Más allá

Más allá de la gran regresión que traería la contrarreforma energética, otro asunto preocupa a los analistas del sector: la visión en la que se basa la propuesta pareciera no considerar que la demanda de electricidad crecerá en los próximos años.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

Más allá de la gran regresión que traería la contrarreforma energética, otro asunto preocupa a los analistas del sector: la visión en la que se basa la propuesta pareciera no considerar que la demanda de electricidad crecerá en los próximos años.

Y es que en ningún lado se explica cómo es que la CFE, que dirige Manuel Bartlett y que actualmente pierde dinero en la generación de energía, obtendrá recursos para construir y operar nuevas plantas además de seguir controlando -monopólicamente- la transmisión, distribución y la venta al usuario final.

Para colmo, está el gigantesco problema de que productos manufacturados con energía sucia no podrían ser exportados, lo que generaría pérdidas multimillonarias en México cada año.

Vista la composición actual del Congreso de la Unión pareciera improbable, pero si la 4T lograra que se apruebe la propuesta en sus términos actuales, hasta la cancelación del Aeropuerto de Texcoco quedará en la historia como un "error menor" comparada con el tamaño de problema en el que meterían al país.

***

Desde que Carlos Salinas posicionó la marca "Solidaridad" como una multiherramienta política, económica, social y, por supuesto, electoral, no se había visto a otro mandatario crear un andamiaje semejante... hasta que llegó "Bienestar".

El priista le puso su marca al pacto económico, a su programa social (Pronasol), y a los planes de construcción de carreteras, mejora de escuelas, empleo y hasta a la creada ex profeso Secretaría de Desarrollo Social cuyo acrónimo era Sedesol.

Más de 30 años después, la 4T le cambió el nombre a Secretaría de Bienestar y ha sumado al Banco del Bienestar, al Gas Bienestar, al Instituto de Salud para el Bienestar, a las Universidades para el Bienestar y hasta las Pensiones y Tandas del Bienestar, más lo que se acumule.

Si es cierto que la imitación es la mejor y más sincera forma de halago, parece que Andrés Manuel López Obrador se la pasa halagando a quien durante años ha sido su villano neoliberal favorito.

***

Cuentan que a pesar de que ya ni Olga Sánchez Cordero despacha en Segob ni Julio Scherer en Presidencia, en el equipo de la hoy presidenta del Senado quieren cobrarle los platos rotos al ex consejero jurídico.

Y que por eso buscan sembrar acusaciones contra el abogado, a quien culpan de que su jefa nunca tuviera ni el poder ni la influencia que tiene su sucesor, Adán Augusto López.

Eso sí, quienes saben cómo se guisan el pejelagarto y los tamales de chipilín dicen que están tocando a la puerta equivocada, pues quien tenía tan limitada a la ex secretaria vive ¡en Palacio Nacional!

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?