Fuga del ‘Pabellón de cancerosos’ del Incan

Alexander Solzhenitsyn, premio Nobel de literatura en 1970 escribió la novela autobiográfica que lleva el título de esta columna, basada en sus recuerdos del tratamiento médico que recibió en el hospital de oncología en Tashkent en 1954.

Avatar del

Por: Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba

Alexander Solzhenitsyn, premio Nobel de literatura en 1970 escribió la novela autobiográfica que lleva el título de esta columna, basada en sus recuerdos del tratamiento médico que recibió en el hospital de oncología en Tashkent en 1954. Luchador social repudiado por las autoridades de su estado citó: “En nuestro país la mentira se ha convertido no sólo en una categoría moral, sino un pilar del Estado” Situación que aplica de manera plena en nuesto México bajo la presidencia de López Obrador y sus secuaces en el Congreso de la Unión, las y los legisladores de Morena, el Verde Ecologista de México y Partido del Trabajo.

La aprobación del presupuesto de egresos de la federación (PEF) 2022 es una evidencia de lo anterior, fue aprobado envuelto en un universo de mentiras con alto contenido en ideología y que supone sería a favor del país con 274 votos de 500.

Por enémisa ocasión, roto el diálogo y la política en el espacio parlamentario de los representantes populares y aprobado el PEF en lo general, fueron presentadas 1,994 reservas presuestales, para mejorar la redistribución en programas que los legisladores consideramos serían mejor para México. Ninguna reserva fue aprobada siquiera para entrar en el análisis, estudio y discusión. La reservas presentadas por los morenistas y sus rémoras de otros partidos, solo fueron para repetir una y otra vez mentiras o descalificaciones, retirándolas con cobardía después de sus peroratas.

En una ocasión, el diputado de Morena Martin Sandoval Soto, quien es Secretario de la Comisión de vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación nos retó a un debate, dijo, honesto y sincero. Le tome la palabra al presentar una reserva que pretendía reasignar 50 millones de pesos de un área administrativa hacia el Instituto Nacional de Cancerología donde se asienta el Registro Nacional del Cáncer, instrumento inserto en la Ley General de Salud que permite identificar la incidencia de los diversos tipos de cáncer; comparar la información internacionalmente y conocer la situación del cáncer en el país, el impacto de las acciones y la creación de nuevas estrategias para su control. Por supuesto, no fue aceptada ni siquiera a discusión.

El debate honesto y sincero no ocurrió por la sordera y la ceguera del partido en el gobierno y ahora lo redacto de manera sucinta estimados lectores: La mortalidad por cáncer de la mujer aumentó un 53% en los últimos 30 años, pasando de 55 a 87 fallecimientos por 100 mil habitantes. La mortalidad por cáncer del hombre aumentó 60%, pasando de 52 a 83 fallecimientos por 100 mil habitantes.

Hace 4 años al estudiar este incremento, el formular políticas públicas para la detección temprana y el tratamiento oportuno orientadas a evitar el dolor, la pobreza y la muerte por cáncer se consideró prioritario. Por ello, el Congreso de la Unión en 2017 incorporó en la Ley General de Salud  como materia de Salubridad General el Registro Nacional del Cáncer cuyo Reglamento, publicado en 2018, lo asignó al Instituto Nacional de Cancerología, autorizándole recursos del Ramo 12 Salud en el PEF a partir del 2019 . Los avances ya eran significativos con miles de casos de nuestra República.

El Programa Sectorial de Salud 2020-2024 publicado en agosto del 2020 en el objetivo 5 establece como una de sus acciones puntuales, el fortalecimiento del Registro Nacional de Cáncer con el propósito de disponer de información oportuna, confiable y veraz que faciliten el diseño e implementación de programas y estrategias a nivel nacional.

Y desde marzo de este año se pasó de la luz a las tinieblas. La estructura y el registro del INCAN desaparecieron de la faz de la tierra; y en el PPEF 2022 no hubo un solo peso asignado. Al no aprobar la reserva presentada, los objetivos de planificación nacional para disminuir el dolor y muerte evitables por cáncer no se lograrán por un lado, por el otro, en su soberbia, el propio gobierno morenista provocará su traspie bloqueando el plan Sectorial de Salud del presidente López Obrador.

La denuncia de desaparición de un registro que tenía grandes avances deberá ser atendido con sabiduría por el Dip. Sandoval Soto solicitando a la Auditoria Superior de la Federación la investigación de un presunto delito.

Estimados lectores, como van las tendencias uno de cada dos de nosotros padeceremos cáncer a lo largo de nuestra vida y moriremos por el cáncer dos mujeres y tres hombres. ¿Cómo planificar lo que este país requiere para prevenir y tratar nuestro pabellón de pacientes con cáncer si el gobierno pierde la brújula con esta facilidad y solo dice mentiras?. Insistiremos en un Registro Nacional del Cáncer “vivo”.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar