Inteligencia y soledad

Un estudio realizado en cuarenta mil adultos británicos comparó los datos de resonancia magnética del cerebro de los participantes encontrando diferencias entre aquellos que manifiestan sentirse solos y en aquellos que no.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

Un estudio realizado en cuarenta mil adultos británicos comparó los datos de resonancia magnética del cerebro de los participantes encontrando diferencias entre aquellos que manifiestan sentirse solos y en aquellos que no (ver: Nathan Spreng et al., “The default network of the human brain is associated with perceived social isolation”, Nature Communications, 2020; 11 (1).

Este estudio es relevante en el contexto de la pandemia actual que ha enclaustrado a gran parte de la sociedad. La red básica (tr. default network) es un conjunto de regiones del cerebro involucradas en pensamientos internos tales como el recordar, planear, e imaginar y pensar en otros. Los investigadores encontraron que la red básica de la gente solitaria está más fuertemente conectada y sorprendentemente el volumen de materia gris en la red básica es mayor. Al recordar el pasado, concebir el futuro, y pensar en un hipotético presente, la red básica permite que las personas solitarias usen su imaginación, así como los recuerdos del pasado y esperanzas para el futuro con objeto de sobrellevar su aislamiento social. El Dr. Spreng del Instituto de Neurología de Montreal, de la Universidad de McGill, líder de esta investigación, lo explica así: “En la ausencia de las experiencias sociales deseadas, los individuos solitarios se enfocan en pensamientos internos y estas habilidades cognitivas se logran en la red básica del cerebro”.

Por otra parte, dos estudios recientes muestran que las personas inteligentes tienen regiones en el cerebro con mejores conexiones y por tanto interaccionan mejor entre ellas.  Generalmente la inteligencia era atribuida a las diferencias entre regiones específicas del cerebro sin embargo los nuevos estudios sugieren que en personas inteligentes las regiones del cerebro también están mejor interconectadas y por tanto tienen un mejor intercambio de información que en personas de menor inteligencia (ver: 1.- Kirsten Hilger et al., “Intelligence is associated with the modular structure of intrinsic brain networks”, Scientific Reports, 2017; 7 (1); y 2.- Ulrike Basten et al., “Where smart brains are different: A quantitative meta-analysis of functional and structural brain imaging studies on intelligence”, Intelligence, 2015; 51: 10). Los investigadores de la Universidad de Frankfurt en Alemania llegaron a esta conclusión después del cuidadoso estudio de trescientos casos en donde se tomaron dos diferentes regiones del cerebro y se analizó su interacción en el manejo de información durante procesos cognitivos.

Concluyen que: “Las diferentes redes topológicas en las conexiones del cerebro pueden facilitar a las personas inteligentes diferenciar entre la información que es relevante de la que no es, lo cual es fundamental para la realización eficiente de retos cognitivos”. Además de que: “Este estudio muestra que en las personas más inteligentes ciertas regiones del cerebro participan mayormente en el intercambio de información con otras partes de las redes para distinguir la información importante rápida y eficientemente, además de que les permite evitar recibir información irrelevante que sólo introduce distracciones”. Añadiendo que: “Consideremos que estas propiedades en las redes neuronales le permiten a la gente inteligente enfocarse mentalmente suprimiendo o ignorando la información irrelevante”.

A partir de lo anterior es muy probable que las personas inteligentes puedan manejar con menor estrés los periodos de aislamiento social.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?