Opinión

Homenaje a nuestros médicos

La medicina, es la profesión que quizá requiere mayor preparación académica y es claramente la de mayor vocación de servicio en el mundo.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco*

Este viernes celebramos a nuestros médicos, pues cada 23 de octubre es en México, el Día del Médico. La medicina, es la profesión que quizá requiere mayor preparación académica y es claramente la de mayor vocación de servicio en el mundo. Profesión que requiere hoy mayor número de estudiantes y de proyectos que sustenten su contratación y puesta a prueba por la pandemia Covid, pues los médicos tardan de 5 a 7 años en formarse en la licenciatura. 

En Guanajuato, es donde debemos importar al 60% de los médicos, pues nuestros estudiantes leoneses deben migrar a otras latitudes por la falta da apertura de la Universidad de Guanajuato, lo que se refleja en que trabajan y viven con nosotros cientos de médicos originarios de la Ciudad de México, Jalisco y Michoacán, mayoritariamente.

Celebrarlos, hacerles un homenaje, es porque el Covid nos puso a prueba: a la sociedad, al sistema público de salud, al personal de salud y en particular, a nuestros médicos.

Para quienes tenemos familia de médicos, sabemos lo difícil del proceso de formación y de estilo de vida, y la angustia reciente por la mayor probabilidad de contagio del coronavirus.

Lamentablemente, México es el país en el que más personal de salud han muerto por Covid-19, según el reciente reporte de Amnistía Internacional. A nivel mundial han muerto cerca de 10 mil trabajadores de la salud; de ese total casi el 20% de los fallecimientos han ocurrido en México. Según este informe, el número impresionante de trabajadores de salud que han fallecido en nuestro territorio, es la cifra más alta conocida para un solo país. Fundamentalmente son profesionistas, personal médico, que labora en salas llenas de pacientes con Covid. ¿por qué esta cifra?

Gente querida, médicos cercanos, han muerto por el Covid. Tras muchos meses de pandemia, las personas trabajadoras de la salud siguen muriendo en México a mayor ritmo como lo mide Amnistía Internacional, que en otros países como Brasil y Estados Unidos. La estadística muestra que prácticamente, los fallecidos, formaban parte de las instituciones de salud públicas.

Por eso, debemos cooperar y exigir para asegurar que todas las personas trabajadoras de la salud reciban el equipo de protección adecuado y puedan continuar su trabajo sin arriesgar sus propias vidas. Aún en el descuido, con poco equipo y capacitación suficientes en diversos casos para la lucha contra el Covid-19, el personal médico en los centros públicos de salud del país, sigue dando la batalla. El personal de salud acumula 104,590 contagios de Covid-19 y 1,410 defunciones.

El informe reciente que presentó el director de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, José Luis Alomía, precisó que de los 11 mil 394 casos de contagio entre trabajadores de la salud, 5 mil 841 son del IMSS; 4 mil 160, de la Secretaría de Salud INSABI; 772 casos, del ISSSTE; en los estatales, 210; en los privados, 178; en hospitales de Pemex, 129, entre otros. Destaca la Secretaría de Salud de Guanajuato en la protección de sus médicos y personal de salud, pues gracias a su infraestructura, capacitación y equipamiento para protección, se ha reflejado solo en la muerte de un médico en Juventino Rosas.

La pandemia obliga a repensar el sistema de salud y el proceso de formación de médicos en lugares como Guanajuato que es completamente deficitario y debe importar médicos en las plazas del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud. Debemos seguir valorando a nuestros médicos y reconocer su trabajo, de parte de la sociedad y de parte del gobierno federal, a proporcionar los recursos necesarios a los estados para que, como Guanajuato, sean un ejemplo en atención a la salud y en la protección a sus médicos, a los que, en estos días, honramos.

*  Consejero local del INE.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?