legislativo que arranca con los 36 legisladores locales a partir del 25 de septiembre, es exigir cuentas a la Fiscalía General, así como al gabinete legal y ampliado del Poder Ejecutivo.

Una de las atribuciones del Fiscal General es “presentar anualmente por escrito, durante el último jueves del mes de febrero, a los Poderes del Estado un informe de actividades, y comparecer ante los diputados cuando se le cite a rendir cuentas o informar sobre su gestión”.

Pero, los legisladores que lo nombraron se limitaron a recibir el Informe y a un encuentro anual para cuestionamientos que esquivó sin mayor dificultad.

Con Guanajuato en llamas, 4,490 víctimas de homicidio doloso durante el año 2020, los diputados no consideraron que era necesario que diera explicaciones, y que presentara un plan de trabajo con metas e indicadores para que lo evaluaran. 

El coordinador de la bancada panista, Jesús Oviedo Herrera, quien estuvo seis años en la silla y ya se frota las manos para encontrar acomodo en la nómina estatal, no quiso incomodar al Fiscal. Ahora llega el ex secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, de quien pronto sabremos si apostará a la inercia o sí quiere hacerse sentir.

En las comisiones legislativas de Justicia y la de Seguridad Pública y Comunicaciones, se perfilan para repetir los leoneses Cristina Márquez y Rolando Alcántar, quienes tampoco mostraron voluntad para exigir cuentas. Veremos ahora.

También por ley existe un Consejo Externo de Consulta que se supone está para dar recomendaciones o propuestas que auxilien a la Fiscalía en sus funciones.

El titular es el oftalmólogo Luis Alanís Villarreal, administrador de Servicios en el Municipio de León y en sus ratos libres encabeza el Club Rotario de León, el espacio donde compartió Zamarripa su visión de la violencia en Guanajuato.   

Este Consejo se instaló en enero del 2020 y lo completan Héctor Eduardo Webb Cruces, Alfonso Sánchez, Ignacio Téllez Manrique y Herminio Rangel Gutiérrez. 

No pregunten sobre el trabajo en año y medio porque nada se sabe.  
 

Marko, arranca en León

 

El michoacano Marko Cortés arranca la búsqueda de su reelección como Presidente de Acción Nacional en uno de los municipios que más votos le dio: León.

Marko anunció en días pasados su intención de contender por un nuevo periodo como dirigente nacional, por lo que solicitó licencia y el Comité Ejecutivo Nacional  está encabezado de manera interina por Héctor Larios y Víctor Ramírez.

La tarea ahora es empezar a recabar las firmas que se requieran para el registro como candidato y, para pedir el apoyo, tiene programada una reunión León. No se sabe más pero seguro está invitada su gran amiga la alcaldesa electa, Alejandra Gutiérrez, a quien nombró como Coordinadora Nacional de Alcaldes del PAN.

Desde ese espacio panista Alejandra será pieza clave en la campaña de Marko. Pero no es la única, Cortés mantiene también una cercana relación con la senadora leonesa, Alejandra “La Wera” Reynoso, una de la quincena de legisladores panistas que recibieron a Santiago Abascal, líder del ultraderechista partido español Vox.

Aquí el PAN ganó 22 alcaldías (con derrotas que no podrá olvidar en Salamanca otra vez, San Miguel de Allende y Silao), ganó 21 de 22 distritos locales y 13 de 15 federales. Marko pisó varios de los municipios de Guanajuato para abrir campañas.

Con Alejandra estuvo en su primer día en Poliforum León y en el cierre en la Plaza Principal. Son amigos desde que fueron compañeros en el Congreso de la Unión.

Diego Sinhue y Miguel Márquez pudieran no estar convencidos de Marko, pero tampoco se advierten como un obstáculo para su candidatura, menos aún ahora que el gobernador de Querétaro, Pancho Domínguez, decidió que no competirá. 

Los mandones del PAN Guanajuato prefieren no pelear ni hacer olas, y que les respeten manga ancha en la definición y reparto de candidaturas para el 2024.

En el arranque quedan Adriana Dávila y el tabasqueño Gerardo Priego, quien en días pasados estuvo de visita en la entidad sondeando respaldos para su causa.

La elección de la nueva dirigencia nacional y del Comité Estatal será el 24 de octubre, tienen derecho a votar los más de 14 mil militantes en Guanajuato. No es una decisión menor, enfrente tienen la durísima elección presidencial del 2024.

En Guanajuato todavía nadie levanta la mano para dirigir o administrar el PAN, sigue siendo el secretario general, el irapuatense Lalo López Mares, el perfilado.

Lugar para la Torre Médica

 

La torre de consultorios de especialidades para el Hospital General de Irapuato causa polémica, las autoridades defienden el proyecto y grupos sociales se oponen.

Todo estaba listo para que el 3 de septiembre se diera el fallo de la licitación y el 13 del mismo mes iniciar con la tan esperada obra, pero parece que no será así.

Agenda Ambiental y Planeta 4 intensifican las presiones para pedir que el proyecto sea cambiado de lugar. El problema es que será construida en un terreno del Parque Irekua, donde 19 árboles serían trasplantados y se retiraría la vegetación.

Esto desencadenó que los grupos ambientalistas promuevan un amparo para suspender provisionalmente los trabajos y hasta pedir que se suspenda la donación del terreno, realizada por el Ayuntamiento.

A la polémica se sumó la alcaldesa electa por el PAN, Lorena Alfaro García, quien primero dijo que el gobierno debía reconsiderar la ubicación del proyecto y después que era tema que le correspondía al Gobierno del Estado.

Esa postura de Lorena extrañó a varios, entre ellos al alcalde Ricardo Ortiz que defiende a capa y espada el proyecto por el beneficio social que traería, dice. No es la primera vez que el Alcalde considera infundadas las peticiones ambientalistas.

Ortiz Gutiérrez defiende que lo más importante es llevar servicios de salud de calidad a los ciudadanos y el trasplante de los árboles lo ve como un mal menor.

Al final, no se sabe aún qué pasará con esta obra pública que compromete una inversión de más de 120 millones de pesos y se tendrá que esperar a ver cómo actuará el Gobierno del Estado ante el amparo hoy con suspensión provisional.
 

“Descomunicación”

 

Comunicación Social y Eventos en Celaya fue un auténtico dolor de cabeza para la alcaldesa Elvira Paniagua, pasaron cuatro directores en el trienio. 

Esta semana se confirmaron los rumores y Lynnett Rubio presentó su renuncia. La postura oficial es que le ofrecieron otro trabajo que la requería antes de que finalizara la administración municipal (9 de octubre es el último día).

Lo cierto es que a la ahora ex Directora no le gustó nada que la dejaran de lado en la elaboración y organización del Tercer Informe de Gobierno.

Nuevamente sale a relucir el nombre de su jefa directa, la secretaria particular Omayra Morales Rodríguez, quien fue una piedra en el zapato con tres de los cuatro directores de Comunicación.

Al inicio  estuvo al frente Francisco Hernández Estrada, quien tampoco supo lidiar con la mala imagen con la que comenzó el Gobierno Municipal ante la crisis de inseguridad que vivía Celaya, por lo que solo duró poco más de un año.

Luego entró la queretana Susana Briseño quien duró dos meses y al ver el embrollo en el que se había metido mejor presentó su renuncia por motivos personales a finales de 2019.

El tercero fue el también queretano Gustavo Gómez Hernández con quien parecía que la relación entre medios de comunicación y la Alcaldesa mejoraba. Pero en junio de 2020 Omayra Morales lo despidió sin darle motivos.

Previo a ese despido, Elvira Paniagua había asistido a una entrevista en una radiodifusora donde hizo click con Lynnett Rubio a quien invitó a ser la nueva Directora, cargo que ocupó desde junio de 2020.

En poco más de un año, Lynnett poco pudo hacer para mejorar la imagen de la Alcaldesa y su relación con los medios nunca terminó por ser buena. 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?