Menos mal

Menos mal que por fin quedó integrada la Comisión de Energía de San Lázaro, pues así sus integrantes podrán abrirse ante sus electores sobre el electrocutante tema de la contrarreforma eléctrica.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

Menos mal que por fin quedó integrada la Comisión de Energía de San Lázaro, pues así sus integrantes podrán abrirse ante sus electores sobre el electrocutante tema de la contrarreforma eléctrica. En medio de todas las reacciones que ha provocado la iniciativa nostálgica de los monopolios, sería bueno conocer pa' dónde tiran las y los diputados que dictaminarán la propuesta del Poder Ejecutivo.

De algunos se da por descontado que darán el sí, nomás porque sí, como el propio presidente de la comisión (¡por algo lo pusieron ahí!), Manuel Rodríguez González, y su compañera morenista Manuela Obrador, prima de ya saben quién. Lo mismo el petista con nombre de telenovela: José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña.

Con sus aliados del Partido Verde y del PT, Morena cuenta con 25 de los 44 votos de la Comisión de Energía, por lo que en teoría debería aprobar la iniciativa sin contratiempos. Pero en la realidad se sabe que algunos grupos dentro de la propia 4T ven la contrarreforma más como un peligro, que como un beneficio.

*

¿Alguien sabe dónde se metió Rogelio Ramírez de la O? Resulta extraño que el responsable de las finanzas nacionales no haya salido a hablar sobre la contrarreforma eléctrica que está proponiendo su jefe, el Presidente. Se le echa de menos, primero, porque los mercados y los inversionistas confiaban en que sería la voz de la prudencia en el gabinete. Y, segundo, porque en caso de aprobarse la iniciativa, a él le tocaría lidiar con la pérdida de ingresos y el brutal incremento del gasto de la CFE. Ni modo de pensar que se quedó afónico.

*

También las buenas noticias son noticias y esta semana, por primera vez en mucho, pero mucho tiempo, la Ciudad de México tuvo ¡cero homicidios! Y no fue sólo un día, sino durante dos seguidos. Habrá quien diga que es poco, pero la realidad es que comparado con la tendencia nacional, que se mantiene en cifras preocupantes, el dato destaca por sí mismo. El parte rendido por las tropas del jefe policiaco, Omar García Harfuch, seguramente hará sonreír a Claudia Sheinbaum.

*

Primer acto: Un viejo lobo de mar de la política nacional se convierte, desde la propia izquierda, en el crítico más punzante del rumbo que ha tomado la 4T. Este político de 88 años lleva meses solicitando una reunión con el presidente de la República, pero no le abren espacio en la agenda de Palacio Nacional.

Segundo acto: El experimentado político es invitado de honor al Senado para la entrega de la "Medalla Belisario Domínguez" a su compañera de luchas, la economista Ifigenia Martínez.

Tercer acto: el Presidente decide no asistir a la misma ceremonia, pese a que la tradición y el protocolo establecen que debe estar presente el jefe del Ejecutivo. ¿Cómo se llamó la obra? Quién le teme a Porfirio Muñoz Ledo.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?