Opinión

Gracias por sus cuentos

El fin de semana fue de leer cuentos y narraciones de nuestros lectores que participaron en el concurso de invitación abierta de AM y la Universidad Meridiano. Recibimos 187 textos.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

El fin de semana fue de leer cuentos y narraciones de nuestros lectores que participaron en el concurso de invitación abierta de AM y la Universidad Meridiano. Recibimos 187 textos. Los dividimos entre 6 y a cada editor nos tocaron 30.

Fue un viaje por un bosque arbolado de mentes inquietas y variopintas. Detrás de todo, la presencia de la pandemia y la afectación a nuestras costumbres y hábitos de hace apenas 3 meses. La sorpresa mayor fue la calidad de algunas narraciones, tanto en el lenguaje como en la imaginación. Había una atmósfera común atizada por la angustia, los cambios de humor repentinos y en el cuento ganador, un destello de genialidad sobre la diferencia de estar “adentro y afuera”.

Cuando surgió la idea de convocar a los lectores a teclear sus íntimos pensamientos ya fuera fantasía o realidad, nunca imaginamos una participación tan copiosa. En el futuro podemos invitar a más universidades e instituciones culturales para que, con ayuda, podamos ampliar el número de concursantes. También necesitaremos la colaboración de expertos en literatura para elevar la precisión y la justa apreciación de los trabajos.

En esta ocasión fue un concurso casi lírico, producto de una pregunta periodística. ¿Cómo vivimos encerrados esperando a que el coronavirus nos deje en paz? Para nuestra generación resulta una experiencia extraña, inédita, difícil. Sentimos miedo, alegría, enojo, ternura, amor y, a veces, desesperación. Descubrimos nuestro lado bipolar y el de nuestros familiares. Para muchos resulta ya insoportable el confinamiento.

Hay personas sabias que no desaprovecharon la oportunidad de llevar un diario, como lo recomendaban los viejos.

Escribe lo que piensas, no tengas miedo al papel, olvídate del perfeccionismo, los errores de sintaxis y hasta de las faltas de ortografía, no dejes que la forma te arrebate el contenido, el sentimiento”.

Julia Cameron, extraordinaria maestra de escritores y ex esposa del cineasta Martín Scorsese, recomienda soltar la pluma diario por la mañana. Sin ningún plan, estructura o camino establecido. Si das salida a lo que piensas, como el llamado “flujo de conciencia” en la literatura de James Joyce y Virginia Woolf, fluyen muchas cosas interesantes de nuestro recóndito interior. 

Hace algunos años hice ese ejercicio durante algunos meses. Llené cuadernos y cuadernos con las preocupaciones del momento o las vivencias del día anterior. A veces surgían perlas que resolvían los problemas como si fuera magia. Es como si comenzara a pensar que este artículo está deshilachado porque tal vez esté cansado de escribir sobre política cuando la experiencia vital es tan amplia.

Cameron sugiere usar pluma o lápiz para sentir el trazo variable de la mano, del corazón. Sé que le pasaba a José Ortega y Gasset, el primer maestro del pensamiento que tuve o a Bertrand Russell, quien a pesar de su mente matemática, divagaba en temas que chocaban con su impecable racionalidad.

Ortega se desviaba en cuanto encontraba una metáfora para explicar algo en sus ensayos o para recordar el pensamiento de otro filósofo. Las llamadas “Morning Pages” o páginas matinales de Cameron, se escriben como quien hace meditación o “mindfulness”, ejercicio muy popular durante la epidemia.

Drenamos por la mañana los fluidos del cuerpo y el ejercicio de escribir hace que broten los pensamientos, la ansiedad y en muchas ocasiones da respuestas sorprendentes y claras desde nuestra propia mano. Gracias a todos quienes escribieron para el concurso. No importa su nivel literario ni el grado académico o la calidad intrínseca de sus construcciones del lenguaje. Aseguro que el ejercicio vale la pena en sí mismo y se convierte en un pequeño triunfo personal.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?