Levantan la voz

Sindicato nacional de trabajadores de las industrias, comercio y servicios en general ‘carrillo puerto’ buscará defender los derechos laborales en GM Silao.

Piden total orden y transparencia en el próximo proceso electoral.

Consideran hay lentitud en el proceso de legitimación de contratos en México.

Avatar del

Por: Francisco Horta

Levantan la voz

 

Ánimo que ya es lunes. Conforme se acercan el comienzo de las votaciones al interior de la planta de General Motors Silao cada uno de los sindicatos que participan en la contienda han venido expresando con mayor fuerza el por qué son la opción más viable para defender los derechos laborales de los 6 mil 500 colaboradores de la armadora estadounidense.

Elsa Daniela Acosta Gutiérrez, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de las Industrias, Comercio y Servicios en General ‘Carrillo Puerto’ por ejemplo denunció 

que las centrales sindicales de Estados Unidos y Canadá, la Organización Internacional del Trabajo y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) intervienen a favor del sindicato de Napoleón Gómez Urrutia para que sea elegido para el Contrato Colectivo en la Planta GM de Silao, Guanajuato.

Acosta Gutiérrez, quien está al frente de uno de los sindicatos que pelea la titularidad de la nueva representación para las elecciones del 1 y 2 de febrero, consideró que los colaboradores de GM están siendo presionados para que voten por Sinttia adherido a la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) que dirige Gómez Urrutia.

En las elecciones participarán, de acuerdo con la convocatoria emitida por la STPS: el Sinttia; los sindicatos cetemistas Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Metalúrgica en la República Mexicana; el Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la Industria del Autotransporte, Construcción, de la Industria Automotriz, Autopartes, Similares y Conexos de la República Mexicana.

También, el Sindicato Nacional de Trabajadores de las Industrias, Comercio y Servicios en General ‘Carrillo Puerto’, que representa Acosta Gutiérrez, quien asegura que la elección es manipulada desde el Gobierno federal, mediante Patricia Juan Pineda, enviada STPS y quien además es socia del papá de la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján y, asesora del FAT o Frente Auténtico del Trabajo, central que acabó con varios sindicatos en Guanajuato hace 40 años.

Advierten

 

Continuando con este tema del proceso de las legitimaciones de los contratos colectivos de trabajo, Tereso Medina secretario Secretario General Adjunto de la CTM señaló que van muy despacio, por lo que será muy difícil que se logren legitimar los más de 550 mil contratos que existen en México antes del 1 de mayo de 2023, lo que podría provocar inestabilidad laboral.

Lentitud

 

Estimó que por muchos contratos se van a legitimar cuando mucho el 10%, para lograrlo se tendrían que estar legitimando cerca de 250 contratos colectivos por día.

Explicó que el 1 de mayo de 2023, con la ley laboral, van a desaparecer muchos contratos colectivos, miles en automático, los que no estén legitimados.

Además comentó que posterior al 2023, muchas empresas van a quedar huérfanas, sin el contrato colectivo, y el riesgo es que, de ahí en adelante, cualquier sindicato puede, como en Silao, hacer la solicitud para la constancia de representatividad con el 30% de la empresa y pueden también apersonarse dos o tres sindicatos más, lo que huele a inestabilidad laboral en el país.

De acuerdo a sus datos hoy las legitimaciones suman aproximadamente 2 mil y estimó que cuando mucho se logrará el 5%, considerando la capacidad que tiene la Secretaría porque le faltan inspectores e instructores.

La CTM representa a nivel país más de cinco millones de trabajadores en estas ramas y de acuerdo al directivo llevan más de 180 legitimaciones de contratos en México y ya están intensificando el proceso y esperan concluirlo a más tardar en mayo.

Advirtió que el sector automotriz se está convirtiendo en un botín para los sindicatos extranjeros, porque la reforma laboral vino Estados Unidos, y las centrales obreras de México no opinaron, tampoco los empresarios de México, y se le dio entrada, como nunca en la historia, a la presencia de organismos extranjeros en el país como sucedió en Silao.

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar