La supuesta

LA SUPUESTA reforma para eliminar el outsourcing amenaza con ahogar al Gobierno en su propia tramitadera. Para empezar, en la Cámara de Diputados no han podido aprobar el “histórico acuerdo”, porque una cosa son las ocurrencias presidenciales y otra, muy distinta, tener que darle forma legislativa.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

LA SUPUESTA reforma para eliminar el outsourcing amenaza con ahogar al Gobierno en su propia tramitadera. Para empezar, en la Cámara de Diputados no han podido aprobar el “histórico acuerdo”, porque una cosa son las ocurrencias presidenciales y otra, muy distinta, tener que darle forma legislativa.

Y AUNQUE seguramente se terminará aprobando, como diría el clásico del autoritarismo, sin quitarle ni una coma, el problema vendrá cuando las autoridades tengan que aplicar la dichosa ley. Simple y sencillamente no hay manera de que la Secretaría del Trabajo pueda llevar a cabo la revisión de tooodos los puntos de tooodos los contratos que tendrán que registrar tooodas las empresas que subcontraten trabajadores especializados. Ni modo de pensar que la idea es que todo cambie... para que todo siga igual.

A LO MEJOR a Alejandra Frausto se le fue el internet pues, contrario a su costumbre, esta vez no felicitó a un escritor mexicano galardonado en el extranjero. De hecho, la secretaria de Cultura ni un monosílabo emitió porque Enrique Krauze obtuvo el Premio de Historia Órdenes Españolas.

EL SILENCIO de la funcionaria resulta más escandaloso porque recientemente felicitó a Diamela Eltit por haber ganado el Premio Internacional Carlos Fuentes. Dijo que la escritora “puso a la literatura como cuerpo para navegar entre la dictadura en Chile”. Y casualmente a Krauze lo reconocieron, entre otras cosas, “por su compromiso con la defensa de la democracia y de los valores liberales, y por la denuncia de las dictaduras de toda índole, los fanatismos de la identidad, el populismo, y el autoritarismo”.

DA LA IMPRESIÓN de que Alejandra Frausto no cree en una democracia sin adjetivos... sino en una disciplina sin cortapisas.

¡QUÉ RARO lo que está pasando en Toluca! Resulta que el alcalde Juan Rodolfo Sánchez pidió licencia para “concentrarse” en su reelección pero regresó al cargo... ¡al cuarto día!

Y TODO INDICA que no volvió porque quiera cumplir con su deber, sino porque ya se anunció la nueva tanda de vacunaciones en el Estado de México y, evidentemente, el morenista quiere estar ahí para colgarse la medallita. Lo dicho: contra el oportunismo electoral no hay vacunas.

A PROPÓSITO de despropósitos mexiquenses, en Huixquilucan el panismo no cree en la democracia, sino en la monarquía: resulta que Enrique Vargas le va a heredar la alcaldía a su esposa Romina Contreras.

ENTRE los 284 mil 965 habitantes del municipio, el PAN no logró encontrar a nadie más que a Contreras para “competir” por uno de los municipios más ricos del País, haciendo campaña desde mucho a tiempo atrás bajo el parapeto de ser la primera dama.

SI BIEN Huixqui es uno de los municipios en los que viven muchos de los más ricos, paradójicamente su gobierno es muy pobre en cultura democrática.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?